Colombia: El Gobierno y las FARC-EP firman la paz tras 52 años de guerra (Vídeos)

El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC- EP) firmaron este lunes el Acuerdo final de Paz para terminar la confrontación armada de 52 años de antigüedad. Un conflicto que  ha causado unos trescientos mil muertos y casi siete millones de desplazados.

Las partes concluyeron en agosto pasado una negociación de más de cuatro años llevada a cabo en Cuba para poner fin a la guerra de 52 años, que ha dejado 220 mil muertos y millones de desplazados. El 24 de agosto de 2016, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP anunciaron el acuerdo final de paz. El documento pasó a manos del Congreso de Colombia el pasado jueves 25 de agosto. Tras la firma, se cumplirá con un cronograma preciso para la dejación de todas las armas en 180 días, las cuales se entregarán a la Organización de las Naciones Unidas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, notificó al Congreso su decisión de llamar a un plebiscito el próximo domingo 2 de octubre de 2016. El envío del acuerdo original al Congreso por parte del Gobierno cumplió con el plazo mínimo de 30 días que tiene para difundir los acuerdos con las FARC- EP antes del plebiscito, de tal manera que Colombia conozca y sepa qué se votará en las urnas.

La ceremonia de la firma

En el marco de una ceremonia solemne, y ante unos 2.500 invitados se dió inicio este lunes en Cartagena de Indias a la firma del Acuerdo de paz, entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La ceremonia protocolaria se celebró en la Plaza de Banderas del Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala

El mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, y el jefe Máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, alias “Timochenko”, estamparon sus firmas en el acuerdo final, compuesto de 297 páginas y que ha sido ampliamente divulgado para que los colombianos lo conozcan en su totalidad. Tras la firma, el líder guerrillero  aseguró que la única arma que utilizarán desde ahora será la palabra.

El acto se inició con un minuto de silencio por todas las víctimas que ha dejado el conflicto armado durante más de medio siglo. La jornada, continuó con un homenaje del presidente Santos a las Fuerzas Armadas. Posteriormente el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, ofició una misa por la reconciliación del pueblo colombiano.

En el acto de la firma oficial del acuerdo de paz participaron como testigos  distintos jefes de Estado y representantes de organismos internacionales, todos vestidos de blanco (el color de la paz). Entre ellos se encontraban los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Bolivia, Evo Morales; Cuba, Raúl Castro; Chile, Michelle Bachelet; Ecuador, Rafael Correa; México, Enrique Peña Nieto; Paraguay, Horacio Cartes; y Venezuela, Nicolás Maduro.

También estuvo presente el Secretario General de la (ONU), Ban Ki-moon, y su predecesor Kofi Annan; el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; y los presidentes del Banco Mundial, Jim Yong Kim; del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

La jornada fue calificada de memorable por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-monn, quien fue el primer orador del acto, en el cual Santos bautizó a la amurallada Cartagena, Patrimonio de la Humanidad, con el nombre de Ciudad de la Paz.

El ELN decreta una tregua para facilitar el plebiscito

Coincidiendo con la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC-EP, el segundo grupo guerrillero en importancia, con varios miles de combatientes en activo, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha decretado una tregua para facilitar la celebración del plebiscito el próximo domingo 2 de octubre, cuando los ciudadanos podrán refrendar los acuerdos de paz suscritos con las FARC-EP.

«Para despejar dudas de que nosotros seamos unos obstáculos al proceso de refrendación o al plebiscito, nuestra disposición es que no haya un accionar ofensivo del ELN en esos días, para facilitar la participación de la gente», anunció Pablo Beltrán, integrante del Comando Central del grupo insurgente a la radio clandestina Patria Libre.

El Presidente colombiano lo apreció, declarando  que “el Ejército de Liberación Nacional decretó un cese el fuego unilateral, y yo quiero resaltar ese gesto”, pero insistió en imponer condiciones a las conversaciones con el ELN, condicionando nuevamente el inicio de diálogos formales con dicha guerrilla a la liberación de las personas que mantiene retenidas. “si libera a los secuestrados la misma semana entrante podríamos anunciar que comienza la fase pública de las negociaciones porque ya tenemos el 50 por ciento de la negociación», afirmó en referencia al comienzo de las conversaciones oficiales con dicha agrupación rebelde, menos numerosa que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) pero igualmente activa desde hace más de medio siglo.

En sucesivas declaraciones, el jefe del ELN, Nicolás Rodríguez, rechazó cualquier exigencia previa a las ya anunciadas conversaciones entre representantes gubernamentales y representantes de ese movimiento guerrillero en busca de una solución civilizada al conflicto entre ambas partes. Sin el ELN la paz de Colombia será incompleta, consideran muchos en el país.

El pasado 30 de marzo en Caracas (Venezuela), el ELN tuvo el primer acercamiento formal con el Gobierno colombiano, para consolidar una agenda de paz.Desde entonces, ni la insurgencia ni el Ejecutivo que preside Juan Manuel Santos, han mostrado avances en los diálogos.  «Estamos completando seis meses de congelamiento, porque el Gobierno se inventó una etapa entre la fase confidencial y pública y de varias maneras ha intentado modificar los acuerdos», advirtió Beltrán en sus declaraciones a Patria Libre.

(Fuentes: Resumen Latinoamericano/ Prensa Latina / TeleSur)

Vídeos (El 3º incluye el discurso completo de Timochenko en el  acto):

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *