Granada necesitará casi 30 años para volver al nivel de paro anterior a la crisis

Granada tiene 127.600 personas sin trabajo. Es lo que dice la última Encuesta de Población Activa del INE, publicada el pasado viernes, referida al tercer trimestre de este año, julio-septiembre. Son 17.500 parados menos que el trimestre anterior. Pero es que en ese periodo, abril-junio, el desempleo subió en 14.200 personas. Y el anterior también subió el paro. Y antes bajó….

Granada va aumentando y disminuyendo su cifra de parados según la época del año, al vaivén del turismo, las campañas agrícolas o las comerciales de Navidad. Si miramos un periodo más largo, los últimos doce meses (del tercer trimestre de 2015 al tercer trimestre de este año) la provincia ha reducido el desempleo en 2.800 personas.

A ese ritmo, Granada necesitaría casi 30 años para volver al nivel de paro que había antes de la crisis. Tres décadas, casi una vida laboral. Pasar de los 127.600 parados actuales a los 44.600 que había en el tercer trimestre de 2007, antes de que empezara la sangría de despidos -primero en la construcción y después en el resto de sectores-, nos llevaría 29,6 años si cada año bajamos el paro en 2.800 personas. Hagan las cuentas.

La situación no es la misma, ni mucho menos, a nivel nacional. En el último año España ha disminuido el paro en 530.000 personas, un 11% (Granada sólo un 2,2%). En el país hay 4.320.800 personas desempleadas. Para volver a 1.806.200 parados que había en ese tercer trimestre de 2007, antes de la crisis,  España necesitaría 4,7 años con el ritmo de reducción de empleo de los últimos doce meses. Menos de cinco años en España, casi 30 en Granada. Ese es el panorama.

La economía granadina se está mostrando incapaz de reducir el paro al ritmo al que lo hace el conjunto del país. La tasa de paro de Granada está ahora más lejos todavía de la media que hace un año. En el periodo julio-septiembre de 2015 la provincia tenía un 29,7% de parados sobre la población activa, 8,5 puntos más que la de España, que era un 21,2%. Un año después, España ha reducido el porcentaje hasta el 18,9% y Granada se ha quedado casi igual, en el 29,1%, pero más lejos, a 10,2 puntos de la media.

La provincia, al tener una tasa de paro mucho más alta que la española, debería reducir el paro a un mayor ritmo que la media para recortar distancias. Pero está pasando lo contrario, el desempleo desciende en Granada a un ritmo más lento (11% en España en el último año, 2,2% en Granada), con lo que la provincia, en de acercarse, se aleja.

Desde que el paro llegó a su punto más alto durante la crisis, en 2013 (en España fue en el primer trimestre de 2013, con 6.278.200 parados, y en Granada dos trimestres más tarde, con 172.100 desempleados), España ha reducido su número de parados un 31%, mientras que Granada, un 26%.

Además, Granada partía de una tasa de paro descomunal, el 38% de la población activa (el tope en España fue del 26,9%), con lo que tenía por delante una enorme losa que no ha logrado reducir al ritmo necesario, un ritmo que incluso se ha desinflado en el último año, mientras España ha seguido disminuyendo su nivel de paro a la misma velocidad o incluso superior, pese a todos los peros de precariedad laboral que se puedan poner, que son muchos.

Pero el caso es que Granada no logra crear el empleo suficiente para bajar sensiblemente su nivel de paro. En el último año la provincia ha aumentado su población ocupada en un 1%, y España en un 2,65%, más del doble. Así resulta imposible reducir el desempleo y acercarse a la media española, a no ser que los parados se vayan en masa fuera de Granada o renuncien a buscar empleo y, por tanto, desaparezcan de la Encuesta de Población Activa.

(Fuente: El Independiente de Granada)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *