Puerto Rico: Los pro-norteamericanos del anexionista PNP ganan las elecciones

Los comicios en la isla, celebrados este martes, fueron ganados por el Partido Nuevo Progresista (PNP), partidario de la anexión norteamericana pasando Puerto Rico a ser un Estado más de los EE.UU., que también logró recuperar el control de la Cámara de Representantes y el Senado, que en el último cuatrienio estuvo en manos del  Partido Popular Democrático (PPD), partidario de mantener el estatus quo actual de Puerto Rico como Estado Libre Asociado.

En las elecciones a Gobernador triunfó el candidato anexionistaRicardo Rosselló (foto adjunta), del PNP, partido que también logró recuperar el control de la Cámara de Representantes y el Senado caribeño, que en el último cuatrienio estuvo en manos del oficialista Partido Popular Democrático (PPD), que llevó esta vez a la cabeza de su lista a David Bernier, un odontólogo de 29 años, que fue ministro de Estado.

El PNP ganó la gobernación de Puerto Rico,  así como la representación en Washington y controlar las dos cámaras legislativas, al desplazar al oficialista PPD. “Hoy comenzó la ruta hacia la transición de tener la igualdad plena que solamente nos otorga la estadidad (anexión)”, dijo al agradecer su victoria el hijo de 37 años del dos veces gobernador Pedro Ricardo Rosselló.

El aspirante oficialista del autonomista Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, de 39 años, aceptó la derrota y anunció que se mantendrá trabajando por el país y por la transformación del PPD, que ha tenido una jornada difícil, aunque retiene 45 alcaldías contra 33 por el PNP.

Con alrededor de un 55% de participación, del total de un millón 555 mil 291 votos contabilizados, Rosselló obtuvo el 41,76% de los votos emitidos, seguido de Bernier con el 38,93%. Los independientes Alexandra Lúgaro con el 11,11% y Manuel Cidre con 5,72% quedaron respectivamente en tercer y cuarto lugar. La senadora María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), logró el 2,13%, y Rafael Bernabe, del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), obtuvo el 0,34%.

La diputada Jenniffer González, vicepresidenta del PNP, ganó la comisaría residente en Washington, la primera mujer en lograr esa posición ante el Congreso de Estados Unidos, donde tendrá voz, aunque sin derecho a votar. Debido a que Puerto Rico no es estado de la nación estadounidense, no tiene derecho al voto en el Congreso. Sin embargo cuenta con un representante, el Comisionado Residente, electo por mayoría simple en esta elección general.

El PNP también consiguió la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado puertorriqueños, que controlaba el PPD. La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, del ala soberanista del PPD, tuvo una holgada victoria superior con 52 por ciento de los votos.

Cruz Soto superó al anexionista Leo Díaz Urbina, quien realizó una campaña de duros ataques a su gestión, además de acusarla de financiar actividades violentas contra la junta de control fiscal impuesta por Estados Unidos. Entre las candidaturas a la gobernación, la gran sorpresa la constituyó la independiente Alexandra Lúgaro, quien obtuvo 172 mil 818 votos.

Durante su campaña, Rosselló González se enfocó en promover la anexión de la Isla como estado 51 de los Estados Unidos, meta del PNP. Además, aprovechó de los escándalos que han rodeado los últimos meses al Partido Popular Democrático (PPD), principalmente por el escándalo de corrupción del convicto ex recaudador del PPD, Anaudi Hernández Pérez, que ha salpicado a múltiples políticos en la Isla. Desde los inicios de la contienda electoral, Rosselló Nevares se había mantenido al frente de las encuestas.

El PCPR afirma que los resultados electorales muestran la  inutilidad electoral

El Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR) afirmó ayer que los resultados de las elecciones en el país demuestran su ”inutilidad” ante las necesidades y las aspiraciones de libertad política de las masas trabajadoras.

“Una vez más las masas trabajadoras en el territorio de Puerto Rico fuimos sometidas al circo electorero colonial montado sobre una campaña despiadada de mentiras y manipulaciones que no hicieron más que confirmar su podredumbre”, expresó la Comisión Política sobre los comicios celebrados en la víspera, ganados por el anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP).

A pesar de esto, aclaró, los partidos tradicionales reflejaron una seria crisis de legitimidad, que salpicó a las nuevas formaciones políticas llamadas emergentes como, sin mencionarlo, el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), así como candidatos independientes, por su carácter capitalista y por no ser capaces de ofrecer salidas viables a la apremiante realidad de esta isla del Caribe.

La organización de los comunistas boricuas destacó la considerable disminución en términos porcentuales de la participación electoral de las masas trabajadoras en los últimos años. “Las elecciones reflejaron que la clase dominante de Estados Unidos, como la de Puerto Rico, renunciaron a toda pretensión democrática con la imposición de una dictadura materializada en la junta de Wall Street”, como denomina el PCPR el organismo de siete miembros impuesto por la ley federal Promesa.

Los comicios en la isla fueron ganados por el candidato anexionista Ricardo Rosselló, del PNP, que también logró recuperar el control de la Cámara de Representantes y el Senado, que en el último cuatrienio estuvo en manos del oficialista Partido Popular Democrático (PPD), que llevó a la cabeza de su boleta a David Bernier, un odontólogo de 29 años, que fue ministro de Estado.

La declaración del PCPR subraya la disminución de la participación del pueblo en la jornada electoral, que esta vez rondó el 55 por ciento, muy por debajo del 80 por ciento que tradicionalmente se movilizaba con este fin.

Los comunistas criticaron a aquellos que impulsan las candidaturas independientes porque, a su juicio, no contribuyen al cambio que pregonan. “El cambio lo argumentaban los mismos culpables de la debacle y la corrupción del régimen actual; la misma casta parasitaria y corrupta haciendo lo mismo que han hecho durante décadas”, sostuvo.

La Comisión Política del PCPR destacó que “luego de la borrachera electorera, los resultados de la contienda demuestran la inutilidad del evento”. Aclaró que la importancia fundamental que los resultados de las elecciones puertorriqueñas tienen es que los partidos y “candidatos independientes”, a pesar de sus minúsculas diferencias, se aliaron en un propósito fundamental: apuntalar el régimen capitalista en la colonia, en referencia al dominio que mantiene Estados Unidos desde 1898.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *