UGT y CC.OO. abren sus puertas de par en par a los militantes del PP

Da la sensación de que vivimos tiempos   en los que algunos compiten por decir las estupideces más imbéciles y descabelladas. Las sueltan y se quedan tan anchos. Y como no podía ser de otro modo, los grandes medios de comunicación  las recogen, destacándolas con grandes caracteres con el claro objetivo de proceder a su socialización. De manera que a base de repetirlas una y otra vez  en boca de determinados y conocidos personajes,  esas disparatadas aseveraciones  llegan a formar  parte del acervo del “sentido común” colectivo.

Lo peor, en cualquier caso, no son los desatinos. Estos ni son novedosos ni peores a los que sufrimos desde hace años. Lo realmente demoledor es que casi todas ellos terminan en la más absoluta impunidad ideológica pues, desgraciadamente, no abundan las voces discrepantes dispuestas  a combatirlas como corresponde. Todo lo contrario.

Viene esta reflexión a cuento porque hace unos pocos días, el rotativo ultraconservador “El Mundo” entrevistó al recién nombrado Secretario General de la UGT, José Álvarez.  El flamante dirigente de este sindicato  dijo, entre otras lindezas, que uno de sus objetivos era conseguir que los militantes del Partido Popular “se encontraran cómodos en las filas de la UGT”.

“Quiero que la UGT – precisó – se convierta en un sindicato en el que los militantes de todos los partidos se sientan cómodos… La UGT no tiene por qué ser partidaria”.

Por si fuera poco, en una pirueta de ingenuidad ideológica  dificil de imaginar en  el máximo dirigente  de una organización de trabajadores  que se autodefine como “de clase”,  Álvarez llegó a decir que su objetivo al promover la entrada en militantes del PP en  el sindicato que lidera era “ayudar para que el PP sea un partido socialmente más comprometido…  Tenemos que conseguir un sindicato plural en el que la gente vea nuestras posiciones políticas como aportación a derechos de personas y no como un intento de inmiscuirnos en la vida partidaria”.

También CC.OO se abre de par en par al PP

Sin embargo, la cuestión no quedó zanjada con la cabriola del dirigente ugetista. En una suerte de “y nosotros más”, el otro sindicato “mayoritario”, CCOO, no se quedó atrás. En una entrevista realizada por el magacín de la Sanidad privada “La Revista”, el recién nombrado Secretario General de Sanidad de  CC.OO, Antonio Cabrera, reveló su convicción de que “ser sindicalista y de derechas no es incompatible…  En el sindicato no vamos a excluir a nadie por su convicción política. Tengo amigos que son sindicalistas y son de derechas…”

Por otra parte, ambos “sindicalistas” manifestaron su opinión de que sería conveniente un pacto gubernamental entre PSOE-Podemos-Cs… e  incluso, también con el Partido Popular. “Sería razonable – dijo el secretario general de la Sanidad de CCOO –  que PSOE, Ciudadanos y Podemos y otros grupos, incluido el PP, participaran en el debate para formar Gobierno. Escuché a Rajoy en la investidura y no entendí nada. Si quiere ser presidente tiene que hacer concesiones”.

El secretario general de UGT no llegó a tanto, y  se mostró más cauto… No incluyó en la abracadabrante fórmula gubernamental propuesta por el de CCOO, al Partido Popular. Todo un gesto.

(Fuente: Canarias Semanal / Autor: Aday Quesada)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *