El paro arrastra a cientos de almerienses al Ejército español

La crisis económica y el alto índice de desempleo entre los jóvenes andaluces arrastra a muchos de ellos hacia las Fuerzas Armadas. El Ministerio de Defensa registra un inusitado interés en el reclutamiento desde 2008. Los jóvenes buscan la garantía de un contrato laboral de dos años, la posibilidad de hacer carrera y la oportunidad de completar sus expedientes académicos. Desde el inicio de la crisis, cientos de ciudadanos almerienses buscan en las Fuerzas Armadas una salida profesional para sortear un mercado laboral convertido en campo minado, que les empuja a explorar alternativas.

La Subdelegación de Defensa en Almería, que manda el coronel Javier Soriano desde el cuartel de la Misericordia, recibió en el último ciclo de selección, resuelto el pasado mes de octubre, más de 530 solicitudes de incorporación a los tres ejércitos. Mujeres firmaban 60 de las peticiones.

La cifra muestra la dimensión alcanzada por las convocatorias de reclutamiento de tropa y marinería. Más aún, de las 1.500 plazas ofertadas en el segundo ciclo de 2015, sólo unas pocas decenas correspondían a destinos almerienses y, por tanto, los seleccionados tenían grandes opciones de ‘pujar’ por plazas lejos de sus puntos de residencia.

El Ministerio de Defensa publicó el jueves la primera convocatoria del ejercicio 2016 para tropa y marinería, también con 1.500 plazas ofertadas. Una veintena corresponden a Tercio Don Juan de Austria (Almería) y otras 68 a los Tercios Alejandro Farnesio (Ronda, Málaga), Duque de Alba (Ceuta) y Gran Capitán (Melilla), que completan el organigrama gobernado desde la base legionaria de Viator.

En los últimos años la afluencia de interesados en alistarse ha crecido tanto que, incluso, Defensa ha optado por subir el listón académico de los aspirantes para realizar un corte. Antes de la crisis económica era necesario el certificado de escolarización (haber pasado por un centro escolar, de forma simplificada) y ahora se exige la titulación de Secundaria.

Además, no es raro encontrar entre los nuevos soldados a jóvenes con carreras universitarias que buscan salida en las Fuerzas Armadas, a pesar de los cortos sueldos (durante la campaña electoral partidos políticos prometieron mejoras salariales para los militares).

(Fuente: La Voz de Almería)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *