El general golpista Andrés Saliquet sigue siendo hijo adoptivo de Almería

saliquet-con-franco

El general Andrés Saliquet Zumeta (Barcelona, 1877; Madrid, 1959), militar golpista con una destacada responsabilidad en la sublevación contra la legalidad de la II República, la represión en Castilla y León y la ofensiva franquista sobre Madrid, mantiene honores oficiales en la ciudad de Almería. Concretamente es hijo adoptivo de la ciudad andaluza desde 1939, según confirma el Ayuntamiento.

Se da la circunstancia de que la calle General Saliquet es una de 27 que integran el listado elaborado por el Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid para su sustitución, una iniciativa que ha avivado el debate sobre la permanencia de símbolos franquistas en espacios públicos. Este hijo adoptivo de Almería fue miembro de la Junta de Defensa Nacional, el autoproclamado “gobierno” de la zona sublevada durante la guerra; también fue jefe del Ejército de Centro, desde donde participó al máximo nivel en el asedio de Madrid; y terminada la guerra presidió el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo.

Su inclusión en el listado de calles por cambiar del Ayuntamiento de Madrid provocó las iras de sectores ultraconservadores. Su nieto José Luis S. Saliquet, conocido en medios de ultraderecha, escribió una carta a la alcaldesa Manuela Carmena (Ahora Madrid) en La Tribuna del País Vasco, medio del que es colaborador, que adquirió notable repercusión y se convirtió en una referencia de los opositores a los cambios en el callejero.

“Yo no cejaré, con mi pluma heterosexual, en señalar su odio, su catadura moral, su tremenda mentira y la bajeza de sus intenciones y actos, abuelita”, escribió Saliquet a Carmena tras conocer la inclusión de su abuelo en el listado. Y añadía: “Usted acusará a mi abuelo de fascista […]. Él era un militar y sólo militar. Héroe en Filipinas, Cuba y Marruecos, defendió la propiedad privada, los derechos civiles y su juramento a España, que los marxistas, entonces como hoy, asaltaron y pretendían pervertir”.

Honores recién terminada la Guerra Civil

Saliquet fue nombrado hijo adoptivo de Almería por el pleno municipal el 21 de abril de 1939, recién terminada la Guerra Civil. Ese mismo pleno le dio su nombre a una calle de la ciudad. En junio de 1979, cuarenta años después y con un alcalde socialista apoyado por comunistas y andalucistas, otro pleno ordinario retiró su nombre del callejero y la vía volvió a llamarse Granada, nombre que aún se mantiene y que de hecho ha sido siempre con el que popularmente se la ha conocido, incluso cuando oficialmente era General Saliquet.

 

El título de hijo adoptivo nunca se le retiró. Todo ello lo explica a infoLibre un portavoz del Ayuntamiento de Almería, requerido por este diario para que detallase los honores que aún mantiene el general Saliquet en la ciudad. Dicho portavoz asegura que el actual Gobierno local (PP) ni siquiera era consciente de estos hechos, a los que resta importancia debido a que no constituyen una preocupación de la ciudadanía. La condición de hijo adoptivo de Saliquet ha sobrevivido a gobiernos locales del PSOE y del PP. Nunca ha sido objeto de controversia política ni social, insiste el portavoz del Consistorio.

Medalla de Oro en 1956

Saliquet también recibió la Medalla de Oro de la ciudad en agosto de 1956 de manos del entonces alcalde, Emilio Pérez Manzuco, hecho del que dio cuenta el periódico Abc. El Ayuntamiento asegura que esta distinción no está recogida en las actas de los plenos. No obstante, si fue otorgada directamente por el regidor, no estaría en los libros municipales, que sólo abarcan las resoluciones de Alcaldía desde 1958, explica el Ayuntamiento. Tampoco consta oficialmente una revocación de dicha concesión.

Las noticias de su muerte y de su entierro aparecidas en ABC también dan cuenta de los honores concedidos a Saliquet en Almería. Según este diario, su fallecimiento causó “honda impresión” en Almería, donde era “hijo adoptivo y predilecto”. “En la villa de Fiñana, donde el glorioso militar residió muchos años, el Ayuntamiento adoptó el acuerdo de declarar hoy día de luto oficial”, dice una de las noticias. Su obituario señala que Saliquet “intervino en la preparación del Alzamiento Nacional” y “dirigió las operaciones del cerco de Madrid” durante la “cruzada de liberación”. La crónica de su sepelio en Madrid recoge cómo Francisco Franco “oró ante el cadáver”.

Saliquet fue además uno de los 35 mandos del franquismo contra los que el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón intentó abrir una investigación penal en 2008 por crímenes contra la humanidad. El Comisionado de la Memoria Histórica de Madrid quiere que su calle pase a llamarse Soledad Cazorla, que fue fiscal del Tribunal Supremo.

(En la foto adjunta a la noticia, Saliquet a la derecha de Franco, con las manos atrás, y al otro lado Mola, en Burgos poco después de dado el Golpe de Estado)

(Fuente: InfoLibre / Autor: Ángel Munárriz)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *