Egipto también abandona la coalición pro-saudí y se retira del Yemen

La Fuerza Aérea de Egipto se ha retirado de la coalición de países, liderada por Arabia Saudí, que ataca Yemen después de un año y medio. Según fuentes locales en El Cairo, citadas por Al Masdar News, la decisión egipcia se produjo horas después de la visita a El Cairo del jefe de la visita del jefe de la Inteligencia siria al frente de una delegación. El jefe del servicio de Inteligencia sirio, Ali Mamluk, realizó una visita a El Cairo para discutir la futura cooperación con el aparato de inteligencia egipcio.

Ningún anuncio formal ha sido realizado por el gobierno egipcio que corrobore estos informes. Sin embargo, si ellos fueran ciertos, esto significaría que Egipto ha dado da un paso más para alejar su política de la de Arabia Saudí después de su votación en la ONU a favor de una propuesta rusa sobre Siria y de que Arabia Saudí cortara sus exportaciones de petróleo hacia Egipto.

De verificarse la decisión egipcia, Arabia Saudí perdería a uno de los miembros más importantes de la coalición en su campaña en Yemen. Sin embargo, Egipto había rechazado ya anteriormente las peticiones saudíes para enviar tropas terrestres y más aviones a ese país.

El anuncio de la retirada egipcia llega en un momento muy difícil para Arabia Saudí, que ha sufrido diversas derrotas en los pasados días a manos del Ejército yemení y los combatientes de Ansarulá y pocos días después de la masacre de una sala de duelo en Sanaa, a consecuencia de un bombardeo aéreo saudí, que costó la vida a más de 140 yemeníes y heridas a más de 500. Esta masacre ha dado un fuerte impulso a las campañas en contra de la venta de armas al régimen saudí en todo el mundo.

Durante su visita, Mamluk se entrevistó con Jaled Fauzi, vicejefe de la Seguridad Nacional de Egipto y otras autoridades de alto rango. Las dos partes se pusieron de acuerdo, según la agencia SANA, sobre la coordinación de sus posturas políticas así como el reforzamiento de la cooperación en la lucha contra el terrorismo, que golpea a ambos países. Mamluk informó a sus homólogos egipcios sobre los últimos acontecimientos sobre el terreno en Siria, según el periódico sirio Al Wahda.

Mamluk ya se entrevistó con su homólogo egipcio en Beirut el pasado mes, allanando así el camino para el primer encuentro oficial entre ambas partes desde el estallido del conflicto sirio en 2011.

Acercamiento sirio-egipcio

Las relaciones sirio-egipcias han estado mejorando gracias en parte a la mediación diplomática rusa entre los dos antiguos aliados árabes. El primer signo concreto de la aproximación tuvo lugar la pasada semana, cuando una delegación egipcia en la ONU votó a favor de una resolución rusa sobre Siria y se negó a condenar a Damasco por sus operaciones militares contra los terroristas en Alepo.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi ha dejado claro a Arabia Saudí que su gobierno no apoyará su guerra por medio de terroristas contra el gobierno y el Ejército sirios. Él ha insistido repetidamente en que la supervivencia del Estado sirio forma parte de la seguridad nacional de Egipto.

El presidente Sisi cree en una solución diplomática a la crisis siria y su gobierno ha adoptado un papel activo en la mediación entre el gobierno de Damasco y la oposición no extremista siria con el fin de lograr la paz en la región. Al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el ministro de Exteriores egipcio, Sameh Shukri, declaró que Egipto no compartía la idea de Arabia Saudí con respecto al cambio de gobierno en Siria. Como resultado, Arabia Saudí detuvo sus exportaciones de petróleo a Egipto.

Algunos observadores creen que el entendimiento entre Egipto y Siria puede dar lugar al renacimiento del nacionalismo árabe como línea de guía para los acontecimientos en la región y neutralizar así la conspiración sectaria puesta en marcha por Arabia Saudí y sus patrocinadores occidentales.

Ambos países son víctimas del terrorismo y una coordinación militar y de seguridad serviría también para golpear las redes terroristas que actúan a nivel regional. Ellos están ligados también por su mutua cooperación con Rusia, que acaba de realizar maniobras conjuntas con Egipto, las primeras desde que el ex presidente egipcio Anuar al Sadat rompió con Moscú a mediados de los años setenta.

Al mismo tiempo, Egipto ha iniciado un acercamiento a Irán, como mostró la reciente entrevista entre Shukri y su homólogo iraní, Mohammad Yavad Zarif, en la sede de la ONU en Nueva York. Irán podría sustituir, en este sentido, a Arabia Saudí como exportador de crudo a Egipto.

(Fuente: Al Manar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *