Confirmado. Gas Natural ha comenzado los trabajos en el entorno de Doñana

Se confirman las sospechas de los ecologistas. Petroleum Oil & Gas, filial de Gas Natural Fenosa, empresa concesionaria del almacenamiento de gas natural en el entorno de Doñana, comenzó ayer los trabajos previos de ejecución de nuevos pozos de extracción y almacenaje, en una de las cuatro fases en que fue dividido el macro proyecto de Marismas Occidental, que se ubica juntoa  lindes del Espacio Natural, en el término municipal de Almonte (foto adjunta).

El proyecto incluye 14 nuevos sondeos exploratorios  y la construcción de un gaseoducto de interconexión de más de cinco kilómetros que permitirán conectar los nuevos pozos con otros ya existentes en los parajes de Saladillo y Rincón, atravesando a su paso zonas de dominio público forestal del entorno de Doñana, ya que la actividad de extracción y almacenamiento gasistico en el entorno de Doñana se remonta a finales de los años ochenta.

Ayer los ecoclogistas denunciaban que la presencia de maquinaria pesada y  técnicos  de la empresa vaticinaban el inicio de los trabajos en la zona y, efetivamente, así fue. Ya se trabaja en unos terrenos que si bien no forman parte del Parque Natural si de espacios naturales del entorno, como  el corredor verde del Guadiamar.

La empresa cuenta con los informes y autorizaciones pertinentes tanto del gobierno estatal como de la Junta de Andalucía, mientras que los colectivos ecologistas tratan de impedir una actividad tan potencialmente dañina para el entorno y el propio Parque Natural. El último intento ha provenido de Ecologistas en Acción con un recurso de alzada contra el interés general. La resolución aún no se ha producido, por lo que la entidad censura que sin un pronunciamiento expreso al recurso, la actividad siga su curso.

Las organizaciones ecologistas WWF y Ecologistas en Acción han pedido este lunes la paralización “inmediata” de los trabajos que la empresa Gas Natural ha iniciado en el entorno del Espacio Natural de Doñana para acometer su proyecto de almacenamiento de gas. Han calificado de “totalmente irrelevante” que las obras estén fuera del Espacio Natural de Doñana, argumento recurrente tantoi de la Administración como de la propia empresa, puesto que se ejecutan a sólo 25 metros de su límite, “por lo que es casi una burla decir que no van a afectarlo”.

El responsable de la Oficina de WWF para Doñana, Juanjo Carmona, y el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, han señalado la necesidad de que “se paren” estos trabajos mientras se solventan los recursos administrativos y judiciales sobre este proyecto y para evitar que “fructifique la política de hechos consumados” que, en su opinión, pretende aplicar la empresa, según ha informado Efe.

Técnicos de ambas organizaciones se han trasladado esta mañana al camino de Los Tanajales, en Almonte, para comprobar sobre el terreno estos trabajos, que han comenzado tras dos semanas de labores previas de delimitación de los terrenos.

WWF critica que se pretenda, “mediante la vía de hechos consumados, poner en marcha una actividad que no podrían conseguir de otra forma”. Así mismo se oponen al proyecto considerándolo un disparate por el peligro de que se desarrolle una actividad industrial de hidrocarburos a “escasos 50 metros del espacio natural”, la cual puede “causar daños al subsuelo, los acuíferos y el entorno; así como afecciones al corredor verde del Guadiamar”. Carmona también censuró que se pretenda, “mediante la vía de hechos consumados, poner en marcha una actividad que no podrían conseguir de otra forma”.

Ecologistas en acción ha solicitado al Gobierno del Estado en funciones, a la Junta de Andalucía y al Consejo de Participación de Doñana la paralización cautelar inmediata del proyecto Marismas Occidental en el entorno del Espacio Natural Doñana, consistente en el almacenamiento subterráneo de gas natural en la comarca de Doñana y la creación de las infraestructuras necesarias para ello, cuyas obras han sido iniciadas esta misma mañana.

La organización ecologista recuerda además a la Administración Estatal, la Autonómica,  la Local y a los Órganos de Participación que es su obligación luchar por la preservación de Doñana como Patrimonio de la Humanidad y santuario de la vida salvaje, y que en el marco de la lucha contra el cambio climático y la sustitución de los combustibles fósiles y la energía sucia por energías limpias y renovables, deben oponerse al citado proyecto de almacén de gas en Doñana.

El colectivo denuncia “que el Gobierno en funciones de España ha sido impulsor del proyecto de convertir Doñana en almacén de gas que fue aprobado por un ministro dimitido por evasión de capitales en el caso de los papeles de Panamá y que a día de hoy parece que va a ser recolocado en el Banco Mundial, en contra de todas las autoridades españolas y europeas competentes y obviando experiencias anteriores desestimadas por su peligrosidad”.

Según el portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva, Juan Romero, además “el Gobierno ha obviado la recomendación de la UNESCO de no realizar estos trabajos y no almacenar gas en el subsuelo de Doñana, ha incumplido la Directiva Europea de Evaluación de Impacto Ambiental que requiere que todos los proyectos sean evaluados de forma conjunta y considerando los efectos acumulativos, ha ignorado el principio de precaución de la Unión Europea obviando otros proyectos similares y en zonas sensibles como Doñana que han tenido que ser abandonados por los graves problemas causados como explosiones y movimientos sísmicos nada más ser iniciados y por los riesgos potenciales que presentaban tanto para las personas como para medio ambiente, como la contaminación de acuíferos o el elevado consumo de agua”.

Por su parte, EQUO Andalucía ha insistido en la “obligación” que tiene el Gobierno andaluz de impedir que los trabajos sigan adelante. “Desde el Gobierno central y el autonómico se han venido favoreciendo los intereses de la empresa, troceando un proyecto que debería haberse estudiado como un todo. Se ha empleado la argucia legal de dividirlo para facilitar la obtención de los permisos ambientales necesarios”, ha asegurad Brito, que ha reclamado a la Junta de Andalucía “responsabilidad” a la hora de valorar el “impacto global”.

Los colectivos ecologistas consideran también que la UE ha de pronunciarse “urgentemente” porque este proyecto vulnera la directiva de impacto ambiental y para “evitar que se convierta a Doñana y su entorno en un espacio industrial permanente totalmente alejados de sus objetivos y necesidades”.

(Fuentes: Huelva 24 / Huelva YA / Huelva Hoy /Diario de Huelva / Huelva Información)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *