La Junta de Andalucía se gasta un 16% más en altos cargos que el año pasado

El gobierno de Susana Díaz ha disparado el número, y el coste, de los altos cargos al mismo tiempo que aplica recortes en sanidad o educación. Sólo en el último año, la factura que paga la Junta de Andalucía por altos cargos se ha disparado un 16%, de acuerdo con los datos oficiales incluidos en los presupuestos de la comunidad autónoma que ayer puso encima de la mesa el Partido Popular andaluz.

Lo que se gasta el gobierno andaluz es, según el PP-A, el triple de lo que dedican otras comunidades autónomas, como Galicia, Castilla La Mancha o Extremadura a abonar los sueldos de sus altos cargos.

El ejecutivo andaluz, explicaron ayer la portavoz del PP en el Parlamento, Carmen Crespo, y la parlamentaria Patricia del Pozo, tiene en nómina a 233 altos cargos, a los que hay que sumar otros 48 de los entes instrumentales. Y a estos 281 añaden los populares 255 puestos de confianza, asesores colocados a dedo en los gabinetes de las consejerías y otros organismos de la Junta de Andalucía.

Pero no queda ahí sólo la cuenta. El PP añade otros 150 directivos de los organigramas de 40 de los principales entes instrumentales de la denominada administración paralela. El resultado final, según las estimaciones del Partido Popular andaluz, son 686 cargos y asesores cuyo coste final es mucho mayor de los 35 millones conocidos, ya que esta cantidad es sólo la relativa a los 281 altos cargos y a los 255 puestos de confianza. Falta por saber, denunció Crespo, lo que cuestan los 150 directivos de la administración paralela.

Si en Andalucía hay 280 altos cargos, en Galicia la cifra es de 95, contando a delegados y directivos de entes adscritos, mientras que en Castilla La Mancha hay 73 y en Extremadura, 63.

La portavoz parlamentaria popular anunció que su grupo va a reclamar que los presupuestos de 2017 incluyan una reducción efectiva de altos cargos. Crespo reprochó a la presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, este gasto mientras su política con los empleados públicos andaluces es la de «recortar docentes», la «no recuperación de los derechos laborales» o la «precariedad en los contratos».

En la misma línea, criticó que Andalucía cuenta con una «administración paralela desorganizada y sobredimensionada» y aseguró que la presidenta andaluza «pasará a la historia como la que más recortes ha aplicado».

(Fuente: El Mundo – Andalucía / Autor: Chema Rodríguez)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *