Almería: un centenar de personas rinden homenaje a Javier Verdejo

Era la medianoche del 13 de agosto de 1976 cuando Javier Verdejo, un estudiante de biología almeriense, se encontraba en el balneario de San Miguel reclamando, a través de una pintada, “Pan, Trabajo y Libertad”. El ruido ensordecedor de una bala quebró el aire y, tras ello, la vida, el futuro y la libertad que Javier gritaba con el arma más efectiva –la elocuencia que emana de los ideales y las palabras- se silenciaron para siempre.

Hace más de cuarenta años que se produjo su asesinato y, a día de hoy, no hay culpables, no hay respuestas que aclaren de forma contundente qué ocurrió ese día y, ni tan siquiera cuando sucedieron los hechos, hubo denuncia. Sin embargo, desde aquella noche en la que este integrante de la Guardia Roja (división juvenil del Partido del Trabajo de España) perdió la vida, no ha habido ni un verano en el que, llegada la fecha de su muerte, la Plaza de Miguel Naveros no se haya llenado de rostros sin nombre encargados de recordar que, por mucho tiempo que pase, Almería no olvida.

En esta ocasión, al igual que ha ocurrido en los últimos ocho años, ha sido el Centro Andaluz del Pueblo Javier Verdejo (CAP) el encargado de organizar el acto conmemorativo al joven del que, como afirma una de sus representantes, Eva Rabaneda, “llevan por bandera su nombre”. Este 40º homenaje, en el que también participaron otras organizaciones como el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), Nación Andaluza o el Colectivo de Jóvenes Comunistas (JCJ), se llevó a cabo este 13 de agosto a las 21.00 horas y a él acudieron cerca de un centenar de personas que, como Javier, aún siguen creyendo en la libertad.

El acto

“Solo tenía 19 años cuando lo mataron” fueron las palabras con las que inauguró el homenaje una de las integrantes del CAP. Tras un breve recordatorio de lo que ocurrió la noche en la que Javier perdió la vida, el acto intercaló las intervenciones de algunas de las agrupaciones que colaboraron en la organización del homenaje (que corrieron a cargo del CAP, Nación Andaluza, PCPE y Ganemos) con las actuaciones musicales de María Molina, Ana Mar y el Niño de las Cuevas, que cantó una obra compuesta por él mismo en memoria de Javier Verdejo.

Sin embargo, como señala uno de los asistentes al acto conmemorativo, “lo importante de estos homenajes, que son absolutamente necesarios, es que no se recuerda solo a una persona, que también, sino la lucha y las reivindicaciones de todos los que pelearon por conseguir una sociedad más justa”.

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue la carta que Eva Rabaneda le dedicó al fallecido. “Pocos almerienses de menos de 25 o 30 años saben quién fuiste”, afirmó Eva, pero, como enuncia en este escrito a Javier, es necesario rescatar su figura de “este olvido impuesto” porque “aquellos pueblos que no conocen su historia, están condenados a repetirla”.

(Fuente: La Voz de Almería)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *