Almería: Rosa Aguilar culpa al trabajador del “taladrazo” en la Alcazaba. La fiscalía ve indicios de delito

La culpa del “taladrazo” en el muro de la Alcazaba de Almería es únicamente responsabilidad de la empresa y del trabajador, según la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, que no ve culpa alguna en la Delegación de Cultura, y tampoco en la directora del conjunto monumental.

No obstante, contradiciendo estas declaraciones exculpatorias, la Consejería de Cultura ha cesado a la directora de la Alcazaba, María Luisa García, de su cargo. El Cese ya se ha hecho efectivo y se ha convocado un concurso para cubrir la plaza.

Según ha dicho Aguilar a los periodistas, “si un trabajador realiza un trabajo y comete un error y taladra lo que nunca tenía que haber taladrado, la responsabilidad la tiene quien taladró y quien tiene que responder es la empresa”.

La consejera ha señalado que “Nunca se le debió ocurrir la nadie taladrar, pero uno comete errores”, y añadió que “a veces detrás de los trabajadores no hay nadie; los trabajadores lo hacen desde la responsabilidad”. “No hay nada más que investigar; un trabajador taladró, hay una empresa detrás y hemos tomado una decisión en función de una conjunción de situaciones”, ha asegurado Aguilar.

En declaraciones a los periodistas después de realizar una visita al Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), Aguilar ha asegurado que Cultura “colaborará” con la justicia para que esta proceda “según considere”. La Fiscalía Provincial de Almería ha interpuesto una denuncia ante los juzgados a fin de investigar si los 20 agujeros que se realizaron en uno de los muros del Patio de Armas del tercer recinto del Conjunto Monumental de La Alcazaba por parte de la empresa Stand para la instalación de andamiajes con motivo de las Jornadas del Siglo de Oro suponen hechos susceptibles de un delito de contra el patrimonio histórico.

El conocido como ‘taladrazo’ se produjo como consecuencia de una “actuación inesperada de un trabajador”, según Aguilar, y ha trasladado que esta persona y la empresa contratada para colocar los andamiajes “ya habían realizado este trabajo con anterioridad”.

(Fuente: Noticias de Almería)

La Fiscalía ve indicios de delito en el “taladrazo” de la Alcazaba

La Fiscalía ha apreciado indicios de un delito contra el Patrimonio Histórico en el ‘taladrazo’ perpetrado en la Alcazaba de Almería el pasado junio, cuando se practicaron una veintena de perforaciones en los muros del Patio de Armas del tercer recinto al instalar las gradas y andamiajes para la celebración de varios espectáculos.

El fiscal ha presentado una denuncia ante los juzgados para que se investiguen los hechos y los perjuicios ocasionados al principal monumento de la capital por los 20 agujeros realizados en las murallas, que a su entender podrían ser constitutivos de un delito de daños al patrimonio histórico “bien en su modalidad dolosa, o cuanto menos imprudente”, que pueden implicar penas de prisión de seis meses a dos años, como ha avanzado Europa Press.

La denuncia de la Fiscalía es consecuencia de la presentada la semana pasada por la Asociación de Amigos de la Alcazaba. Su vicepresidente, Francisco Verdegay, ha expresado a este diario su satisfacción, porque a su entender la denuncia de la Fiscalía “es una buena noticia para la Alcazaba y para que se tenga hacia ella un poco de respeto”, que a su entender ha faltado en este asunto, sobre todo por parte de la Administración que la gestiona, la Junta de Andalucía.

El Ministerio Fiscal interesa la incoación de un procedimiento penal para comprobar los hechos narrados por los denunciantes y la Junta -que previamente había presentado también un expediente informativo sobre los trabajos que se habían ejecutado para el posterior arreglo del BIC- y, a su vez, la práctica de diligencias encaminadas a identificar a los responsables de la empresa de andamios y a evaluar los daños y el coste de reparación que tuvieron.

El fiscal también solicita la identificación de los administradores de la empresa de andamios así como su declaración en calidad de investigados.

De manera paralela, pide que se libre oficio a la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte para que designe a un técnico que elabore un informe sobre los daños causados al BIC y que se proceda a la valoración del importe de los daños así como el coste de su reparación.

En relación a esta petición, Amigos de la Alcazaba se pregunta ahora si es que la Junta no emitió ningún informe sobre dichos daños cuando informó a la Fiscalía, porque a su entender debió hacerlo desde el primer momento.

La asociación vuelve a destacar las “múltiples irregularidades” detectadas en la gestión de este asunto, después de que la delegada del Gobierno andaluz informase de que la reparación había costado 150 euros -para considerarse delito contra el Patrimonio debe superar los 400-, cuando otras empresas consultadas por Amigos de la Alcazaba valoraron la reparación en más de 3.000 euros.

Además, la reparación se realizó, según la propia Junta, en apenas 48 horas, “algo totalmente imposible” según la asociación, atendiendo al procedimiento legal exigido. “Lo que está claro es que estas cosas en otro monumento no habrían sucedido, ni por supuesto se habría llevado a cabo una gestión tan chapucera y lamentable”, concluye Verdegay.

Amigos de la Alcazaba reclamó que se depuraran responsabilidades y la dimisión del delegado provincial de Cultura, Alfredo Valdivia, quien respondió cesando a la directora del monumento, María Luisa Ortega.

(Fuente: El Mundo – Andalucía)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *