Maeztu no considera “ni edificante ni educativa la imagen de menores portando armas de fuego” en Morón

El pasado 14 de septiembre, casi 2.000 alumnos de Infantil y Primaria de cinco colegios de Morón de la Frontera asistieron acompañados de sus maestros a una exhibición policial en la Plaza de Toros del municipio. Tras el acto, los niños bajaron a la arena y algunos de ellos pudieron manipular diversas armas de la Policía (metralletas, escopetas de bolas antidisturbios o de gases lacrimógenos) que les fueron entregadas por los agentes.

Los maestros de otro de los colegios, el Reina Sofía, se negaron a que sus alumnos se acercasen a las armas. La escena quedó recogida en diversas imágenes de niños armados junto a los policías que posteriormente fueron publicadas en las redes sociales por los propios colegios, algo que fue sacado a la luz por lavozdemoron.es y de lo que se han hecho eco múltiples  medios de comunicación nacionales.

La última reacción que ha provocado las imágenes de los menores portando armas de fuego ha sido la de la Oficina del defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu. Según lo publicado por la web de noticias publico.es,  “la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz (a la sazón Defensor del Menor) se ha pronunciado al respecto, después de que varios padres le reclamaran un posicionamiento al respecto”.

El Defensor no considera “ni edificante ni educativa la imagen de menores portando armas de fuego, por mucho que el episodio ocurriera en un entorno controlado, con la intención de acercar a los menores la labor que realiza la Policía y contando con la buena fe de los profesionales que participaron en la actividad”.

Pese a todo, y según la publicación a la que hacemos referencia,  la oficina que dirige Jesús Maeztu lo justifica y sí pide que este suceso no se saque de contexto. “La impresión que sacamos es que el hecho se produce en un entorno relajado, en el que los efectivos policiales acentuaron su colaboración con el colegio para hacer accesible y amena su labor al alumnado que los visitaba, llegando al extremo de permitir a estos chicos y chicas tocar y fotografiarse con su armamento. No creemos que este hecho haya de ser sacado de contexto y obtener de él consecuencias radicales”,defiende el Defensor.

La Consejería de Educación abrió una investigación interna, pero quiso desvincularse del asunto. “Es una actividad municipal, no de la consejería. No somos responsables de su diseño, ni de su contenido ni hemos colaborado en esto con la Policía. Han invitado a los centros y el alumnado tenía autorización de los padres”, explicaron. La Delegación Provincial de Educación de Sevilla también ha pedido explicaciones a los directores de los centros implicados, que retiraron las fotografías de los niños armados de sus páginas de Facebook al hacerse pública la noticia.

Algunos maestros que acompañaron a los menores a la exhibición policial reconocen que “no estuvo bien publicar las fotos de los niños con armas en internet”, y admiten que “no debería haber pasado”. “No filtramos las fotos que se publicaron en nuestro Facebook, o no nos dimos cuenta o no pensamos entonces que tendría tanta importancia”, añade este docente, que advierte de que “se le está dando mucha trascendencia”, y que “sólo unos pocos padres de alumnos se han quejado”.

(Fuente: La Voz de Morón)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *