La tasa de paro juvenil en Andalucía se sitúa ya en el 58,62 %

La UGT-A ha calificado de «vergonzosa» la tasa de paro juvenil en la comunidad, que ha cifrado en un 58,62 %, ocho puntos por encima de la media estatal, y ha advertido de que los parados menores de 25 años han superado el 10 % del total de desempleados, muy por encima de la media española.

UGT afirma que los jóvenes andaluces “son uno de los sectores de población más castigados. Son los más vulnerables a la hora de acceder a un empleo porque la falta de oportunidades les obliga a aceptar empleos precarios y en condiciones laborales pésimas. Empleos temporales, eventuales, a tiempo parcial e incluso la economía sumergida”.

El sindicato ha subrayado que desde 2011 en el Estado Español se han perdido en Andalucía alrededor de 250.000 empleos de jóvenes de 35 años, mientras en el resto de Estado ascendió a un millón.

Además, ha apostillado que los contratos a jornada completa se han reducido en más del 78 % y los contratos a jornada parcial han aumentado en más del 13 %. Por otro lado, el salario de los menores de 35 años es 2,4 veces menor que el resto de la población.

Los empleos temporales, eventuales, a tiempo parcial e incluso la economía sumergida «han creado una situación que obliga a muchos jóvenes a abandonar nuestro país», ha subrayado UGT tras explicar que desde 2009 «ha aumentado en un 30 %» los jóvenes españoles que han decidido emigrar en busca de empleo.

La central sindical declara que “la Reforma Laboral de 2012 solo ha conseguido empeorar más las condiciones de trabajo y aumentar el desempleo juvenil y la precariedad”. Así como que “tampoco ha dado resultado hasta ahora La Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven o el Plan europeo de Garantía Juvenil, que solo han servido para que el Gobierno cumpla con las recomendaciones europeas pero no con las necesidades de los jóvenes. Incluso el Plan de Empleo Joven (Plan Enmple@joven) que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha los dos últimos años tampoco ha dado una solución eficaz”.

Denuncia que “las prácticas en empresas o la colaboración social, que ni siquiera cumplen ni respetan los derechos laborales imprescindibles de los trabajadores, como es la aplicación del convenio colectivo e incluso la cotización a la Seguridad Social en el caso de las prácticas”.

Igualmente que ha detectado “incidencias en las contrataciones a través de estos planes. Algunas entidades beneficiaras han realizado contrataciones con categorías inferiores a las tareas que se realizaban realmente; no han impartido  ningún tipo de formación de prevención de riesgos laborales, sobre todo en puestos que así lo requerían; han abonado los salarios por debajo de lo estipulado en la norma; incumplimientos  en materia de igualdad”.

(Fuentes: Andalucía Información / Sevilla Actualidad / La Información)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *