El Observatorio contra la LGBTIfobia víctima de “campaña de coacciones” por ultras

El Observatorio contra la LGBTIfobia ha asegurado este martes que está siendo “víctima” de una “campaña de coacciones” por parte de “movimientos ultraconservadores” tras la denuncia de la carta de los Obispos de Getafe y Alcalá de Henares contra la ‘Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual’.

Según informa el Observatorio en un comunicado, esta organización ha sido “objeto de un linchamiento mediático en medios ultraconservadores y ultracatólicos por llevar ante los tribunales a los obispos”.

“Hazteoir ha lanzado una campaña de defensa de los obispos en los que nos señalaba como responsables, inundando nuestro Twitter de mensajes de apoyo a los obispos, pero también de ataques e insultos, incluyendo hasta una brutal amenaza de muerte, que hemos denunciado ante la policía y la Fiscalía Especializada en delitos de odio”, ha declarado el director del Observatorio, Paco Ramírez.

A su juicio, “es evidente que las declaraciones de los obispos y las campañas llevadas por medios ultraconservadores, tienen una fuerte correlación con el aumento de los mensajes de discurso de odio hacia las personas LGBT realizado desde las redes sociales”. Del mismo modo, el director asegura que también tiene que ver con “el fomento de un caldo de cultivo propicio de una minoría intolerante y radicalizada que incita a la violencia contra las personas LGBT”, como se ha producido en la última semana cuando ha habido una agresión a un transexual en Málaga, otra a una pareja homosexual en la plaza de Chueca y otra a tres personas en Albacete.

Paco Ramírez ha aseverado que “no cabe duda que el repunte de violencia y odio hacia LGBT de los últimos meses está íntimamente ligado a las movilizaciones por parte de sectores ultracatólicos y ultraconservadores contra las leyes de igualdad y lucha contra la discriminación LGBT que se están aprobando en diversas Comunidades Autónomas”.

Por ello, ha asegurado que no se atemorizarán ante las “amenazas vertidas” y que seguirán adelante “con el deber de poner ante la justicia el discurso del odio de los obispos, a pesar de que la Justicia ha estado amparándolos hasta el presente en la libertad de religión y la libertad de expresión” y han pedido que se apliquen las leyes “con justicia y equidad”.

(Fuente: InfoLibre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *