De nuevo el submarino nuclear británico HMS Triumph atraca en Gibraltar

El submarino nuclear de la Royal Navy HMS Triumph, perteneciente a la clase Trafalgar, atracó en la mañana de ayer sábado en la base naval del puerto de Gibraltar, quedando amarrado al fondeadero del South Mole.

Según señaló el servicio de información oficial del Gobierno de Gibraltar, “Infogibraltar”, a través de su cuenta en Twitter, se trataría de una “visita de rutina”, luego de que los ecologistas de Verdemar detectaran su presencia y la denunciaran, ya que la Royal Navy no había anunciado la llegada al Peñón del HMS Triumph, pretextando razones de seguridad.

No es la primera vez que este sumergible recala en el Peñón, aunque la más polémica fue en noviembre de 2013, cuando los ecologistas denunciaron que estaba siendo sometido a reparaciones justo después de un incidente acaecido en la base escocesa de Devenport, donde un fallo de refrigeración provocó una alarma de accidente nuclear por el recalentamiento de los reactores de los submarinos presentes en la base, entre ellos el HMS Triumph.

Ecologistas y distintos grupos políticos y sociales de la zona viene hace años denunciando el peligro latente en que vive la ciudadanía como consecuencia de la presencia de submarinos nucleares en Gibraltar. Este verano, otro submarino de propulsión nuclear británico, el HMS Ambush, chocó el 20 de julio contra un buque mercante cargado de gasolina en aguas cercanas al Peñón. Permaneció varios días atracado en el puerto de Gibraltar hasta que el 29 de julio zarpó hacia Reino Unido ante la imposibilidad de ser reparado allí.

Según informó el colectivo del  Campo de Gibraltar Verdemar-Ecologistas en Acción, en el puerto gibraltareño también se encuentra atracado el crucero británico Thomson Spirit, lo cual supone «un auténtico peligro», ya que dicha embarcación «se encuentra cerca del submarino nuclear».

Como consecuencia, desde el colectivo ecologista quiere «hacer un llamamiento de atención al crucero británico, para alertar del riesgo que puede ocasionar tanto a tripulantes como a turistas del mismo la presencia del submarino, por lo que exigimos que abandone el puerto cuanto antes», declaró su portavoz, Antonio Muñoz.

Igualmente alertó acerca de que este tipo de submarinos son verdaderas «bombas flotantes». Por lo tanto, pidió al Ministro Principal del Peñón de Gibraltar, Fabián Picardo, que opte «entre un puerto turístico, o bien un puerto militar».

El HMS Triumph tiene un largo historial en su utilización por el imperialismo británico en sus operaciones de agresión a diferentes países. En 2001 formó parte de un operativo de la invasión de Afganistán. Desde el submarino se lanzaron misiles Tomahawk contra objetivos situados en el interior del territorio afgano. En el año 2011 tomó parte en la Operación contra Libia y llegó a disparar hasta 15 misiles de crucero Tomahawk contra diversos objetivos.

Como es habitual en ellos, ni el gobierno estatal ni el de Junta de Andalucía se han pronunciado hasta ahora, ni con respecto a la presencia de estos submarinos ni acerca del peligro que la presencia de estos conllevan para los habitantes del Campo de Gibraltar.

La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *