Palestina exige a la FIFA que prohíba jugar a los equipos de las colonias israelíes

La Asociación de Fútbol Palestina (AFP) pide mediante carta a la FIFA que ésta ponga fin a los partidos de los clubes israelíes en las colonias de la Cisjordania ocupada, señalando que corre el riesgo de ser culpable en la violación del derecho internacional.

La carta fue enviada a la FIFA unos días antes de la reunión de su comité ejecutivo, en la que en el orden del día debería figurar el fútbol israelí en las colonias. En ella manifiesta que espera que el Consejo de la FIFA que oblique a Israel a expulsar de su liga a los seis equipos ubicados en colonias judías en territorio palestino ocupado, declaró hoy a EFE su abogado, Gonzalo Boye. “Esperamos que la FIFA actúe de conformidad con sus estatutos y las normas del Derecho Internacional. La FIFA no puede ni debe ser cómplice de actos constitutivos de crímenes de guerra”.

Todo el material que se ha proporcionado al Comité de Supervisión Israel-Palestina, que dirige Tokyo Sexwale, deja claro según Boye, abogado de la AFP, que “esos clubes (de las colonias de Maalé Adumim, Ariel, Oranit, Bikat Hayarden y Givat Zeev) juegan en territorio palestino”, algo que prohíbe el propio estatuto de la federación internacional, por lo que no pueden jugar en la liga israelí.

En la carta, dirigida al presidente de la FIFA Gianni Infantino, la Federación Palestina solicita a la institución “poner fin sin más espera a estas violaciones”. Aceptando que continuen los partidos, la FIFA viola su propio código y “su compromiso por respectar todos los derechos humanos internacionalmente conocidos”.

Según la Federación Palestina cada campo puesto a disposición de los clubes en las colonias y cada licencia que permite disputar partidos es una violación de los textos internacionales como la Convención de Ginebra.

En la reunión del Consejo que comenzó en Zurich, el Comité debía presentar un informe para que este adoptase una resolución, sin embargo, este no se reúne desde el pasado mayo, según explicó Boye “por problemas de agenda de Israel”, por lo que Sexwale “deberá poner al día al Consejo, que podrá tomar una decisión o postergarla”.

“Pienso que no van a adoptar una decisión esta semana pero cuentan con los elementos para tomarla sin más dilación”, agregó. Recientemente, el asesor especial del secretario general de la ONU de Deportes para el Desarrollo y la Paz, Wilfried Lemke, dirigió un escrito a la FIFA en el que señalaba que las colonias israelíes en territorio ocupado son ilegales y que sus equipos no deben jugar en la liga israelí e instaba a tomar una decisión “en un plazo de tiempo razonable”.

“Los asentamientos israelíes en territorio ocupado no tienen validez legal, violan la ley internacional y obstruyen lograr una paz total, justa y duradera en Oriente Medio”, señaló Lemke en la misiva, que añade que “todos los equipos que jueguen en competiciones reconocidas por la FIFA deben cumplir las reglas del juego”.

La ONG israelí Keren Navot expone en un informe el modo de adquisición de los terrenos en los que se encuentran los seis campos de fútbol involucrados, “todos ellos estrictamente ilegales de acuerdo a la ley internacional”, y “construidos en tierra confiscada de comunidades palestinas para uso exclusivo de colonos israelíes”.

“Ningún club que juegue en terrenos robados debe ser aceptado y reconocido por la FIFA”, asegura la ONG. El pasado septiembre Human Rights Watch (HRW) instó también a la FIFA a exigir a Israel que impida partidos de fútbol en los asentamientos judíos, “a fin de cumplir con sus responsabilidades de derechos humanos”.

HRW acusa a la FIFA de patrocinar partidos en tierras palestinas robadas

La ONG Human Rights Watch (HRW), acusa a la FIFA de patrocinar partidos de fútbol en los asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada e instó a la organización a exigir a Israel que impida estas actividades.

“A fin de cumplir con sus responsabilidades en derechos humanos, la FIFA debe solicitar a su filial, la Asociación de Fútbol de Israel, que tiene negocios en los asentamientos ilegales fuera del alcance de los palestinos, que traslade todos los partidos y actividades sancionadas al interior de Israel”, reclamó HRW en un comunicado difundido hoy.

La directora regional de la organización, Sari Bashi, aseguró que la FIFA, que estrenó nuevo presidente recientemente y renovó sus compromisos con los derechos humanos, “debe dar un paso adelante y sacar tarjeta roja a los asentamientos e insistir en que la Asociación Israelí juegue de acuerdo a las normas”.

De acuerdo al estatuto de la FIFA, uno de sus miembros no puede celebrar competiciones en el territorio de otro de los asociados sin su consentimiento, como ocurre con cinco equipos de divisiones inferiores que pertenecen a las colonias israelíes, ilegales ante el derecho internacional de Maalé Adumim, Ariel, Kiryat Arbá, Bikat Hayarden y Givat Zeev.

Además, HRW recuerda que ha investigado cómo los negocios en los asentamientos contravienen el derecho internacional y “se benefician de estas violaciones”, entre otras cuestiones, al explotar recursos naturales palestinos a favor de los israelíes.

“(Los negocios en los asentamientos) son parte de un régimen discriminatorio que los privilegia mientras impide el desarrollo de las instituciones comerciales, sociales y culturales, y la infraestructura” palestina, reza el comunicado de HRW.

Sesenta y seis europarlamentarios (más de una decena de ellos españoles) han escrito al presidente Gianni Infantino reclamando que la FIFA “de acuerdo a sus estatutos, a la ley internacional, a los precedentes existentes y al compromiso adquirido con los derechos humanos” exija la exclusión de esos equipos de la liga en Israel.

La ONU le recuerda a la FIFA que las colonias israelíes son ilegales

El asesor especial del secretario general de ONU para deportes, Wilfried Lemke, recordó a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) la ilegalidad de los asentamientos israelíes en Palestina ocupada.

La precisión se corresponde con el criterio de que los equipos de la FIFA no deben jugar en la liga israelí, un criterio fundamentado en las regulaciones del Derecho Internacional y que toma fuerza a pocas horas de comenzar las sesiones del Consejo de Zurich.

Lemke manifestó en un mensaje que “los asentamientos israelíes en territorio ocupado no tienen validez legal, violan la ley internacional y obstruyen lograr una paz total, justa y duradera en Oriente Medio”.  Aunque la FIFA “reconoce el deporte como un derecho humano y lo promueve”, precisa que “todos los equipos que jueguen en competiciones reconocidas por ella deben cumplir las reglas del juego”.

Asimismo, el documento compulsa a la federación internacional a “resolver las disputa en línea con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU” e incluso con sus propios reglamentos que prohíben a una federación jugar en territorio de otra sin permiso. A esa revaluación se llama a hacerla en un plazo de tiempo razonable.

El asesor especial de Deportes para el Desarrollo y la Paz Wilfried Lemke Estas declaracionesse producen en el contexto del debate entre la Federación de Fútbol Israelí (FFI) y la Asociación de Fútbol Palestina (AFP), apuntaron medios de prensa. En ellas llama también a garantizar “el libre movimiento de atletas, entrenadores y oficiales entre y alrededor de Israel y Palestina” a fin de prepararse y participar en eventos deportivos. Los tránsitos de deportistas con frecuencia los impide Israel al realcionarlos con cuestiones de seguridad.

((Fuentes: MarcaSport / EuroSport / Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *