Cambio pero no tanto: Carmena adjudica a las empresas de siempre el servicio de basuras que iba a remunicipalizar

Era una de las reivindicaciones más reclamadas de la ciudadanía madrileña. Remunicipalizar los servicios externalizados suponía una oportunidad que se abría con el nuevo marco político en las elecciones municipales. Una opinión que compartía Ahora Madrid y que no dudó en recoger en su programa. De hecho, en la octava página de su compromiso escrito ya se puede leer una mención a esta cuestión.

El objetivo 4.3 del programa de Ahora Madrid diseñaba un horizonte en Madrid donde de las primeras acciones que se realizaría sería “establecer una hoja de ruta pararemunicipalizar el servicio de basuras y recuperar la plantilla de los servicios de limpieza y jardinería”. No obstante, en la primera oportunidad que ha tenido el Ayuntamiento de Madrid de alcanzar el ansiado objetivo ha errado en su intento: las grandes empresas (constructoras y/o de infraestructuras) continuarán encargándose de este servicio con los nuevos contratos adjudicados por el Consistorio.

A pesar de que en el compromiso electoral también se habla de “fijar una estrategia de recuperación progresiva de la gestión pública de los servicios municipales externalizados a las grandes empresas y grupos económicos”, la adjudicación de los lotes de recogida de basura a FCC; a una Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por Valoriza (filial de Sacyr), OHL, Acciona y Ascan; y a otra UTE de Urbaser (filial de ACS) y Cespa (filial de Ferrovial) no casa con lo dictado en las líneas de su programa.

No obstante, esta renuncia a recuperar el servicio de recogida de basura de Madrid no pilla de sorpresa. De hecho, el concejal de Economía de Carmena, Carlos Sánchez Matos, ya criticó públicamente la decisión tomada por el Consistorio al poco de conocerse los nuevos contratos: “Si tuviéramos la voluntad política como equipo de gobierno de municipalizar, habríamos municipalizado”, aseguró el político en el medioMadrid Diario. Es más, fue contundente en la crítica: “La diferencia ente un gobierno que quiere cambiar y transformar Madrid y uno que no quiere más que transformar la estela no es no tener miedo, sino vencerlo”.

A pesar de la dura crítica, el responsable económico del Ayuntamiento recalcó que es necesario “ser conscientes, y lo éramos antes de llegar, de que existen dificultades legales serias para poder abordar nuestro programa electoral”, a la hora de hablar de estas remunicipalizaciones. En cuanto a los contratos de basura, Sánchez Matos insistió en la complejidad aunque reiteró “que los procesos de municipalización que se pueda, por supuesto que los llevaremos a cabo“. “Los que no seamos capaces, por alguno de estos obstáculos, lo que haremos será exigir el cumplimiento estricto de las condiciones contractuales que fueron rubricadas”, aseguró el político.

Las condiciones del nuevo contrato
 
De los 687,1 millones de euros que presupuestó a principios de julio el Ayuntamiento, las empresas han realizado un porcentaje de baja sobre el presupuesto base de licitación del 1,08% (FCC para el primer lote), 0,87% (la UTE compuesta por Valoriza-OHL-Acciona-Ascan para el segundo lote) y 0,24% (la UTE de Urbaser y Cespa para el tercer lote).

Este nuevo contrato que entrará en vigor el 1 de noviembre –dejándose un plazo estimado de un mes para presentar cualquier tipo de recurso- y que tendrá una duración de cuatro años con opción de dos años más, viene acompañado de mejoras en comparación con el anterior concurso. Sobre todo al aumentar los criterios de adjudicación no monopolizando todo el criterio económico.

Sumado al aumento del 25% del presupuesto en comparación con el antiguo concurso, Carmena incrementa la frecuencia de recogida de la fracción envases, así como del mantenimiento y saneamiento de los contenedores y su entorno. Unos nuevos contratos donde las condiciones laborales cogen peso.  “Un mínimo de 101 personas pasarán a tener un contrato indefinido a tiempo completo en el servicio”, anuncia el Consistorio en un comunicado.

En total, según el Ayuntamiento de Madrid, se han tenido en cuenta hasta ocho criterios, siendo el económico, con 55 puntos, y las mejoras económicas, con 10 puntos, las condiciones que más en cuenta se han tenido para adjudicar los contratos.

Las mejoras en cada lote

La gestión de la recogida de basura en del lote oeste de Madrid (Centro, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca y Latina) correrá a cargo de FCC.Según el Consistorio, la compañía asegura poner cinco contratos de trabajo a tiempo completo con contrato indefinido, adicionales a los establecidos en los listados de subrogación (cuya cifra asciende a 483), 4.000 m2 de superficie de aparcamiento adicional a la establecida como obligatoria en el pliego de condiciones, dos camiones recolectores compactadores de caja cerrada, propulsados por sistemas calificados como de “cero emisiones” por la Dirección General de Tráfico”, que revertirán al Ayuntamiento al finalizar el contrato, el compromiso de un porcentaje del 30% de contenedores adaptados a personas con diversidad funcional y dos equipos de informadores ambientales y ambientólogos de apoyo a las campañas de implantación de las fases piloto de la recogida de biorresiduo.

El segundo lote, el este (Salamanca, Retiro, Chamartín, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro, San Blas-Canillejas y Barajas), la UTE de Valoriza-OHL-Acciona-Ascan firmará 25 contratos de trabajo a tiempo completo con contrato indefinido, adicionales a los establecidos en los listados de subrogación (cuya cifra asciende a 582), contará con 4.000 m2 de superficie de aparcamiento adicional a la establecida, pondrá un camión recolector compactador de caja cerrada como en el primer lote, dará un periodo de 28 días entre servicios consecutivos de saneamiento de contenedores para cada punto de contenerización permanentemente instalado en vía pública, apostará por un 25% de contenedores adaptados a personas con diversidad funcional y formará tres equipos de informadores ambientales y ambientólogos de apoyo a las campañas de implantación de las fases piloto de la recogida de biorresiduo.

Y, por último, el tercer lote, el sur (Arganzuela, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Villa de Vallecas), que ha sido adjudicado a la UTE de Urbaser y Cespa se ha comprometido a crear 21 puestos de trabajo a tiempo completo con contrato indefinido adicionales a los establecidos en los listados de subrogación (cuya cifra asciende a 389), 4.000 m2 de superficie de aparcamiento adicional a la establecida, a que el 30% de contenedores sean adaptados a personas con diversidad funcional y a establecer tres equipos de informadores ambientales y ambientólogos de apoyo a las campañas de implantación de las fases piloto de la recogida de biorresiduo.

Fuente: www.elboletin.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *