Irak: Ejército y milicias liberan la ciudad de Al Qayara y se acercan a Mosul

El Ejército de Irak y las milicias kurdas, sunnis y shiíes que le apoyan se ha hecho con el control de la estratégica ciudad de Al-Qayara, en un gigante paso hacia la recuperación de la ciudad de Mosul, que se encuentra a tan sólo 55 kilómetros de dicha ciudad.

Las fuerzas iraquíes anunciaron de esta manera el control de la ciudad, pese a que aún hay presencia de algunos extremistas en ciertas zonas de la urbe. “Ahora también Al Qayara está liberada plenamente”, dice la cuenta de Twitter del Ejército iraquí. Además se informa que “las fuerzas unidas de Irak izaron la bandera del país sobre los edificios y el hospital de la ciudad tras su plena liberación del terrorismo”.

“Controlamos toda la ciudad y hemos conseguido, en muy poco tiempo, eliminar a Daesh” (acrónimo árabe del grupo terrorista EIIL), ha anunciado este jueves el general Riyad Jalal Tawfik, al mando de las fuerzas terrestres iraquíes.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, calificó la recuperación de Al Qayara de “dolorosa derrota” del EI. Según el mandatario, la conquista de esta urbe se suma a “una serie de batallas para liberar ciudades usurpadas en 2016, el año de la victoria”. “Nuestras heroicas fuerzas lograron una gran victoria y un paso importante en la senda para liberar Mosul”, agregó Al Abadi, quien consideró que se está acorralando a los extremistas en Nínive.

Ese logro se produce en el marco de la ofensiva militar que ha anunciado el Gobierno de Irak  para recuperar Mosul, segunda ciudad del país y bastión de los terroristas de Daesh. Recientemente, el Ejército y las fuerzas populares iraquíes han logrado importantes avances al sur de Mosul, capital de la provincia de Nínive.

Con la toma de Al Qayara, la fecha para la toma de Mosul, la “capital” del EI en Irak, se acerca de manera importante. Esta conquista era necesaria para abrir las puertas a la ofensiva final para liberar Mosul y cumplir con el objetivo de derrotar a los extremistas en 2016, como recordó hoy Al Abadi.

Las fuerzas iraquíes y las milicias entran en una fase decisiva para la liberación de Mosul. Esto, tras su avance hacia la ciudad de Al-Qayara, Irak. Los soldados iraquíes llegan a unos 55 kilómetros de Mosul, principal bastión de Daesh en Irak. Un gran logro porque consiguieron entrar en la estratégica ciudad de Al-Qayara, localidad considerada puerta de entrada a Mosul.

La ofensiva lanzó el Ejército por tres lados para romper las defensas de los takfiríes. Las tropas gubernamentales cuentan con ayuda de unas 700 mil fuerzas populares. Según el ministro de Defensa iraquí, se intentará llevar la guerra por Mosul hacia las afueras de esa ciudad. El objetivo, impedir bajas civiles y la destrucción de la infraestructura.

El Ejército iraquí, apoyado por milicias de clanes suníes locales, milicias populares chiíes y “peshmergas” kurdos, han arrebatado al EI el control de numerosas aldeas y zonas en Nínive. Recientemente lasas fuerzas iraquíes consiguieron también recuperar la provincia occidental de Al Anbar, estratégica al ser fronteriza con Siria.

Pero mientras más terreno pierde Daesh, sus atrocidades aumentan. Fuentes del  Ejército comunicaron también haber encontrado fosas comunes de las víctimas de Daesh de Al Halidia, cerca de la ciudad de Ramadi.

En Kirkuk, cientos de ciudadanos huyeron de los territorios bajo su control; pero aún siguen sin encontrar un lugar seguro. Las consecuencias son trágicas. Se quedan sin agua y comida. Aun así, prefieren esa situación antes que vivir bajo la ocupación de Daesh. No obstante el Ejército iraquí insta a no perder la esperanza. En un mensaje aseguró al pueblo que su sufrimiento terminará pronto.

(Fuentes: Hispan TV / Al mayadeen / Sputnik))

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *