Siria muestra apoyo a Irak y confirma el traslado de terroristas de Mosul a territorio sirio

“La República Árabe de Siria acoge favorablemente el anuncio del gobierno hermano de Irak de las operaciones por la liberación de Mósul se pone al lado de su Gobierno y de los grupos de combatientes aliados” afirma en una declaración oficial el Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria.

“Triunfar sobre Daesh en Irak tiene similar sentido para este país” añade. “la batalla contra el Estado Islámico, Daesh, y demás agrupaciones de igual tipo, es contra el terrorismo y sus apoyos logísticos”, concluye la comunicación de la Cancillería emitida y publicada en todos los medios de Damasco.

El comunicado alerta igualmente contra las posturas agresivas del régimen turco contra nuestro pueblo e Irak y contra la decisión de la dirigencia de ese vecino país, lo cual sólo se puede considerar como nuevas tentativas por parte de Ankara de manipular la batalla por la liquidación del terrorismo y mantener la ocupación injustificada de tierras en ambas naciones.

Traslado de terroristas

Otro comunicado, en esta ocasión de la Las fuerzas armadas sirias denuncia un plan promovido por Estados Unidos y Arabia Saudí destinado a facilitar la huida de grupos terroristas desde Irak en medio de la ofensiva contra Mosul, según reseñan en la prensa siria. El plan permitiría a los efectivos del Estado Islámico (Daesh) la utilización de rutas y corredores para salir hacia territorio sirio en la región fonteriza del este con Irak.

La intención sería la de imponer una nueva situación sobre en el terreno desfavorable la Ejército Árabe Sirio, concretamente en la región formada por las localidades de Deir Ezzor, Raqqa y Palmira, donde actualmente están desplegados miles de elementos del Daesh, indica.

Esa batalla para liberar Mosul o cualquier parte del territorio iraquí del terrorismo, es su propia batalla y cualquier intento de traspasar la frontera es una agresión contra la soberanía de la República Árabe Siria, subraya el comunicado.

En las manifestaciones realizadas por las fuerzas armadas estas afirman que una primera caravana formada por 10 autobuses y 12 vehículos que transportaban a mercenarios del Daesh y sus familias desde Mosul, ya habrían llegado a Raqqa sin haber sufrido acciones en su contra de los aviones de la Coalición liderada por EEUU.

De igual forma, el documento subraya que desde hace dos días tanto Siria como Rusia denunciaron este acuerdo entre EE.UU y Arabia Saudita de garantizar una salida segura a los mercenarios de Daesh de Mosul hacia el territorio sirio.

La frontera occidental con Irak supera los 600 kilómetros de extensión, en gran parte desértica y la distancia entre Raqqa y Deir Ezzor por carretera no llega a los 200, po lo cual se convierte en una región altamente susceptible en medio de la guerra impuesta a Siria desde hace cinco años.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, también ha expresado su temor ante la posibilidad de que combatientes del EI huyan de Mosul para dirigirse a Siria. En este sentido, ha indicado que la ciudad, donde las Fuerzas Armadas de Irak lanzaron una ofensiva antiterrorista el pasado domingo, “no está completamente rodeada” y que existe un corredor por el cual los extremistas pueden escapar.

“Evaluaremos la situación, por supuesto, y tomaremos decisiones de índole tanto política como militar si aparecen contingentes adicionales del EI en Siria, donde está presente nuestra agrupación militar por invitación del Gobierno legítimo”, ha declarado Lavrov.

Por su parte, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, ha culpado a Washington de prolongar el conflicto en Siria y de no cumplir sus compromisos para alcanzar un acuerdo de paz. “Las conversaciones entre EE.UU. y Rusia no sirven más que para perder tiempo, el necesario para que los combatientes y terroristas en Siria se reagrupen, lo que está provocando que cada vez más facciones se unan a Al Nusra”, ha apuntado Pátrushev.

Pátrushev ha recordado que el pasado 17 de septiembre EE.UU. atacó a tropas del Ejército sirio que rodeaban a los yihadistas en Deir ez-Zor y cómo eso “le sirvió a los rebeldes de la oposición y a los terroristas para reagruparse y reforzarse durante los acuerdos de alto el fuego”.

El Plan de EEUU y Arabia Saudí para usar a los terroristas huidos de Mosul contra Siria

Según se denunció hace días, Washington y Riad habrían acordado facilitar la salida de terroristas de Daesh de Irak a Siria en medio de los preparativos para liberar Mosul, según fuentes rusas. Una fuente diplomático-militar en el Kremlin ha informado de un acuerdo saudí-estadounidense para dejar que los terroristas abandonen la urbe, bastión principal de esta banda en Irak.

De acuerdo con la fuente, durante los preparativos de la operación, los servicios de Inteligencia de EE.UU. y Arabia Saudí acordaron que antes del asalto ofrecerán a todos los extremistas un camino seguro para que salgan de la ciudad (norte de Irak), informa este miércoles RIA Novosti.

Más de 9000 terroristas serán trasladados de Mosul a Siria para llevar a cabo la ulterior ofensiva contra fuerzas gubernamentales y ocupar la ciudad de Palmira y la oriental localidad de Deir al-Zur”, según una fuente diplomático-militar rusa.

De esta manera, una vez iniciada la ofensiva, los aviones de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., “atacarán solo aquellas zonas y edificios que, según una lista acordada previamente con los terroristas, estarán vacíos”, precisa la fuente. Es más, el proyecto de Washington y Riad prevé también que miembros de la organización ultraviolenta se infiltren en la vecina Siria. El objetivo, “claro está, es hacer frente a las fuerzas del Ejército sirio en nuevos campos de batalla y desafiar las operaciones militares rusas”.

“Más de 9000 terroristas serán trasladados de Mosul a Siria para llevar a cabo la ofensiva contra fuerzas gubernamentales y ocupar la ciudad de Palmira (centro-sur) y la oriental localidad de Deir al-Zur”, especifica una fuente diplomático-militar rusa.

Conforme al Pentágono, más de 5.200 militares norteamericanos ayudarán al Ejército iraquí para recuperar el baluarte de Daesh. Esto, mientras que en agosto un comandante de las fuerzas voluntarias denunció falsas informaciones que les ofrecieron militares de EE.UU. sobre posiciones del EIIL.

Representante Kurdo iraquí confirma la creación de un “corredor humanitario”

En el marco de la ofensiva de la coalición liderada por EEUU para liberar la ciudad de Mosul se creará un “corredor humanitario” para que los terroristas escapen a Siria; quienes se retiren por esta vía no serán capturados, reveló a Sputnik Said Mamuzini, representante del Partido Democrático del Kurdistán (conservador y pro-occidental).

Una posición similar plantea el diario EurAsia Daily, que cita fuentes militares y diplomáticas en Moscú y asegura que 10.000 combatientes que podrían escapar a Siria por este corredor humanitario. Mamuzini, por su parte, calcula que hay 7.000 combatientes de Daesh en la localidad.

Según fuentes citadas por el diario, las tropas iraquíes que luchan por la reconquista de Mosul habilitarán un corredor para que los extremistas abandonen la población y se dirijan a la ciudad siria de Deir Ezzor. Esta decisión se ha tomado bajo las órdenes de EEUU y Arabia Saudí, quienes lideran la operación por liberar Mosul, de acuerdo con los datos de que dispone EurAsia Daily. Es de hecho Arabia Saudí, a través de sus canales de influencia, la que puede convencer a Daesh para entregar la ciudad bajo los términos propuestos por la coalición.

Joseph Votel, jefe del Mando Central de  las Fuerzas Armadas de EEUU, ha dado a entender indirectamente esta posibilidad, asegura el diario, al afirmar que durante la liberación de Mosul “es necesario evitar las prisas y combinar planes militares y políticos”. Por esa razón “la entrega de Mosul [por parte de los terroristas] sin combates y la evacuación de los yihadistas y sus familias hacia la región oriental de Siria, es para Washington y Riad el escenario ideal por muchas razones”.

La llegada de “fuerzas frescas” a Deir Ezzor traería más problemas en este frente de batalla para el Ejército sirio y sus aliados —Rusia e Irán—. Según las fuentes consultadas por el diario, los planes de Washington y Riad son que la llegada de nuevos terroristas de Daesh a la ciudad siria obligue a que las tropas de Bashar Asad abandonen la región oriental del país. Igualmente, se espera una nueva irrupción terrorista en Homs e incluso una posible revancha en Palmira.

(Fuentes: Prensa Latina / SANA / Ria Novosti / Sputnik / Hispan TV)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *