Cádiz: Las negociaciones para construir las cinco corbetas a la dictadura saudí “muy avanzadas”

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha asegurado este martes que las negociaciones para la construcción de cinco corbetas (como la de la foto adjunta) en los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz para Arabia Saudí “están muy avanzadas”. Además, ha valorado el viaje del Rey Felipe VI porque “puede influir de manera importante”, lo cual demuestra “el compromiso de la Casa Real con todo lo que es bueno para nuestro país”. El viaje ha sido postergado a última hora por la muerte de un príncipe de la Casa de los Saud.

En declaraciones a los periodistas en Dos Hermanas (Sevilla), Sanz ha señalado que el contrato para la construcción de las cinco corbetas “puede llegar a considerarse uno de los mayores contratos que nunca hayan tenido” los astilleros, ya que “significarían cinco años de actividad y más de 2.000 empleos vinculados a esos contratos”.

En este sentido, ha añadido que “hablamos en estos momentos de más de 8,5 millones de horas de carga de trabajo que hemos conseguido acumular con un gran esfuerzo comercial y de trabajo, y solo ese contrato puede significar ocho millones de horas de trabajo”.

El delegado del Gobierno en Andalucía ha valorado “el compromiso de la Casa Real con todo lo que es buenos para nuestro país en cuanto a trabajo, empleo, oportunidades de formación y en cuanto a desarrollo de una industria tan importante en el mundo como es la industria naval, en concreto a la Bahía”.

Por otra parte, Sanz ha asegurado que se trata de “un paso más en la apuesta del Gobierno y que confirma algo por lo que venimos trabajando todos estos años, por fortalecer la industria naval de la que dependen miles de puestos de trabajos”, ya que “no hablamos solo de los 2.000 trabajos directos de plantilla, es que suponen 15.000 trabajos a los diferentes contratos que tiene astilleros”. “Supone una ratificación definitiva de la apuesta que el Gobierno hace por los astilleros en la Bahía”, ha concluido.

Rechazo de las principales ONGs y apoyo de los “alcaldes del cambio”

El próximo enero se cumplirá un año del anuncio que hizo el Gobierno saudí sobre la adjudicación a España de un ambicioso contrato naval. Se trata de la construcción de cinco corbetas, que supone una inversión superior a los 3.000 millones de euros.

El acuerdo incluye también el mantenimiento de los buques y el adiestramiento de su tripulación. De esta forma, Navantia entabla una relación comercial con Arabia que abre la puerta a nuevos encargos. No hay que olvidar que la Marina saudí tiene prevista la renovación de su flota y España compite en este asunto con otras potencias internacionales. De momento, la empresa española ha ganado la primera batalla.

El contrato se dio por cerrado el pasado enero, pero las negociaciones para formar Gobierno en España tras las elecciones del 20-D y la caída del precio del crudo fueron los argumentos expresados por Riad para dilatar la firma. Ambas dudas ya están superadas. El precio del crudo se ha recuperado y España ya cuenta con un Gobierno.

El anuncio sobre la construcción de barcos de guerra para Arabia Saudí ha sufrido varios altibajos a lo largo de los últimos doce meses. La iniciativa saudí de contratar a Navantia como su proveedor naval recibió el rechazo de varias organizaciones internacionales, que acusan al gobierno de Riad de no respetar los derechos humanos.

Fueron varias organizaciones sociales y ecologistas (Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón) las que enviaron una carta a Navantia exigiendo el freno a la venta de armamento “a un país que no respeta los derechos humanos”, según manifestó FundiPau.

Estas organizaciones recordaron el conflicto bélico que Arabia mantiene con Yemen y que ha provocado 6.000 muertes y en el que seguramente serían utilizadas las nuevas fragatas, como parte del bloqueo marítimo al país. “la exportación de estas fragatas -en realidad corbetas- supondría una clara violación del derecho internacional, incluidos el Tratado sobre Comercio de Armas”, señaló Oxfam Intermón.

Obviando todo lo relacionado con los derechos humanos y el belicismo saudí, y justificándolo al igual que el Gobierno en la creación de empleo, los “alcaldes del cambio” donde se llevaría a cabo la construcción de los navíos de guerra, los de Cádiz, El Puerto y Ferrol, los tres vinculados a Podemos, se muestran a favor de este acuerdo amparados en el paro que registran sus comarcas. Tanto José María González, alcalde de Cádiz, como Jorge Suárez, regidor de El Ferrol, manifestaron un apoyo incondicional y sin fisuras al contrato. También los sindicatos  UGT y CC.OO. en los astilleros de Navantia.

(Fuentes: Puerto Real Hoy / La Voz de Cádiz)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *