El bloqueo de EEUU a Cuba cumple 54 años

Estados Unidos (EEUU) mantiene desde el 7 de febrero de 1962 un bloqueo total contra Cuba, que puede ser considerado como el genocidio más largo de la historia, debido a sus políticas dirigidas esencialmente a socavar puntos vitales de la defensa y la economía de la isla caribeña.

Hace 54 años el entonces presidente de los EEUU, John F. Kennedy, mediante la Sección 620a de la Ley de Ayuda Extranjera (de septiembre de 1961), declaró el bloqueo total contra la isla, después de años aplicando este tipo de medidas de manera progresiva, como parte de sus políticas imperiales, luego de que el 1 de enero de 1959 las fuerzas revolucionarias de Cuba culminaran con el régimen dictatorial de Fulgencio Batista, movimiento liderado por Fidel Castro.

Las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno Revolucionario en Cuba estaban destinadas a recuperar las riquezas del país y ponerlas al servicio del pueblo, hecho que afectó los intereses de los grandes monopolios estadounideses, que durante más de medio siglo habían saqueado los recursos de la isla e influido directamente en su política interna.

Precisamente, la decisión de actuar con plena independencia y producir cambios decisivos en las políticas económicas y sociales de la isla, para una mayor estabilidad de su pueblo, constituyó el detonante histórico entre los dos países. EEUU respondió rápidamente y de manera brutal con sanciones encaminadas a doblegar la revolución cubana con un bloqueo total dirigido con guerra económica.

Las políticas de bloqueo comenzaron en febrero de 1959, y cada vez se hacían más evidentes y graves desde la no aprobación de un modesto crédito solicitado para sostener la moneda cubana; la restricción de exportación de combustible a Cuba por parte de las transnacionales Esso, Texaco y Shell, en 1960; la prohibición de exportaciones norteamericanas a la isla, con la excepción de alimentos, medicinas y equipos médicos, no incluidos en subsidios; la ruptura de relaciones diplomáticas de EEUU con Cuba, el 3 de enero de 1961; y una intensa maniobra estadounidense en la Organización de Estados Americanos (OEA) para que la mayoría de los países latinoamericanos rompieran relaciones con la isla.

En su intenso juego imperial EEUU además implantó formalmente, en febrero de 1962, el “embargo” total del comercio con Cuba; así como la prohibición de entrada en territorio norteamericano de cualquier producto elaborado, total o parcialmente, con productos de origen cubano, aunque fuese en un tercer país; en 1963 se prohibieron todas las transacciones con Cuba y se congelaron los valores del Estado cubano dentro de territorio estadounidense; y en mayo de 1964 el Departamento de Comercio norteamericano implantó la prohibición total de embarques de alimentos y medicinas a Cuba, aunque en la práctica éstas ya no se efectuaban.

No puede hablarse de un “embargo” al hacer referencia a las acciones ejercidas contra Cuba por parte del gobierno de EEUU, por el contrario, se tipifican como un bloqueo, una medida de guerra, para conseguir el aislamiento, con el propósito de llevar al pueblo a claudicar en su decisión de ser soberano e independiente, con una rendición por la fuerza o por el hambre.

El Bloqueo no surtió efecto

El 17 de diciembre de 2014, EEUU y Cuba anunciaron la decisión de restablecer relaciones diplomáticas, y el actual presidente estadounidense, Barack Obama, reconoció que el bloqueo no surtió efecto.

Para llegar a este acuerdo de restablecer las relaciones Obama y Raúl Castro, presidente de Cuba, establecieron una serie de negociaciones, que presentaron ciertos avances como el regreso a la isla caribeña, el mismo 17 de diciembre, de Gerardo Hernández, Ramón Labaniño y Antonio Guerrero, que se unieron a René y Fernando González (ya libres en aquel momento), tras permanecer injustamente encarcelados en territorio estadounidense.

Igualmente, se restablecieron las relaciones diplomáticas y se reabrieron las embajadas en ambos países, lo cual estuvo precedido de la rectificación de la injusta designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo. Se expandió la cooperación ya existente en temas de interés mutuo, como la seguridad aérea y de la aviación; y el enfrentamiento al narcotráfico, la emigración ilegal, el tráfico de emigrantes y el fraude migratorio.

No obstante, Raúl Castro ha sido enfático al expresar que el pueblo cubano no renunciará a los principios e ideales por los que ha luchado; las exigencias históricas de respeto a su soberanía para poder establecer relaciones bilaterales con el gobierno de EEUU, y el cese inmediato al bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla.

“El pueblo cubano no renunciará a los principios e ideales por los que varias generaciones de cubanos han luchado a lo largo de este último medio siglo. El derecho de todo Estado a elegir el sistema económico, político y social que desee, sin injerencia de ninguna forma, debe ser respetado”, señaló Raúl al cumplirse un año del anuncio del acuerdo para restablecer relaciones entre ambas naciones.

(Fuente: Cuba Debate)

 

En Claves: ¿Cómo afecta al pueblo cubano el bloqueo de EE.UU.?

Este 7 de febrero se cumplen 54 años del bloqueo financiero, económico y comercial más largo de la historia de la humanidad el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, todos los sectores de la nación cubana se han visto afectados no solo en materia económica sino también otros servicios básicos como: salud, educación, tecnología y turismo.

El 7 febrero de 1962, luego de que el presidente de los Estados Unidos J.F. Kennedy suspendiera totalmente la cuota azucarera originaria de Cuba el Gobierno estadounidense, decretó, mediante orden ejecutiva presidencial, el embargo total del comercio entre EE.UU., y Cuba.

Los daños humanos que ha producido el bloqueo son incontables, y su duración en el tiempo ha hecho del mismo férreo e insostenible.

¿Cuánto ha perdido económicamente Cuba?

El gobierno Cubano ha informado que las multas impuestas por EE.UU. y su actual administración ascienden a más de 11 mil 500 millones de dólares. Mientras que el total de pérdidas monetarias por el bloque llega a 116 mil 800 millones de dólares. Además Cuba no puede exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde los EE.UU., utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones financieras internacionales, tener acceso a créditos de bancos en los EE.UU. de sus filiales de terceros países y de las instituciones financieras internacionales.

La condición de país en vías de desarrollo de Cuba hace que su economía depende casi en su totalidad del comercio exterior: de tecnología y capitales externos, de créditos, inversiones y de la cooperación internacional para su progreso. Por ello entre 1996 y 1998 el gobierno de Cuba intentó aunque sin éxito establecer contratos con compañías europeas para la creación de una asociación económica en la industria petrolera, pero no pudo llevarse a cabo por las nuevas condiciones derivadas de la promulgación de la Ley Helms-Burton de Estados Unidos y las presiones para que se retiraran de la isla, según el portal cubano Ecured.

¿Cómo ha afectado el bloqueo en el área de salud, alimentación y comunicaciones?

Según el último informe del gobierno cubano, se calcula que desde el bloqueo en el sector salud ha perdió unos 104 mil millones de dólares y que tan sólo entre mayo de 2009 y abril de 2010 se registraron pérdidas por 15 millones en el área de la salud pública.Sumado a la escasez de medicamentos destinados para tratamientos como el cáncer u otros de largo y corto plazo que perjudican directamente a la población.

El Gobierno cubano gasta unos mil millones de dólares anuales en subsidiar el arroz, café, carnes, granos, pastas, huevos, azúcar, sal, pan y otros alimentos que en pequeñas cantidades recibe cada cubano al mes por un precio menor a tres dólares. Mientras que los niños adicionalmente reciben leche en polvo y yogur de soja, y los enfermos dietas médicas. Aún así, la cuota es insuficiente para cubrir las necesidades del mes, por lo que los cubanos deben comprar alimentos no subsidiados que representa un gasto pesado para su salario mensual.

En materia de educación, el impedimento del gobierno cubano al mercado estadounidense afecta en la compra de artículos escolares y en el mantenimiento de la red escolar, por lo que se ve obligado a comprarlo en países lejanos a la isla lo que genera altos gastos. Asimismo afecta gravemente el intercambio de información científica, cultural y deportiva.

Por otra parte, las comunicaciones de los cubanos con familiares fuera de la isla es costosa ya que el país no tiene acceso a la red mundial de comunicaciones.

El sector de transporte aéreo y terrestre también se ha visto afectado. La aeronáutica civil cubana ha perdido en promedio desde en los últimos 4 años cerca de 300 mil dólares. Mientras que el transporte terrestre se encuentra totalmente desactualizado y desmodernizado, producto del bloqueo.

Más del 70 por ciento de la población cubana ha nacido bajo el embargo. El atraso genereado por el bloqueo en todas las áreas de la vida de los cubanos no es más que la consecuencia de un bloqueo arbitrario que viola totalmente los derechos humanos y además el legítimo derecho a la autodeterminación económica y política del pueblo cubano.

(Fuente: TeleSur)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *