Brasil: La policía irrumpe a tiros en la escuela de formación del MST. Comunicado del MST

Policías brasileños irrumpieron ayer en la escuela de la organización campesina MST (Movimiento de los Sin Tierra), con armas letales, de forma agresiva y violenta, y  sin una orden de búsqueda y captura.

Amenazando con sus pistolas y con disparos al suelo, amedrentaron a personas que estaban en la escuela que está realizando actividades de capacitación con representantes de más de 30 países. En la ENFF estudian jóvenes de toda América Latina.

La operación, dirigida por la Policía Civil de Paraná, comenzó en la mañana de ayer viernes 4 de noviembre. La policía allanó sin orden judicial el predio y derribaron la puerta de la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF) en Guararema, Sao Paulo (foto adjunta).

Desde el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil, informan que dos jóvenes que se encontraban en la escuela fueron detenidos. Durante la irrupción policial, para aumentar la represión y asustar a la gente del lugar, la policía efectuó disparos con armas de fuego. Un militante fue alcanzado por esquirlas de bala.

El MST exigió el compromiso del gobierno para tomar las medidas que frenen la violencia contra la Escuela. “Somos un movimiento que lucha por la democratización del acceso a la tierra en el país y no una organización criminal”, afirmaron.

En la mañana de hoy la policía permanecía frente al predio de la Escuela, a la espera de contar con órdenes de detención. “La incursión de la policía es otra acción de la criminalización de los movimientos sociales”, declararon los integrantes de la ENFF, y reclamaron “la solidaridad de todos los medios de comunicación progresistas para enviar reporteros a la escena, así como grupos de derechos humanos”.

A nivel internacional, las muestras de solidaridad no se hicieron esperar. Desde el espacio continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA comenzaron a evaluarse acciones de repudio a la represión; por su parte la Escuela Nacional Orlando Fals Borda (Colombia), que coordina planes de trabajo con la Escuela del MST, repudió los hechos y planea realizar un reclamo formal ante la embajada de Brasil en su país.

Acto contra la criminalización de la lucha social y en solidaridad con las víctimas de las acciones policiales

El Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST) de Brasil ha convocado para hoy un acto de denuncia contra la criminalización de la lucha social y en solidaridad con las víctimas de las acciones policiales ocurridas la víspera.

El acto tendrá lugar en la escuela Florestan Fernandes, invadida ayer por la fuerza y con el empleo de armas letales por efectivos policiales como parte de la operación Castra (castrados), que abarcó los estados de Paraná, Sao Paulo y Mato Grosso do Sul y en la cual fueron detenidos 14 militantes del MST.

“Nosotros no vamos a aceptar ningún tipo de intimidación de la policía militar o civil contra las luchas del MST y los demás movimientos que, en el campo o la ciudad, pelean por la tierra y la reforma agraria”, advirtió el coordinador nacional de los Sin Tierra en Sao Paulo, Joao Paulo Rodrigues, al llamar a la participación en el acto.

Líderes de la bancada del Partido de los Trabajadores (PT) en la Cámara de Diputados condenaron ayer la brutal agresión sufrida por militantes e instalaciones vinculadas al MST a manos de la Policía Civil.

No puede ser mera coincidencia que fuera una operación conjunta y articulada entre tres gobiernos estaduales comandados por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), de largo historial de represión y tentativa de criminalización de los movimientos sociales, observaron los legisladores.

En una nota difundida aquí, el líder de la bancada petista en la Cámara baja, Afonso Florence, y el coordinador del Núcleo Agrario de esa fuerza, Joao Daniel, recordaron que ese mismo tipo de procedimiento fue empleado recientemente en Goiás para determinar la prisión de dirigentes del MST.

Subrayaron además que tampoco puede ignorarse el audio del senador Romero Jucá, quien entre 1995 y 2002 integró las filas de PSDB y ahora lo hace en el gobernante Partido del Movimiento Democrático brasileño (PMDB), informando a sus interlocutores que el MST estaba siendo monitoreado por las Fuerzas Armadas.

La denuncia puntualiza asimismo que ‘el gobierno golpista de Michel Temer paralizó totalmente las acciones y programas destinados a la reforma agraria y para eso cuenta con la complicidad del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU)’.

Por su parte, el sitio web del movimiento reprodujo un artículo de los abogados Cezar Britto y Paulo Freire, quienes señalan que el país vive tiempos de criminalización de los movimientos sociales y de aquellos que luchan contra el sistema patrimonialista brasileño.

El MST no es una organización criminal; por el contrario es un movimiento que lucha por la democratización del acceso a la tierra, lo cual debe ser considerado elogiable y beneficioso para el orden democrático y constitucional de la nación, señalaron.

Britto y Freire llamaron la atención asimismo sobre el hecho que en Brasil 130 mil grandes propiedades rurales concentran un 47,23 por ciento de toda el área registrada por el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra), y que 175,9 millones de hectáreas permanecen improductivas.

Una lectura sistemática y que tome en cuenta la totalidad del espíritu constitucional celebrado en 1988 sería suficiente para caracterizar al MST y los otros que luchan para implantar la reforma agraria ‘como fundamentales para la concretización del Estado Democrático de Derecho en Brasil’, indicaron.y en solidaridad con las víctimas de las acciones policiales ocurridas la víspera.

Comunicado del MST por los graves hechos ocurridos en la Escuela Florestan Fernandes

Una vez más el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) es víctima de la criminalización por parte del aparato represor del Estado Paranense. La acción violenta, bautizada como “Castra”, se desarrolló este viernes (04/11/2016), en el estado de Paraná, en Quedas do Iguaçu; Francisco Beltrão y Laranjeiras do Sul; también en São Paulo y Mato Grosso del Sur.

El objetivo de la operación es capturar y criminalizar a los líderes de los campamentos Dom Tomás Balduíno y Herederos de la Lucha por la Tierra, militantes asentados de la región central del Paraná. Hasta el momento fueron apresados seis líderes y están a la caza de otros trabajadores, sobre diversas acusaciones, inclusive la de organización criminal.

Desde mayo de 2014, aproximadamente 3 mil familias acampan en áreas malogradas por la empresa Araupel. Esas áreas fueron ocupadas y por eso declaradas por la Justicia Federal tierras públicas, pertenecientes a la Unión que deben ser destinadas para la Reforma Agraria.

La empresa Araupel ha constituido un poderoso imperio económico y político mediante la usurpación de tierras públicas, del uso constante de la violencia contra trabajadores rurales y ocupantes de la tierra, actuando muchas veces en conjunto con el aparato de la policía civil y militar, incluso habiendo financiado campañas políticas de autoridades públicas, tal como la del Jefe de la Casa Civil del Gobierno Beto Richa, Valdir Rossoni.

Remarcamos que esta acción forma parte de la continuidad de un proceso histórico de persecución y violencia que el MST viene sufriendo en varios Estados y en el Paraná. El día 7 de abril de 2016, en las tierras ocupadas ilegalmente por la empresa Araupel, las familias organizadas en el Campamento Dom Tomás Balduíno fueron víctimas de una emboscada realizada por la Policía Militar y por miembros de la seguridad privada contratados por dicha empresa. En el ataque, donde fueron disparados más de 120 tiros, ocurrió la ejecución de Vilmar Bordim y Leomar Orback, e innumerables heridos de bala. En ese mismo latifundio, en el año 1997, pistoleros de Araupel asesinaron en otra emboscada similar a dos trabajadores del movimiento Sin Tierra. Ambos casos permanecen aun impunes.

Denunciamos el aumento de la represión contra la lucha por la tierra, donde predominan los intereses del negocio agrario asociado a la violencia del Estado de Excepción.

Recordamos que siempre actuamos de forma organizada y pacífica para que la

Reforma Agraria avance. Reivindicamos que la tierra cumpla su función social y que sea destinada para los asentamientos de las 10 mil familias acampadas en el Paraná.

Seguimos luchando por nuestros derechos y nos sumamos a los que luchan por la educación, la salud, la vivienda, más derechos y más democracia.

Luchar, construir la Reforma Agrária Popular.

Curitiba, 4 de noviembre de 2016

Movimiento de los Sin Tierra – MST

 

(Fuentes: Resumen Latinoamericano / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *