Policía de EEUU asesina a otro joven negro

La noticia la dio a conocer por el Departamento de Policía después de que empezó a hacerse viral en las redes. Los represores confirmaron que su muerte se produjo debido a la gravedad de las heridas recibidas más temprano por los disparos -injustificados, según los testigos- de un agente.

El jefe de Policía de El Cajón, Jeff Davis, repitió el guión de sobras conocido: el fallecido, de 30 años y aún no identificado, se negó a cumplir las órdenes de los agentes policiales de levantar sus manos. Para darle más credibilidad al viejo argumento, dijo que el sospechoso se metió la mano en los bolsillos del pantalón y luego sacó un objeto de uno de los bolsillos, actuando “como si fuera a disparar con una pistola”.

Testigos desmienten a la policía

Varios testigos denunciaron que los agentes abrieron fuego “indebidamente” rápido, y declararon que se escucharon hasta cinco disparos.

También afirmaron que esta rapidez a la hora de actuar estuvo influida por el hecho de que el hombre -que supuestamente que se comportaba “de forma errática”- era de raza negra.

Tras el tiroteo, decenas de personas se congregaron rápidamente en la escena de los hechos para protestar contra la muerte del joven afroamericano; la última de las muertes a manos de la Policía, un acto motivado por razones raciales.

 

Fuente: HispanTV/La Haine

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *