Impiden interponer una queja en el Consulado Alemán de Málaga

Ayer viernes, la plataforma Málaga Republicana convocó una rueda de prensa para anunciar que presentaban un escrito en el Consulado de Alemania relacionado con “la desbandá”, la masacre en la carretera de Málaga-Almería en la que la población civil sufrió el bombardeo de franquistas con la colaboración de alemanes e italianos.

Sin embargo el colectivo no pudo porque la policía intervino: retuvo a varias personas de la plataforma asegurando que estaban alterando “el orden público” y sin atender a que lo que hacían era una rueda con los medios. La concejala de Málaga para la Gente en el Ayuntamiento de la capital, Remedios Ramos, se encontraba participando en dicha. Sorprende lo que ocurre “en cuanto se sacan un par de banderas republicanas”, cuando, asegura, “he participado en otras ruedas de prensa más concurridas sin problema alguno”.

Unas cinco personas fueron sorprendidas en las inmediaciones del Consul de Alemania portando dos banderas republicanas. Se trataba de la delegación de la plataforma Málaga Republicana. Entre los presentes, varios miembros de IU, del PCE y de Unidad Popular, además de la concejala Remedios Ramos, de Málaga para la Gente. Al menos tres coches de la policía nacional y varias motocicletas elaboraron un dispositivo para retener a estos activistas que ni siquiera protestaban, sino que ilustraban una rueda de prensa que había sido convocada con varias horas de antelación y a la que ya habían acudido varios medios.

Ramos y la plataforma Málaga Republicana anunciaban así la movilización de este domingo para conmemorar el 79 aniversario de la Desbandá, la masacre de la carretera de Málaga Almería en la que participó el franquismo y la aviación extranjera que apoyaba a los sublevados. Málaga Republicana pretendía presentar por registro un escrito al cónsul y al embajador para que el Gobierno alemán reconociese los crímenes de guerra. El dispositivo policial que retuvo a los activistas evitó que se pudiese hacer entrega del escrito dado que el registro cerró antes.

En concreto, lo que solicita el texto son dos puntos muy sencillos. “Primero.- Considerando que la actual República Federal de Alemania posee la condición jurídica de Estado sucesor del III Reich alemán, la plataforma unitaria Málaga Republicana, demanda de esa República el público y oficial reconocimiento de los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas militares alemanas contra la población civil andaluza en el mes de febrero de 1937.   Segundo.- En base a dicho reconocimiento público y oficial, la plataforma unitaria Málaga Republicana demanda del actual Gobierno de la República Federal de Alemania el pago de las indemnizaciones que en justicia les corresponde percibir a las víctimas (y descendientes) que padecieron aquel crimen de guerra y lesa humanidad”.

Estas dos reivindicaciones se fundamentan en una serie de motivos. “En el mes de julio de 1936, y sin que mediara declaración oficial del estado de guerra entre el III Reich alemán y la República de España, fuerzas militares alemanas bajo órdenes del gobierno nazi de la época comenzaron una agresión violenta contra la población civil española, el Gobierno legítimo de nuestro país y las fuerzas armadas fieles a su mandato democrático. Esta acción, que se prolongaría hasta el mes de abril de 1939, estaba y está definida como un crimen de guerra por el derecho público internacional”.

“En los primeros días de febrero de 1937 la ciudad y provincia de Málaga sufrió el ataque de unidades navales y aéreas del Ejército alemán. Como consecuencia de dichos ataques el día 7 de dicho mes la ciudad de Málaga es ocupada por las tropas fascistas españolas e italianas. Ese mismo día, la población civil malagueña aterrorizada, junto a decenas de miles de refugiados de otras provincias andaluzas, inician un éxodo masivo por la única vía de escape disponible: la carretera Málaga – Almería.

Durante los siguientes días alrededor de 150.000 personas civiles indefensas son objeto del bombardeo y ametrallamiento sistemático por parte de las fuerzas armadas alemanas. Este crimen culmina el 12 de febrero con el bombardeo de la ciudad de Almería por parte de la aviación alemana, sobre los 50.000 refugiados malagueños que se apiñaban en sus calles”.

El ruego inicial de la carta y motivación por la que se remite al Cónsul es instarle a que “traslade este escrito al Sr. Embajador de la República Federal de Alemania en el Reino de España. El cual a su vez lo haga llegar a manos del Gobierno federal alemán, su destinatario último”.

No es la primera vez que simpatizantes de la izquierda republicana sufren este tipo de agravios por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, aun cuando se traten de actos comunicados como ocurrió en un acto electoral en la Plaza de la Constitución a finales del año pasado.

(Fuente: revista digital El Observador)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *