Gambia abandona el TPI. Con el son ya Cuatro los estados africanos que lo dejan por su sesgo neocolonialista

El Gobierno de Gambia anunció este martes su decisión de abandonar el Tribunal Penal Internacional (TPI), convirtiéndose en el tercer país del continente en desvelar planes similares. Con él ya son cuatro los estados africanos que abandonan la corte internacional acusándola de su sesgo pro-occidental.

“Desde hoy, martes 25 de octubre, no somos miembros de la CPI e iniciamos el proceso prescrito por el estatuto para retirarnos”, dijo el ministro de Información de Gambia, Sheriff Bojang, en una declaración a la televisión estatal difundida anoche. Mientras la corte se centra “en perseguir y humillar a la gente de color, especialmente a los africanos, al menos 30 países occidentales han cometido crímenes de guerra desde la creación de la CPI”, denunció el ministro gambiano.

Sheriff Bojang, afirmó también en un comunicado, que la decisión se debe a que el organismo internacional ha abierto procesos únicamente a líderes africanos.  Así, citó como ejemplo el caso del ex primer ministro británico Tony Blair, resaltando que “el tribunal mostró sus verdaderos colores cuando declaró tras el informe sobre la guerra en Irak que no le imputaría por crímenes de guerra”.

Bojang realizó además un juego de palabras con las siglas del TPI (ICC, en inglés), afirmando que “es en realidad un Tribunal Caucásico Internacional” (igualmente ICC, en inglés), según informó el diario local Freedom Newspaper. “Hay muchos países occidentales, al menos 30, que han cometido crímenes de guerra contra estados soberanos y sus ciudadanos desde la creación del TPI, sin que se haya imputado a un solo criminal de guerra europeo”, sostuvo.

“La Corte es blanca y está pensada para hostigar y humillar a la gente de color, en particular los africanos”, ha dicho el ministro gambiano de Información, Sheriff Bojang, que ha apoyado su crítica señalando, a su vez, “la incapacidad de la CPI para acusar al ex primer ministro británico, Tony Blair, por la guerra de Irak”.

El ministro recordó que Gambia llevó a la Unión Europea (UE) ante el tribunal hace un año por la muerte de miles de africanos en las costas del continente, subrayando que “aún no ha habido respuesta del TPI”.

El abandono de Gambia se suma a los de Kenia, Sudáfrica y Burundi

La decisión de Gambia llega apenas una semana después de que el Gobierno de Sudáfrica iniciara de forma oficial el proceso para abandonar el TPI, enviando una notificación de retirada del Estatuto de Roma a Naciones Unidas.

La retirada de Sudáfrica del CPI se produce días después de que el presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, promulgara la ley votada por el Parlamento para retirarse de la CPI, que investiga crímenes cometidos durante una crisis política que atravesó el país africano el año pasado.

En la notificación, Sudáfrica criticó el “sesgo” del TPI contra los estados africanos, citando el incidente diplomático desatado el año pasado durante la visita al país del presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, en junio del año pasado, al negarse a detenerle estando de visita en su territorio acusado por la corte internacional de supuestos crímenes contra la humanidad.

“Sudáfrica ha determinado que sus obligaciones respecto a la resolución pacífica de conflictos es en ocasiones incompatible con la interpretación dada por el TPI a las obligaciones derivadas del Estatuto de Roma”, indica el texto en referencia a dicho caso.

El 11 de octubre pasado, el Parlamento de Burundi votó a favor de abandonar el tribunal, meses después de que el TPI abriera una investigación preliminar centrada en los asesinatos, encarcelamientos, torturas, desapariciones forzadas, violaciones y otras formas de violencia sexual.

El país se vio inmerso en una ola de violencia a raíz de la decisión del presidente, Pierre Nkurunziza, de optar a un tercer mandato. Un año después de que Burundi traslade el resultado de dicha votación a la ONU, el país dejará de estar obligado por los dictados del tribunal. El organismo, creado para juzgar los crímenes más graves cuando los tribunales locales no lo logran, sólo ha imputado a ciudadanos africanos.

Sin embargo el primer país en retirarse de la corte de justicia internacional fue Kenia, cuya Asamblea Nacional apoyó la salida de la corte en septiembre de 2013, coincidiendo con el inicio del juicio contra su vicepresidente, Willi Ruto, por crímenes de lesa humanidad.

El Parlamento de Kenia ha aprobado entonces una moción para abandonar la Corte Penal Internacional, junto a una ley para ratificar la marcha. Era la primera de su clase desde la apertura de la Corte en 2002, y reflejaba el rechazo político a los procesos en contra del presidente del país, Uhuru Kenyatta, y de su vicepresidente, William Ruto, por crímenes contra la humanidad, a punto de comenzar en la Haya.

El 97% de los casos abiertos corresponden a estados de África.

La decisión de Burundi, Sudáfrica y Gambia confirma el malestar en el continente africano con este tribunal, que juzga al ex presidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo por crímenes contra la humanidad e imputó en el pasado a otros políticos africanos como el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta.

De los 10 casos que tiene abiertos la CPI, nueve de ellos se ocupan de abusos de los derechos humanos cometidos en África, lo que ha provocado que países como Kenia, Zimbabue o la propia Unión Africana (UA) hayan acusado al tribunal actuar con intereses “neocolonialistas” y tratar de desestabilizar al continente.

Hasta ahora, la corte ha procesado a 39 personas, todos líderes o ex líderes de países africanos, incluyendo al presidente de Sudán, Omar al Bashir, y al asesinado líder libio Muammar Kaddafi. Parece que existe discriminación y racismo ya que la mayoría de los casos que enjuicia la CPI son africanos. De los 39 autos de procesamiento, aproximadamente el 97% de ellos corresponden a estados miembro de África.

Con un historial como el de Estados Unidos o el de Israel, ¿por qué no hay ante la corte ningún estadounidense o israelita por lo que hicieron en Gaza, por lo que hicieron en el Líbano, por lo que hicieron a la indios de América del Norte? Cuando la CPI entró en vigor en 2002, fue para llevar la justicia al mundo, no sólo a África.

(Fuente: InfoLibre / La Prensa / Telam / Asociated Press – AP)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *