Huelva: Greenpeace pide a la Junta solucione el problema de los fosfoyesos y el gasístico de Doñana

Dirigentes de la organización conservacionista Greenpeace pedirán hoy en una entrevista al Consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, una mayor implicación para solucionar los principales problemas ambientales de Andalucía.

En la agenda de esta entrevista “estarán los casos más graves de impacto ambiental” en Andalucía, como el retraso en la demolición del hotel ilegal de El Algarrobico, los permisos para que Gas Natural Fenosa almacene gas en el Espacio Natural de Doñana, o el plan de recuperación de las balsas de fosfoyesos en Huelva, según ha informado hoy Greenpeace en un comunicado. “Andalucía tiene pendiente asuntos ambientales de calado y Greenpeace exigirá al consejero una mayor implicación para resolverlos”, señala el comunicado.

En opinión de Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace, “llevamos más de 15 años con dos de las agresiones ambientales más flagrantes de España: el Algarrobico y las balsas de Fertiberia, y la Junta sigue sin ser contundente con ambos casos”.

Greenpeace pedirá también que la Junta de Andalucía proceda a establecer una fecha de demolición del hotel de El Algarrobico y un calendario de desmantelamiento junto con la nueva ministra de Medio Ambiente, para que esta playa vuelva a su estado natural. También demandará de nuevo estar en la Comisión Mixta que la Junta de Andalucía y el Gobierno central han formado para resolver este asunto.

Respecto al proyecto de Gas Natural para extraer y almacenar gas en Doñana, Greenpeace entregará a Fiscal el estudio técnico, en el que la organización ha participado, sobre el peligro sísmico de la zona y que desaconseja absolutamente, con datos científicos, este proyecto ante el que “también exigirá a la Junta firmeza para detener definitivamente los propósitos de la empresa”.

Otro problema que planteará Greenpeace será el de las balsas de fosfoyesos existentes a escasos 500 metros de la ciudad de Huelva y que, tras más de un lustro desde el cese de los vertidos por parte de la empresa Fertiberia, el 31 de diciembre de 2010, aún no han comenzado los trabajos de descontaminación y recuperación de las marismas del río Tinto.

Campaña de firmas contra el proyecto de Gas Natural en Doñana

Además, Greenpeace ha lanzado una campaña de recogida de firmas contra el proyecto “Marismas” de Gas Natural que “pone en riesgo el entorno único de Doñana”, mientras que la filial Petroleum Oil&Gas ha asegurado que el trabajo se desarrollará fuera del Parque Nacional “sin ninguna afección medioambiental”.

“No necesitamos a Gas Natural en Doñana. Es más, no necesitamos más gas natural”, ha indicado la organización ecologista en un comunicado. “No solo por hipotecar el futuro de la región, de sus gentes y del medio natural, sino porque el gas natural no es una alternativa sostenible”.

Greenpeace ha denunciado que se pone en riesgo un punto emblemático para la biodiversidad a escala mundial, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994, y que alberga especies como el lince ibérico, el águila imperial y seis millones de aves migratorias. Por eso ha propuesto mantener los combustibles fósiles bajo tierra y apostar por las energías renovables.

El proyecto de Marismas da continuidad al trabajo que Petroleum Oil&Gas lleva desarrollando en la provincia de Huelva “sin ninguna afección medioambiental en los últimos 30 años”, según han señalado desde la compañía, filial de Gas Natural Fenosa, que ha extraído más de 13.000 GWh de gas del subsuelo, equivalentes a siete años de consumo convencional de Andalucía. A la vez cuenta con cuatro subproyectos “Marismas Occidental”, “Saladillo”, “Marisma Oriental” y “Aznalcázar”, y “se desarrollan fuera del Parque Nacional de Doñana”.

El primero de los subproyectos, Marismas Occidental, ya funciona como almacén de gas, tras recibir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y la Autorización Ambiental Unificada (AAU) por parte de la Junta de Andalucía.

En enero de 2013, tras un largo proceso de evaluación medioambiental, los otros tres subproyectos recibieron la DIA favorable por parte del Ministerio y están a la espera de que la Junta termine la tramitación. Sin embargo, el consejero andaluz de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, denegó el pasado mes de julio la autorización ambiental unificada al proyecto Marismas Oriental, por su afección negativa a este espacio natural. La campaña de firmas de WWF contra el proyecto Marismas Oriental consiguió entonces más de 11.000 apoyos.

(Fuente: Huelva Hoy)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *