Turquía invade Siria y ocupa la localidad fronteriza de Yarábulus (vídeos)

Las fuerzas armadas de Turquía han entrado ayer miércoles en Siria, sin solicitar permiso a su gobierno,  ocupando la ciudad fronteriza de Yarábulus, el último núcleo importante del que disponía el Estado Islámico en la frontera turca (foto adjunta).

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, declaró que la incursión pretende “limpiar la zona fronteriza de todo tipo de elementos terroristas, incluidos el EI y el YPG”.  Asimismo ha señalado que la operación tiene el objetivo de prevenir nuevos flujos de migración y entregar ayuda humanitaria a los civiles.

Por su parte, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, agregó otro objetivo al subrayar que se trata de “defender con todos los medios la unidad territorial de Siria”, en alusión a las supuestas ambiciones del YPG de proclamar en el futuro la independencia del territorio que domina, añadiendo además que las fuerzas armadas turcas se han limitado a apoyar al ELS para hacerse con el control de esa ciudad siria.

La prensa turca indica que Turquía informó a Rusia sobre la operación para liberar a la ciudad siria de Dzharablus, y que la misma puede durar dos semanas.

La Cancillería rusa se ha limitado a expresa rsu profunda preocupación por la reciente entrada de las fuerzas turcas en Siria y la situación en la frontera entre ambos países. “Moscú está profundamente preocupado por los acontecimientos en la zona de la frontera sirio-turca”, manifestó el miércoles el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia a través de un comunicado, informa la agencia rusa de noticias Sputnik.

Además, la Cancillería indica que la crisis que vive Siria desde marzo de 2011 sólo se terminará con una solución que se base en el derecho internacional y unas negociaciones en las que participan todos los grupos étnicos, entre ellos los kurdos.

“Los puntos del Comunicado de Ginebra del 30 de junio de 2012, la resolución 2254 y otras decisiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), aprobadas por iniciativa del Grupo Internacional de Apoyo a Siria”, se encuentran entre los bases que debe contar esa resolución, agrega.

Siria lo califica de “violación flagrante” de su soberanía 

El Gobierno sirio tacha de “violación flagrante” de su soberanía  la invasión militar turca en su territorio con pretexto de luchar contra el grupo terrorista EIIL. “Damasco reitera que la lucha contra el terrorismo en el territorio sirio por cualquier parte debe efectuarse a través de la coordinación con el Gobierno sirio y el Ejército sirio que está librando estas batallas desde más de cinco años, y condena a la vez esta violación flagrante a su soberanía”, ha afirmado un portavoz de la Cancillería siria en un comunicado difundido este miércoles por la estatal agencia siria Sana.

Denuncia también el apoyo del Ejército turco a los grupos armados para tomar el control de la ciudad siria de Yarabulus, situada cerca de la frontera con Turquía, la cual fue ocupada por los takfiríes de EIIL (Daesh, en árabe).

“Lo que está sucediendo actualmente en Yarabulus no es una lucha contra el terrorismo tal como pretende Turquía, sino es cambiar un terrorismo por otro”, ha resaltado el vocero del Gobierno sirio, en referencia a los grupos de oposición armada en Siria, en particular el autodenominado Ejército Libre Sirio (ELS).

El comunicado pide el inmediato fin de la “agresión” turca y llama a la Organización de las Naciones Unidas  (ONU) a aplicar las resoluciones relacionadas con la soberanía e integridad territorial de los Estados.

¿Cómo Turquía puede alegar combatir a Daesh en Siria?

El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar al-Yafari, aseguró que si no fuera por EE.UU., Turquía no se atrevería a atacar a su país. “Si no fuera por la llamada coalición internacional, liderada por EE.UU., que en los últimos dos años ha violado la soberanía de Siria, sin duda Turquía nunca se atrevería a llevar a cabo una operación militar en la ciudad de Yarabulus”, afirmó el miércoles Al-Yafari en una entrevista exclusiva con la agencia rusa de noticias Sputnik, en su versión árabe.

Desde el inicio de la crisis siria, precisó el embajador sirio, el Gobierno de Turquía desempeñó un papel destructivo mediante la ayuda y la facilitación de la entrada de grupos terroristas a través de sus fronteras a Siria.

Denunció que no se puede luchar contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en Yarabulus sin combatirlo dentro de Turquía. Cómo Turquía puede alegar combatir a EIIL en Siria, mientras desempeñó un papel importante en su formación, y les suministró los vehículos todoterreno Toyota, y les trajo el dinero de los países árabes del Golfo Pérsico para comprar armas de Ucrania, Croacia y Bulgaria, cuestionó el diplomático.

¿Quieren ayudar en la lucha contra el terrorismo? Сoordinen sus acciones con el Ejército sirio, intercambien información sobre terroristas con el Ejército sirio”, indicó. Reiteró que “las autoridades sirias no pidieron ni a Turquía ni a ningún otro país intervenir en el territorio sirio para luchar contra el así llamado terrorismo”.

El PYD  advierte que enfrentamientos entre Ejército turco y milicias kurdas son “inevitables”

El Partido de la Unión Democrática (PYD), que controla las zonas kurdas, advirtió desde su oficina de Moscú qu,e en caso de que Ankara continúe su ofensiva, los enfrentamientos entre el Ejército turco y las milicias kurdas son “inevitables”.

El YPG, el ala armada del PYD, avanzaba hacia Yarábulus desde el sur, donde controla la estratégica localidad de Manbech, arrebatada a mediados del mes al EI gracias al apoyo aéreo que Washington presta a la alianza multiétnica de combatientes que encabeza bajo el nombre de Fuerzas de Siria Democrática.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, exigió hoy que las fuerzas kurdas vuelvan a retirarse a la ribera oriental del Éufrates.  “Esto está acordado con Estados Unidos: el PYD no puede estar al oeste del Éufrates”, dijo. En esta línea, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, advirtió a las fuerzas kurdas de mantenerse alejadas de Yarablus. “Si el YPG no se retira al este del Éufrates, Turquía hará lo que sea necesario”. El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, de visita en Ankara, lo confirmo al advertir de que las milicias kurdo-sirias perderán el apoyo estadounidense si se quedan al oeste del río.

Turquía ve con recelo las ganancias territoriales de las milicias kurdas, los combatientes más efectivos contra el EI, dado que una victoria plena sobre los yihadistas les daría la posibilidad de conectar los territorios que controlan en el nordeste de Siria con el enclave de Afrin en el oeste, pasando a controlar una franja a todo lo largo de la frontera turca.

Estados Unidos admitió que apoya con aviación, inteligencia y asesores la incursión en territorio sirio que inició este miércoles Turquía bajo el pretexto de la lucha contra el Estado Islámico (EI). Un alto funcionario norteamericano, que prefirió mantener el anonimato, reconoció que especialistas de ese país trabajan estrechamente en el terreno con su contraparte turca para “garantizar el éxito” de los ataques.

Ante este escenario, Yildirim pidió buscar con urgencia una solución diplomática para el conflicto en Siria y adelantó que, entre las dos condiciones de Ankara para apoyarla, se halla la de impedir el avance kurdo.  “Se debe garantizar la unidad territorial de Siria, no puede haber divisiones étnicas y no permitiremos en absolutamente ningún caso una entidad kurda al sur de nuestra frontera. Lo consideraríamos una amenaza a nuestra seguridad nacional”, recalcó.

No tan claro lo vio el líder kurdo en Siria, el presidente del PYD, Salih Müslim, que tuiteó: “”La intervención turca en Jarablus es una intervención hostil. Su objetivo principal, más que el Estado Islámico, son los kurdos”, ha dicho el portavoz de la milicia, Redur Xelil, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw. “Nuestras fuerzas son parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) e insistimos en nuestra misión y objetivo. No escucharemos las demandas de Turquía o de potencias exteriores”, ha recalcado.

En este sentido, Xelil ha manifestado que “Turquía no puede imponer su agenda ni sus intereses”. “Nuestras fuerzas están allí y no se retirarán. Nadie tiene derecho a pedir a las YPG que abandonen la zona”, ha remachado. ‘Escudo del Éufrates’ es la mayor incursión de Turquía en Siria. El único precedente de despliegue de tropas turcas fue la misión de 2015 para salvaguardar la tumba de la figura otomana Suleiman Shah.Turquía se ha metido en la ciénaga de Siria. Será derrotada, igual que el EI”.

Truqia columna de turcos y el ELS

La invasión turca

El Ejército de Turquía inició la operación militar terrestre, bautizada “Escudo del Éufrates” supuestamente para combatir a los terroristas de Daesh en Yarabulus, pretextando que varios cohetes lanzados desde el lado sirio cayeran en el territorio turco. La operación se inició a las 1.00 GMT con maquinaria de obra abriendo un pasillo en la frontera y hasta las 2.45 GMT se registró un intenso fuego de artillería, seguido de bombardeos aéreos a partir de las 3.10 GMT.

Decenas de tanques, apoyados por la aviación, protegían una columna  de entre mil y mil quinientos soldados, compuestas por tropas de elite turca y mercenarios del denominado Ejército Libre Sirio (ESL), convenientemente recuperado para la ocasión tras su práctica desaparición en enfrentamientos con otros terroristas, como el Frente Al Nusra, penetró por la frontera hasta cercar la localidad siria, situada a pocos kilómetros de la misma y, sospechosamente tras apenas unas horas de resistencia, el Estado Islámico la abandonó. La resistencia fue tan leve que sólo tres miembros del ELS resultaron muertos  y no hubo bajas entre los turcos.

El grueso de la operación militar, lo llevaban a cabo los mercenarios de las brigadas del Ejército Libre de Siria, que avanzaban durante la jornada por los pueblos situados al oeste de Yarábulus, apoyados por un denso fuego de artillería desde Turquía.

Sobre las 16.00 GMT, la agencia semipública turca turca Anadolu anunció que los combatientes sirios del ELS se habían hecho totalmente con el control de Yarábulus, con una sola baja en sus filas, mientras que no las hubo entre los militares turcos.

Un portavoz del ELS señaló que Jarablus está completamente liberado y afirmó que los integrantes de Daesh se retiraron en dirección a la ciudad de Al-Bab. También informó que el ataque contó con el respaldo de Estados Unidos, ya que varios aviones A-10 y F-16 bombardearon supuestas posiciones de Daesh, en apoyo a la ofensiva militar turca iniciada esta misma jornada en esa ciudad siria.

Los objetivos reales

Basta mirar un mapa de Siria pasa comprobar que la zona objeto de invasión es la única conexión aún existente entre el territorio dominado por el EI y la frontera turca. Si cae en manos de fuerzas kurdas o gubernamentales sirias el llamado Estado Islámico quedaría aislado por el norte. Si además tenemos en cuenta el apoyo turco y estadounidense a los terroristas, es fácil deducir de todo ello que el objetivo real sería mantener un pasillo de seguridad entre el EI y la frontera Turca, para que los yihadistas puedan seguir abasteciéndose, además de imposibilitar una posible alianza entre fuerzas kurdas y sirias, cada vez más cercanas entre sí, conformando un frente unificado en el norte al que los diversos grupos yihadistas no podrían hacer frente.

De ahí el rápido abandono de la localidad por parte del EI y la utilización del ESL para su “conquista”. Se trataría con la operación militar de ayudar a los terroristas y de reforzar sus posiciones en el norte, en un momento crítico en el que están retrocediendo y siendo derrotados tanto en el noreste como en el noroeste, no de acabar con ellos, además de detener en su avance a unos kurdos que, envalentonados por los triunfos en su ofensiva, pretenderían ir más allá de lo pactado previamente entre ellos y el imperialismo.

(Fuentes: Sputnik / Ria Novosti / Al mayadeen /  agencia siria SANA / Hispan TV / LibreRed)

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *