Granada: Nación Andaluza denuncia la improvisación y las presiones a los trabajadores en el nuevo hospital del PTS

Esta semana, un grupo de trabajadores granadinos del Servicio Andaluz de Salud se ha reunido con Nación Andaluza para denunciar las lamentables condiciones laborales a las que están expuestos a raíz de su traslado al nuevo hospital del Parque Tecnológico de la Salud. El personal afectado señala que:

  • Los trabajadores sanitarios están siendo presionados para realizar labores de montaje de mobiliario, desescombro y otras funciones ajenas a sus tareas habituales y para las que no están cualificados, con el objeto de finalizar unas obras de instalación que deberían haber estado terminadas antes de la apertura oficial del nuevo hospital.
  • Estas órdenes, además, obligan al personal sanitario a desatender sus verdaderos cometidos, que denuncian no poder cumplir en numerosas ocasiones debido a la existencia de zonas aún sin acondicionar para su correcta puesta en funcionamiento.
  • Están desempeñando su trabajo en espacios en los que no se dan las condiciones mínimas de higiene o donde el personal contratado para la realización de las obras de adecuación del PTS todavía está terminando su trabajo. El personal sanitario se está viendo obligado en muchas ocasiones a trabajar junto a albañiles, carpinteros, fontaneros, y a convivir, por tanto, con el polvo y suciedad que su actividad genera.
  • La finalización de las obras del nuevo hospital es incompatible con el uso como centro sanitario del mismo, tal y como se está haciendo.

Por todo esto, Nación Andaluza quiere denunciar públicamente que el traslado de servicios hospitalarios desde otros hospitales del centro de Granada al hospital del PTS está suponiendo presiones y violaciones de derechos para los trabajadores de la sanidad pública. La Consejería de Salud habla estos días repetidamente de la marca “Granada Salud” para hacerse la foto, pero la realidad, como hemos podido saber gracias al testimonio de estos trabajadores, es bien diferente.

Desde Nación Andaluza, acusamos a las administraciones implicadas de falta de planificación, de instaurar una política de improvisación entre los trabajadores y de preocuparse más por anotarse un tanto político y “hacerse la foto” antes de las vacaciones que por la terminación y correcta puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones sanitarias.

No es la primera vez que esto ocurre en el Servicio Andaluz de Salud ni la primera vez que se presiona a los trabajadores para subsanar los errores del S.A.S. A nuestro parecer, el mal funcionamiento del Servicio Andaluz de Salud fomenta de forma indirecta el negocio de la sanidad privada. Parece que esa es la intención de la Consejería de Salud con su improvisación y su desprecio de los derechos de los trabajadores.

Nación Andaluza exige que la Consejería de Sanidad deje de presionar a los trabajadores del nuevo hospital del PTS y respete sus derechos laborales, así como sus funciones sanitarias. Solicitamos a la Consejería de Salud que lleve a cabo el despliegue presupuestario y de personal necesario para que el hospital del PTS esté, en el menor tiempo posible, verdaderamente preparado para cubrir las necesidades hospitalarias de los granadinos.

Asamblea local de Nación Andaluza.

Granada, 9 de julio de 2016.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *