Las cofradías de Córdoba apoyan las declaraciones homofobas del obispo

La Agrupación de Hermandades y Cofradías ha apoyado, a través de un comunicado en favor del obispo de Córdoba, sus  manifestaciones contra la igualdad de género, con motivo de la reciente Ley contra la LGTBIfobia del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

En un comunicado hecho público, las cofradías de Córdoba consideran que las opiniones homofobas del obispo Demetrio Fernández “forman parte de sus funciones como referente religioso de la Diócesis de Córdoba” y afirman “que dichas valoraciones se enmarcan en el magisterio de la Iglesia y que, como el propio Obispo afirma, van en consonancia con las directrices marcadas por el Papa”. O sea, que abogar contra la igualdad de los seres humano y su no discriminación en razón de sus preferencias sexuales, que es lo que estas leyes amparan, forma parte de las enseñanzas de la Iglesia y es defendido por el Papa Francisco.

De ser así La Fiscalía, que ha aceptado a trámite la denuncia presentada por un particular que pide que se investigue si estas palabras pueden ser constitutivas de un delito de “incitación al odio” debería ampliar la misma tanto al Papa como a la Iglesía en general, además de a la propia Agrupación de hermandades, por los mismos delitos.

En el comunicado, las cofradías defienden también la pretendida “la facultad” de Fernández “para expresarse libremente “, obviando que la libertad de expresión, jurídicamente hablando, no amparada la discriminación y la persecución verbal por razón de género.

Así mismo declaran rechazar “ cualquier tipo de amenaza o linchamiento público en medios de comunicación y redes sociales que sólo intentan condicionar el ejercicio de un derecho propio y suprimir de la vida pública la opinión de la Iglesia y, por extensión, de todos los católicos”, cuando la realidad de lo sucedido es exactamente la contraria, es el Obispo y todos aquellos que apoyan sus manifestaciones los que intentan condicionar el ejercicio de un derecho propio, el de la libertad de opción sexual.

Finalmente, la Agrupación pide “que se retire cualquier tipo de campaña de desprestigio y de intimidación hacia nuestro obispo, pues se pretende coartar la libertad de exteriorizar la idoneidad de una ley, tal como se hace en múltiples ámbitos de la vida democrática”.

Nuevamente, los agresores verbales se intentan hacer pasar por víctimas. Son ellos, los discriminadores y los que les apoyan, los que han iniciado una campaña de desprestigio contra la defensa de la igualdad y de intimidación contra los que la rechazan y piden la actuación judicial al respecto.

La Agrupación de hermandades ha convocado a cofrades y católicos en general a “una manifestación pública de fe” en apoyo de las declaraciones homofobas del Obispo, durante los próximos días 6 y 7 de septiembre, con motivo de las celebraciones de la fiesta de la Fuensanta

En una carta remitida a los mismos, las cofradías llaman “a todos los creyentes, no solo cofrades”, a acudir a acudir “masivamente” al traslado de la imagen a la Mezquita contra “los continuos desaires que reciben casi a diario los cristianos en general y los cofrades en particular”.

Como vemos, son ellos, los “creyentes” ultramontanos, los que en definitiva pretenden, como en los tiempos de la Dictadura fascista, cuando la moral y las visones sociales del nacional-catolicismo eran de obligado cumplimiento, bajo amenaza de exclusión y prisión, imponer sus criterios a la sociedad a través de influir en los contenidos legislativos, y los que  realizan constantes presiones y provocaciones como la que conlleva ésta convocatoria de “manifestación de fe”, ue en realidad es de manifestación de poder cara a los pusilánimes políticos del régimen.

Paco Campos para La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *