Los dos titiriteros en libertad con cargos y vigilada

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dejado ayer miércoles en libertad a los titiriteros a los que envió a prisión el pasado sábado por ensalzar supuestamente a ETA y Al Qaeda en un espectáculo de Carnaval al que asistían niños. El magistrado adopta esta decisión tras pedirlo horas antes la Fiscalía al ver reducido el riesgo de fuga y de reiteración delictiva.

En un auto dictado este miércoles, el juez ha admitido el recurso que interpusieron al auto de prisión los dos titiriteros, Raúl García Pérez, de 34 años, y Alfonso Lázaro de la Torre, de 29. Los dos artistas, que llevaban cinco días en la cárcel de Soto del Real, han salido a las 17:45, horas después de que el magistrado haya aceptado el recurso (en la foto adjunta en el momento de la salida).

Se ha acordado su libertad con comparecencias diarias en el juzgado más próximo a su domicilio, retirada del pasaporte y prohibición de abandonar el territorio nacional. El juez ha asumido el cambio de criterio de la fiscalía, que ha solicitado modificar la medida de prisión, solicitada el sábado, por libertad con comparecencias diarias.

El juez considera que en estos momentos es “escaso” el riesgo de reiteración delictiva y añade que los documentos aportados por los titiriteros demuestran que no intentarán “sustraerse a la acción de la justicia” porque han acreditado su arraigo familiar, que tienen domicilios conocidos y su formación académica y actividades desarrolladas.

Por ello, plantea que “el riesgo de fuga queda muy mermado” y no existe peligro de destrucción de pruebas, de modo que procede modificar la situación de prisión provisional, una medida que -reconoce- es de “carácter excepcional”.

(Fuente: Huffington Post)

Presentan querella contra el juez y el fiscal

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno y la fiscal Carmen Monfort son objeto de una querella por la decisión de encarcelar a los dos titiriteros detenidos el pasado viernes en Madrid. Ha sido presentada por el partido Contrapoder ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, dada la condición de aforados de ambos querellados, por un presunto delito de prevaricación.

La fiscal y el juez son, según el texto al que ha tenido acceso eldiario.es, responsables de “una resolución esperpéntica, un despropósito no salido de una aplicación defendible del ordenamiento jurídico”.

Los querellantes alegan que la Sala Segunda del Supremo confirmó la condena de 17 años y medio de inhabilitación a Elpidio Silva por enviar en dos ocasiones a prisión a Miguel Blesa, así como por otros delitos cometidos durante la instrucción, siendo en cualquier caso “un asunto de muchísima menos evidencia que el presente”.

El abogado que firma la querella, José Luis Mazón, considera también de menor gravedad que el encarcelamiento de los titiriteros la orden de Baltasar Garzón de grabar las conversaciones entre detenidos del caso Gürtel y sus clientes, lo que valió la condena del exjuez de la Audiencia Nacional. “Este partido pide un trato coherente con los precedentes respecto del querellado señor Moreno Chaparro y con su copartícipe necesario, el fiscal de las expresadas diligencias”, recoge el texto.

Contrapoder acusa a la fiscal y el juez de distorsionar la realidad para poder justificar la medida de la prisión. Ocurre, a su entender, con el lema de la pancarta de 20 centímetros que muestra uno de los guiñoles en la representación La bruja y don Cristóbal: a cada cerdo le llega su sanmartín. La pequeña pancarta deía Gora Alka-ETA y sirve a juez y fiscal para sostener la acusación de enaltecimiento del terrorismo. “El auto se aparta del argumento y desontextualiza la pancarta del montaje policial para que no se entiendan la partitura del hecho real suponemos, inviable este para justificar ninguna prisión”, dice la querella.

Y añade: “La pancarta Gora Alka-ETA no es ningún acto de publicidad terrorista para que los niños vean con simpatía a estas dos organizaciones terroristas, nada más lejos de la realidad, es o aparecer como un mero instrumento de falsa incriminación que usa el policía corrupto contra la bruja para incriminarla”.

En definitiva, añade Contrapoder, el auto del juez es “un despropósito digno de entallarse en piedra y pieza del venidero museo de los errores y horrores judiciales, que existen en y casi todos los días como los profesionales de la abogacía venimos comprobando”.

El partido teme que este tipo de decisiones acaben provocando “un estado de rebelión o estallido social contra los abusos cometidos desde las instituciones que son puestas, como en este caso, al servicio del interés político o la ideología extremista del juez”.

La querella fue presentada en la mañana del miércoles, por lo que, entre las medidas que solicitaba, estaba la inmediata libertad de los dos titiriteros, que se produjo poco después, al rectificar fiscal y juez su decisión del sábado. Contrapoder pide que se cite a declarar a Carmen Monfort e Ismael Moreno.

Raúl García y Alfonso Lázaro siguen acusados de un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra las libertades públicas. En la tarde del miércoles quedaron en libertad tras reconducir su postura tanto la Fiscalía como el juez. Este último ha impuesto comparecencias diarias en el juzgado a ambos imputados.

(Fuente: el diario.es / Autor: Pedro Águeda)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *