Más de 50 ayuntamientos y diputaciones se han adherido ya a la campaña BDS

Más de 50 ayuntamientos y diputaciones (en el Estado Español) han respondido a la campaña de boicot a Israel impulsada por la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP). El Ayuntamiento de Santa Eulália, en Eivissa, ha sido el último en sumarse a una lista de 51 administraciones públicas, con la aprobación, el pasado 29 de julio, de una moción en la que declaraba, entre otras medidas de defensa de los derechos humanos, que “no fomentará los intercambios de tipo económico, institucional, académico y cultural con el Estado de Israel en tanto que no se cumplan las resoluciones de la ONU y el derecho internacional”.

La moción, impulsada por Guanyem Santa Eulalia, fue apoyada por los concejales del Partido Popular y PSOE en esta población, siendo la primera población gobernada por el PP en aprobar una moción de este tipo. La aprobación de la moción fue seguida, pocos días después, por la presentación de una denuncia por parte del lobby sionista ACOM ante los tribunales de Palma de Mallorca. Este grupo de presión ha presentado ya más de treinta demandas judiciales ante corporaciones ys colectivos que promueven la campaña de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) a Israel, según afirman en su página web.

Desde Rescop señalan que la entidad sionista ACOM, que tiene sede en Madrid, “tiene como única finalidad defender a un Estado que hace justo dos años masacró a más de 2.205 personas en Gaza –incluyendo a más de 550 niñas y niños– y difamar a personas, grupos e instituciones del Estado español que promueven el cumplimiento del derecho internacional y de los derechos humanos en Palestina”.

El colectivo afirma también que el origen de este grupo radical de extrema derecha y otros afines para “defender a Israel” en el exterior coincide con el anuncio del gobierno de Netanyahu de inyectar en el exterior miles de millones de euros en “combatir” el BDS. “La falta de transparencia y control de esta organización nos preocupa ya que podrían estar obteniendo fondos del extranjero para socavar la democracia local, las libertades civiles y el derecho a la libertad de expresión en nuestro país”, señalan desde Rescop, colectivo que reclama a las autoridades españolas que “ponga fin a esta guerra sucia de Israel en todo el mundo y proteja a los defensores de derechos humanos ante sus ataques”.

La iniciativa de creación de Espacios Libres de Apartheid Israelí (ELAI) responde a una llamada de solidaridad con el pueblo palestino para obligar a Israel a cumplir con el derecho internacional y respetar los derechos humanos. Entre las administraciones públicas que ya se han sumado se cuentan los ayuntamientos de Badalona, Terrasa, Rivas-Vaciamadrid, Gijón o Alcoi, el cabildo de Gran Canaria o las diputaciones de Sevilla y Córdoba.

La iniciativa “ha sido adoptada y adaptada por numerosos movimientos sociales, comercios, centros educativos, medios de comunicación e instituciones públicas del Estado español”, señalan desde Rescop. Este colectivo explica que el movimiento BDS “no sólo es un movimiento articulado en el exterior principalmente por judíos antisionistas”, entre los que citan a las organizaciones Jewish Voice for Peace o International Jewish Anti-Zionist Network, “sino que además cada vez es más numeroso el grupo de éstos que claman sus voces por un boicot global a Israel, incluso dentro del mismo Estado”. En agosto de 2014, más de 350 víctimas y descendientes del genocidio judío condenaron el ataque israelí a Gaza y hicieron un llamamiento al BDS a Israel.

También superan los 350 el número de ONG, sindicatos y organizaciones sociales que han mostrado ya su apoyo a la campaña de BDS y según subrayan desde Rescop, el relator especial de Naciones Unidas sobre libertad de opinión y expresión, en su visita a Israel, examinó y reconoció los boicots como acciones “pacíficas, legítimas e internacionalmente aceptadas”, protegidas en el marco de la libertad de expresión.

(Fuente: Diagonal)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *