Granada: Informe franquista sitúa los restos de Lorca cerca de la Fuente Grande (Alfacar)

Un informe de la Jefatura Superior de Policía de Granada fechado en 1965 ubica los restos mortales del poeta Federico García Lorca en las cercanías de la Fuente Grande de Alfacar (Granada). El escrito detalla que la fosa donde fue enterrado hace ahora 80 años se encuentra “a unos dos kilómetros a la derecha” de este punto, conocido también como fuente de Aynadamar o fuente de las lágrimas, informó Europa Press.

“Muy a flor de tierra, en un barranco, un lugar que se hace muy difícil de localizar”, detalla la Jefatura en respuesta a una petición de datos formulada en aquellos años por el gobernador civil de Granada. La juez argentina María Servini reclama ahora al Ministerio del Interior que le permita acceso a esta información, tras admitir investigar el asesinato del poeta a petición de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

La magistrada también solicita “toda otra documentación” que obre en los archivos del departamento dirigido en funciones por Jorge Fernández Díaz, “relativa a la detención y homicidio de Federico García Lorca, realizada entre los últimos días de julio y los primeros de agosto de 1965, en Granada, y la remitan a las presentes actuaciones”.

El documento oficial, al que ha tenido acceso Europa Press, repasa las últimas horas de vida del poeta y da cuenta de sus antecedentes. Asegura que “estaba conceptuado como socialista por la tendencia de sus manifestaciones” y sus relaciones con “jerifaltes de igual signo político”.

Nombre simbólico: “Homero”

Se le califica también como masón, perteneciente a la logia Alhambra con el nombre simbólico de Homero y se alude a su homosexualidad en los siguientes términos: “Estaba tildado de prácticas de homosexualismo, aberración que llegó a ser vox pópuli”.

Precisa que, cuando se produjo la rebelión liderada por Franco (el “Glorioso Movimiento Nacional”), García Lorca se encontraba en Granada, adonde había llegado días antes de Madrid, ciudad en la que residía, “para esconderse”.

Según recoge, en el lapso de pocos días se practicaron dos registros en su domicilio, a raíz de lo cual se refugió en casa de sus amigos los hermanos Rosales Camacho (antiguos falangistas), donde permaneció hasta su detención, que el documento sitúa entre los últimos días de julio y los primeros de agosto de 1965.

Con una orden de detención procedente del Gobierno Civil, un grupo formado por Ramón Ruiz Alonso (diputado por la alianza de derechas CEDA), Juan Trescastro y otros cuyos nombres aparecen tachados en el documento se dirigió al domicilio de los Rosales Camacho, acompañado por uno de los hermanos, que debía franquearles el acceso. La casa había sido rodeada por milicias y guardias de asalto, que habían tomado ostentosamente bocacalles y tejados próximos.

Una vez efectuado el arresto, se condujo a García Lorca a los calabozos del Gobierno Civil. Se interesaron por él, y por su libertad, los hermanos Rosales Camacho y el jefe local y el jefe de Milicias de Falange, además de otras personas cuyos nombres se han ocultado en el documento. Tras entrevistarse con el entonces Gobernador Civil de la provincia, no consiguieron la libertad del detenido pero “obtuvieron la impresión de que ya no corría peligro la vida de Federico García Lorca”.

A continuación el documento asevera “lo más grave de lo ocurrido a partir de ese momento”: “Se ha podido precisar” que García Lorca fue sacado del Gobierno Civil “por fuerzas dependientes del mismo” y conducido en un coche al término de Víznar, provincia de Granada, junto a otro detenido cuyas circunstancias personales se desconocen, y que en las inmediaciones de un lugar conocido como Fuente Grande “fue pasado por las armas”.

Los trabajos para buscar la posible fosa de Lorca en Alfacar

El equipo de arqueólogos de la asociación Regreso con Honor prevé arrancar el próximo 19 de septiembre los trabajos en la zona en la que podría estar enterrado Federico García Lorca, en Alfacar (Granada), para localizar la posible fosa común en la que podría encontrarse el poeta, que fue fusilado en agosto de 1936 junto al maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Así lo ha indicado a Europa Press el presidente de la asociación y arqueólogo Javier Navarro, que coordina los trabajos junto al investigador Miguel Caballero, después de que el colectivo obtuviera hace unas semanas los permisos de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta y del Ayuntamiento de Alfacar para poder intervenir.

La actuación, que se prolongará durante unas tres semanas, podrá comenzar después de que el colectivo haya reunido la financiación necesaria, resolviendo los contratiempos que habían surgido en los últimos días gracias a la colaboración de la alcaldesa de Alfacar, Fátima Gómez (PSOE) y a la ayuda de la Junta, que les facilitará la pala excavadora que requieren los trabajos.

Las labores comenzarán con el uso de esta retroexcavadora para retirar el material de relleno en la zona, lo que se prevé que requiera unos siete días de trabajo. Proseguirá luego el estudio del terreno en este paraje, en el Peñón del Colorado, para intentar localizar los pozos que se cree que pudieron ser usados como fosas comunes, una de ellas la de García Lorca, Galindo y los dos banderilleros, según las fuentes manejadas.

En caso de localizarse, los pozos serán delimitados para hacer los sondeos arqueológicos que permitan comprobar si hay restos humanos, lo que en ese supuesto sería documentado y notificado tanto a la Dirección General de Memoria Democrática como al Juzgado.

Inicialmente se desplazará a la zona un grupo reducido de cuatro arqueólogos de la asociación Regreso Con Honor y de la CNT procedentes de Zaragoza, Barcelona y Madrid, capitaneados por Navarro. A ellos se sumará unos días después el resto de personas implicadas, incluyendo antropólogos e investigadores que han prefijado los lugares donde con más posibilidad pueden encontrarse los pozos.

Al equipo también se incorporará con un georradar el experto Francisco García, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia. Regreso con Honor ha recabado el respaldo de la familia del maestro Dióscoro Galindo, y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en calidad de “familia política” de Arcollas y Galadí.

Fue hace unos meses cuando una de las nietas del maestro practicó en el laboratorio Labgenetics, en Madrid, la recogida de muestras de ADN, para cotejarlas con los posibles restos óseos que se encuentren en las tareas que pretende realizar la asociación.

La intervención prevista, que se producirá después de la impulsada en un primer momento por la Junta de Andalucía, emprenderá así una segunda fase sufragada por la asociación, de modo que los expertos puedan finalizar la investigación que comenzaron hace dos años sin que suponga ningún coste adicional.

(Fuente: InfoLibre)

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *