Siria: Ataque al convoy humanitario, montaje y cortina de humo estadounidense

El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia,Serguei Lavrov, rechazó las acusaciones de Estados Unidos sobre una supuesta implicación de la aviación rusa o de Siria en un ataque contra un convoy humanitario en en la ruta hacia Alepo. El convoy se acercaba a la localidad de Urm al Kubra, al suroeste de Alepo, y de acuerdo con la Federación Internacional de la Cruz Roja, murieron 21 personas y fueron destruidos al menos 18 camiones.

Lavrov declaró al canal Rossia 1 que la agresión se registró en horas de la noche y la aviación siria carece de posibilidades para volar en esas condiciones. Además, afirmó, el ataque ocurrió cuando la caravana conjunta de la Media Luna siria y la ONU descargaba la ayuda en la zona de Urum al Kubra, al noroeste de la ciudad de Alepo.

Un vídeo publicado por el Ministerio ruso de Defensa muestra la vigilancia aérea con drones del recorrido de la caravana por al lado de la cual circulan vehículos dotados de morteros, supuestamente perteneciente a grupos armados.

A las declaraciones de la Casa Blanca de que si la aviación rusa no estuvo implicada en el incidente, de todas formas era responsable por ello, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, remitió a la prensa a un comunicado del Ministerio de Defensa.

El mando militar ruso puso en duda que la caravana, con ayuda para la población de Alepo, hubiera sido blanco de un bombardeo aéreo, pues los daños registrados hablan de un incendio, iniciado antes de una ofensiva de los terroristas en esa ciudad.

«El convoy humanitario de Alepo seguía una furgoneta de terroristas con morteros»

«El convoy humanitario de Alepo seguía una furgoneta de terroristas con armas de mortero», ha anunciado el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el mayor general Igor Konashénkov. (ver último video)

Además, el portavoz ruso ha afirmado que «las aviaciones rusas y sirias no realizaron ningún ataque aéreo contra el convoy humanitario al suroeste de Alepo». «Debido al hecho de que la ruta del convoy pasaba por territorio controlado por los rebeldes, el Centro ruso para la reconciliación de las partes en conflicto en Siria lo siguió ayer con aviones no tripulados», ha añadido Konashénkov.

Según los datos de la ONU, se vieron afectados por el ataque 18 de los 31 camiones que integraban el convoy. La organización ha admitido que es incapaz de determinar si el ataque sufrido este lunes por un convoy humanitario en Alepo (Siria) fue aéreo. Sin embargo, la propia ONU se ha hecho eco de que «diferentes fuentes» han confirmado que el lunes la ciudad fue atacada por fuego de artillería.

El objetivo de las acusaciones de EEUU desviar la atención

Acusar a Rusia de haber bombardeado un convoy humanitario de la ONU en Alepo es crear una cortina de humo para desviar la atención de los ‘errores’ de la aviación de la coalición, que atacó en días pasados a tropas del Ejército Sirio, reveló en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

«Las acusaciones tempraneras y no sustentadas, entre otras cosas, son usadas deliberadamente para alejar la atención del extraño ‘error’ cometido por los pilotos de la coalición internacional al mando de EEUU el 17 de septiembre, cuando sus aviones bombardearon las posiciones de las fuerzas gubernamentales sirias en Deir Ezzor», subraya el documento de la Cancillería.

«Con indignación y rechazo hemos observado los intentos de algunos supervisores internacionales de los grupos criminales y terroristas en Siria de responsabilizar a las Fuerzas Aeroespaciales rusas y a las Fuerzas Aéreas sirias por el incidente, el ‘bombardeo’ de un supuesto convoy humanitario», continúa la misiva.

En el Ministerio señalaron que, «según testimonios de los ‘testigos’ de la organización ‘Cascos blancos’, que actúa en las zonas controladas por los rebeldes, una de las fuentes preferidas de los medios occidentales, el ataque se produjo desde el aire, e incluso algunos activistas escucharon supuestamente el ruido de helicópteros [en la zona]».

Los llamados Cascos Blancos de Siria, grupo de voluntarios que definió como organización próxima al Frente para la Conquista del Levante, antes Al Nusra, podrían explicar quiénes y con qué objetivo provocaron un incendio porque sus representantes “como siempre casualmente estaban con las cámaras de vídeo en el lugar preciso y a la hora precisa”, subraya la información.

El informe del Centro detalla que daba seguimiento a la ruta del convoy de 31 camiones con drones y éste atravesaba territorios controlados por los grupos terroristas y éstos eran los únicos que disponían de todos los detalles al respecto.

Todas las imágenes del vídeo publicado y analizado en el centro, indicaron, apuntan a “consecuencias directas de un incendio del cargamento que, de forma extraña, habría empezado simultáneamente con una ofensiva a gran escala de grupos armados hacia Alepo” y no de bombardeos aéreos.

El convoy se acercaba a la localidad de Urm al Kubra, al suroeste de Alepo, y de acuerdo con la Federación Internacional de la Cruz Roja, murieron 21 personas y fueron destruidos al menos 18 camiones.

(Fuentes: Russia Today – RT / Ria Novoti / Sputnik – Mundo / Prensa Latina)

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *