Huelva: Protesta en el puente del Guadiana contra el proyecto gasístico de Doñana y el petrolero del Algarve

Miembros de diversas organizaciones ciudadanas y ecologistas se concentraron el domingo en el puente internacional sobre el Guadiana que une la localidad andaluza de Ayamonte con Vila Real de Santo Antonio (Portugal) para mostrar su rechazo tanto al proyecto de Gas Natural en el entorno de Doñana como a las prospecciones de petróleo en playas del Algarve.

Cerca de 300 participantes de diversos colectivos ecologistas andaluces (Mesa de la Ría de Huelva, Amigos de Doñana o asociaciones nacionales como WWF o Greenpeace), así como de una veintena de asociaciones portuguesas (Tavira em Transição entre otras), se han desplazaron a la pasarela peatonal del puente internacional del Guadiana, que une España y Portugal a través de las localidades de Ayamonte (Huelva) y Vila Real de Santo Antonio, para protestar contra ambos proyectos de extracción y explotación de energías no renovables (gas y petróleo).

La acción, denominada “Puentes por el Clima”, animaba al resto de la ciudadanía a unirse en los puentes que comunican a los pueblos, dándose las manos, para así simbolizar la defensa de los habitantes del planeta. Los convocantes consideran que estos proyectos tienen impactos transfronterizos por los que es necesaria una movilización de la ciudadanía a ambas orillas del Guadiana contra estos proyectos, dado que se pone en riesgo tanto ecosistemas terrestres como litorales y marinos únicos, así como actividades económicas y sociales tan importantes como la actividad pesquera o el turismo sostenible.

Según ha informado Juan José Carmona, portavoz de WWF en Andalucía, el acto ha culminado en la linde entre ambos países con la lectura de un manifiesto para denunciar la existencia de actividades industriales que tienen impactos transfronterizos que “ponen en riesgo tanto ecosistemas terrestres como litorales y marinos únicos, así como actividades económicas y sociales tan importantes como la actividad pesquera o el turismo sostenible, a ambas orillas del Guadiana”.

De esta manera, la concentración ha servido, en palabras de Carmona, “para unir puentes entre los colectivos de ambos países para en un futuro desarrollar iniciativas y proyectos para la defensa conjunta de nuestro ecosistema y la economía tradicional”. Esa cooperación transnacional “se ha hecho patente al concertar un encuentro para dentro de dos semanas y realizar entre todos una cadena humana en el puente justo después de leer el comunicado”, ha explicado.

En el mencionado manifiesto de la protesta se hace referencia a que la era de la energía fósil “ha llegado a su fin”. “No podemos hablar siquiera de una transición a las energías renovables, no queda más tiempo para salvar el planeta de un calentamiento sin retorno”, señalan.

“Ha llegado la hora de que los pueblos y sus representantes apuesten de verdad por las energías limpias y renovables al margen del carbón, del gas y del petróleo, como alternativas a la energía fósil y a los intereses espúreos de quienes la defienden”, indica el escrito, que recuerda que el planeta “no soporta más emisiones de gases invernadero a la atmósfera, más perforaciones ni sondeos, más extracciones, más contaminación de acuíferos ni más fracking”, así como los “engaños de una industria extractiva que arruina inexorablemente nuestro planeta, nuestro presente, nuestro futuro y el de las próximas generaciones”.

A juicio de los convocantes, ya existe tecnología suficiente para que los gobiernos apuesten, junto con la eficiencia energética, en una nueva energía descarbonizada, “sin más dilación que ponerse a trabajar y legislar para ésta y las futuras generaciones”.

(Fuentes: Diario de Huelva / Huelva Hoy / La Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *