Yemen: Ansarulá forma gobierno con el Congreso Popular General y rechazan plan de la ONU

El movimiento Ansarulá y el antiguo presidente Ali Abdulá Saleh, que lidera el Congreso Popular General, el principal partido político de Yemen, han alcanzado un acuerdo para crear un consejo de gobierno que dirija el país con el foco puesto en la lucha contra la agresión saudí.

En una declaración publicada por la agencia yemení sabanews.net el jueves las dos partes señalaron que “el Consejo Político Supremo incluirá un liderazgo rotatorio de un presidente y un vicepresidente de ambos lados”.

Según la declaración, el consejo de 10 miembros manejará “los asuntos del estado en los campos político, militar, económico, administrativo, social y de seguridad”, según lo establecido en la Constitución del país. “El propósito es unificar los esfuerzos para hacer frente a la agresión de Arabia Saudí y sus aliados”, señala la declaración.

Las negociaciones de paz de Kuwait parecen haber fracasado dado que la delegación liderada por el presidente pro-saudí dimisionario Abed Rabbo Mansur Hadi decidió abandonarlas el sábado.

Arabia Saudí ha violado de forma reiterada la tregua alcanzada con motivo del inicio de tales conversaciones el pasado 21 de abril. Las fuerzas saudíes, sus aliados y sus mercenarios han sido incapaces, sin embargo, de avanzar en el centro y norte del país donde han cosechado numerosos fracasos a manos de las fuerzas de Ansarulá y el Ejército yemení.

Saleh fue presidente de Yemen desde 1978 a 2012, en que un acuerdo promovido por EEUU promovió a Hadi como presidente en unas elecciones en las que sólo él se presentó como candidato.

Aunque Hadi fue elegido para un término de dos años, él extendió el mismo afirmando que el país “no está preparado” para otras elecciones, pero tuvo que soportar una rebelión en septiembre de 2014 tras decretar un fuerte aumento de los precios de la energía.

Más tarde, los huthis, que había protestado por tales aumentos, entraron en Sanaa pidiendo un cambio de gobierno. Hadi pareció aceptar un acuerdo, pero dimitió en enero de 2015 y luego huyó a Arabia Saudí siguiendo las indicaciones de este régimen, que se mostró contrario al diálogo nacional yemení.

Los saudíes lanzaron una guerra de agresión contra Yemen en marzo de 2015 con el fin de reponer en el poder a Hadi, cosa que parece ya una posibilidad muy remota. Aviones saudíes bombardearon hace meses la vivienda de Saleh en Sanaa en un fallido intento de asesinato.

(Fuente: Al Manar – Grupo de Comunicación Libanés)

Ansarolá rechaza un plan de paz de la ONU para Yemen

El movimiento popular Ansarolá rechaza un plan de paz de la ONU para Yemen debido a que carece de cualquiera iniciativa para la formación de un gobierno de unidad.

“Lo presentado por el enviado (de la ONU) no era más que sólo ideas para una solución (para la crisis) de seguridad, objeto de debate al igual que otras propuestas”, reza un comunicado emitido este domingo desde Kuwait por la delegación que representa a Ansarolá y sus aliados en las conversaciones de paz allí en curso sobre la crisis que atraviesa el empobrecido país yemení.

En su nota, Ansarolá ha criticado a la delegación que representa al fugitivo expresidente de Yemen, Abdu Rabu Mansur Hadi, por recurrir a “trucos mediáticos” durante las conversaciones de paz en Kuwait. Los delegados del dimitido presidente anunciaron últimamente que un proyecto de acuerdo se había alcanzado en las negociaciones sobre la base de la propuesta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Ansarolá había expresado anteriormente su sorpresa por la propuesta de paz de la ONU, diciendo que el organismo ha alterado las condiciones de un proyecto de acuerdo ya elaborado en Kuwait.

Una vez presentado el sábado el plan de paz del representante de la ONU para Yemen, Ismail Ould Sheij Ahmad, Ansarolá dijo que la hoja de ruta no era un motor de arranque, porque no constituía un acuerdo marco, siendo lejos de ser un acuerdo de paz.

Conforme a la nota de Ansarolá y sus aliados en el Congreso General del Pueblo, un acuerdo de paz debe estar de acuerdo a una nueva autoridad ejecutiva en Yemen, incluyendo un nuevo presidente y gobierno. Pese a todo ello, Ansarolá ha acogido con beneplácito la propuesta de Sheij Ahmad de prorrogar las negociaciones de paz para la otra semana.

Más temprano este domingo, la delegación de Mansur Hadi, un estrecho aliado de Arabia Saudí, aceptó la propuesta de la ONU bajo la condición de que los integrantes de Ansarolá se retiren de la capital yemení, Saná, y otras dos ciudades principales del país que controlan desde septiembre de 2014.

La conversaciones de paz sobre Yemen comenzaron el 21 de abril en Kuwait con el objetivo de poner fin a más un año de la ofensiva de Arabia Saudí contra su vecino sureño. Pese a la puesta en marcha de un alto el fuego en el país, las autoridades de Ansarolá han acusado reiteradamente a Arabia Saudí de violar la tregua con sus constantes ataques aéreos y de artillería.

(Fuente: Hispan TV)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *