El “taladrazo” de la Alcazaba de Almería denunciado a la Fiscalía

La Asociación de Amigos de la Alcazaba de Almería ha denunciado ante la Fiscalía Provincial el “taladrazo” perpetrado contra el principal monumento de la ciudad el pasado junio, cuando se practicaron una veintena de perforaciones en los muros del Patio de Armas al instalar las gradas y andamiajes para la celebración de varios espectáculos.

La asociación ha pedido al fiscal que investigue la agresión y el presunto delito contra el patrimonio histórico en la Alcazaba, y además ha criticado la “falta de transparencia democrática, incompetencia y mentiras” por parte de los responsables de la Delegación provincial de la Consejería de Cultura a la hora de gestionar el asunto y al ofrecer explicaciones sobre lo sucedido.

Amigos de la Alcazaba entiende que se trató de un delito contra el patrimonio a pesar de que la Junta de Andalucía valoró los daños en solo 150 euros, que fue lo que costó, supuestamente, su reparación por parte de una “empresa especializada” contratada para ello. Es decir, una cantidad inferior a los 400 euros a partir de los cuales ya se deben tramitar los daños como delito contra el patrimonio histórico. Sin embargo, la asociación, además de reclamar a la Junta las facturas de la reparación, ha informado de que ha solicitado varios presupuestos a empresas de restauración para este mismo trabajo, y el más económico de los recibidos ha sido de 3.112,44 euros.

A su vez, ha mostrado su sorpresa por el hecho de que en 48 horas, como afirma la Junta de Andalucía, se resolviera la restauración. Y es que para reparar un BIC es necesario, en primer lugar, que un restaurador especializado realice y firme una memoria inicial de intervención, que debe pasar a continuación por la Comisión de Patrimonio, órgano colegiado que es el que tiene que aprobar finalmente la intervención. Y una vez realizada esta, y concluidos los trabajos, el mismo restaurador debe realizar otra memoria final en la que se documentan los procesos acometidos.

La presidenta de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, considera que ha habido falta de transparencia democrática, pues “el tercer recinto estuvo cerrado más de 30 días mientras que la reparación se realizó supuestamente en 48 horas”, además de que “en ninguna de las reuniones del Foro Alcazaba se ha facilitado ningún tipo de documentación ni información técnica”.

También critica las incompetencias de la Delegación de Cultura: “No hubo protocolo de actuación, no hubo vigilancia adecuada, y se quiso culpar a los trabajadores de la Alcazaba”. Y sobre las mentiras, ha señalado que “el delegado de Cultura quiso minimizar los daños mintiendo sobre el conocimiento de los hechos”.

Por todo ello, la asociación ha vuelto a reclamar públicamente “la dimisión del delegado provincial de Cultura, Alfredo Valdivia. “No queremos que se cierre en falso ni se dé carpetazo al asunto poniendo en bandeja la cabeza de la directora de la Alcazaba -que fue cesada días después-. El máximo responsable es el delegado de Cultura, que sabía todo lo sucedido desde el primer día, y también debe dimitir. No es digno de velar por el patrimonio de la provincia”, sentencia Pérez.

El escrito de denuncia ha sido presentado ante la Fiscalía el 18 de agosto y en él se relatan los hechos sucedidos el 18 de junio, de los que “se deducen datos contradictorios con la información proporcionada y hecha pública hasta ahora por la Delegación Provincial de Cultura de Almería”, según la asociación.

(Fuente: El Mundo – Andalucía / Autor: Miguel Cabrera)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *