Málaga: Paralizada la demolición de La Mundial. La oposición vota contra el proyecto de hotel

Todos los grupos de la oposición votan en contra del proceso del hotel de Rafael Moneo durante la celebración del consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo, donde se ha discutido esta mañana el inicio del proceso de urbanización del entorno de Hoyo de Esparteros.

El grupo municipal Ciudadanos se alineó finalmente con el resto de la oposición para votar en contra del proyecto del hotel de Moneo promovidos por Braser y que suponía el derribo del edificio histórico La Mundial. Su voto en contra se ha unido así al de PSOE, Málaga Ahora (IPodemos) y Málaga para la Gente (IU), y ha hecho inútil el voto positivo del grupo del PP.

De nada ha servido la reunión mantenida a puerta cerrada entre el alcalde, Francisco de la Torre y el portavoz de Ciudadanos Juan Cassá, en la que el alcalde ha intentado, sin conseguirlo, convencer a Cassá de un voto de abstención, que hubiese permitido que el proyecto saliese adelante, pues se habría producido un empate que habría resuelto el voto de calidad del alcalde como presidente de la Gerencia de Urbanismo.

En la decisión de rechazar el proyecto han pesado las advertencias realizadas por el promotor de actuar judicialmente contra los concejales que votasen en contra, pero también los informes de la Secretaria y de la Intervención, que indicaban que era difícil que los concejales tuviesen responsabilidad patrimonial en función del voto que emitiesen.

Las dudas sobre la financiación del proyecto, ya que la promotora debe seis millones de euros al Ayuntamiento, todavía no tenía claro la financiación definitiva, ha llevado a Ciudadanos a votar en contra del hotel de Moneo.

Todo ello supone que, al menos por ahora, se paraliza el anunciado derrumbe de la vieja pensión La Mundial, un edificio histórico de la ciudad, cuyo mantenimiento ha sido defendido en los últimos meses por los colectivos de defensa del Patrimonio Histórico.

A partir de ahora, se abre un periodo de incertidumbre por las amenazas de Braser de presentar una demanda por daños y perjuicios contra el Ayuntamiento. No obstante, el resultado supone la práctica paralización del hotel de Moneo que requiere el derribo del edificio histórico para construir un hotel con diez plantas de altura que iba a ser gestionado por la cadena Vincci.

(Fuente: La Opinión de Málaga)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *