Evo Morales inaugura una academia militar para luchar contra el imperialismo

“Esta escuela es un compromiso político y ético con el país, con la región y con el mundo, porque no sólo es justo, sino moralmente necesario vivir en condiciones de igualdad, de dignidad, hermandad y en complementariedad”. El viento, inusual al medio dìa, le revoleaba la cabellera a Evo Morales.

El presidente boliviano siguió leyendo como pudo. Las circusntancias lo requerían. Estaba inaugurando en la región de Santa Cruz la Escuela Antiimperialista de los Pueblos del Abya Yala y de las Fuerzas Armadas (FFAA). La institución lleva el nombre de Juan José Torres, el militar que en 1971 llegó al Gobierno en Bolivia acompañado de un levantamiento popular y que durante su breve gestión nacionalizó minas y expulsó a los Cuerpos de Paz de Estados Unidos.

Torres fue asesinado en 1976 en Buenos Aires en el marco del Plan Cóndor. Morales quiso rendirle homenaje a su figura acompañado del alto mando militar, los movimientos sociales que lo respaldan y los ministros de Defensa de Nicaragua y Venezuela; Martha Ruiz Sevilla y Vladimir Padrino López, respectivamente.

La Escuela está especialmente destinada a los suboficiales. Según el mandatario debe contribuir a la creación de “un mundo mejor, más justo, equitativo y sin violencia”. Morales, quien en su condición de jefe de Estado es capitán general de las Fuerzas Armadas, está convencido de que los militares juegan un papel importante en la lucha contra el “dominio imperial” y el “espíritu capitalista”.

Morales fue claro al respecto: “las Fuerzas Armadas y movimientos sociales son una sola yunta para defender la patria”. En ese sentido, dijo que la región necesita de una nueva doctrina y un nuevo “concepto de seguridad” para las instituciones castrenses que debe materializarse en un “gran bloque estratégico” que luche “contra el imperialismo y defienda a la Madre Tierra”.

Esta doctrina debe promover la resolución pacífica de las controversias y rechazar la guerra por razones morales, políticas, sociales y económicas. El planteamiento “alternativo” que se enseñará en la escuela es, según el presidente boliviano, una necesidad imperiosa de los tiempos.

El comandante en jefe de las FFAA, Gonzalo Durán, destacó que la escuela no se ha inaugurado un día cualquiera sino “el de la Bandera”. En sus aulas se profundizaré en el estudio del imperialismo y sus consecuencias, evaluará los mecanismos de integración de la sociedad y fortalecerá la actitud patriótica del militar. De paso recordó que los militares son los garantes de la soberanía del país.

La presencia de los ministros de Defensa de Venezuela y Nicaragua parece marcar el límite de las alianzas militares de Bolivia. “Debemos cambiar la matriz económica del planeta, el capitalismo es la matriz de la muerte porque daña al ecosistema planetario”, insistió no obstante el presidente.

(Fuente: El Periódico / Autor: Abel Gilbert)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *