El Ayuntamiento de Almonte contra el almacenamiento de gas en Doñana

El actual equipo de gobierno (PSOE) en el Ayuntamiento de Almonte (Huelva), ha mostrado públicamente su disconformidad con el subproyecto “Marismas Occidental”, de la iniciativa global de Petroleum Oil & Gas España S.A. para la extracción, almacenamiento y gasoductos de gas natural en el entorno del espacio natural de Doñana.

El Gobierno central ha comenzado este jueves la expropiación de los terrenos afectados por el proyecto de almacenamiento de gas en Doñana. Concretamente, están afectados por una de las cuatro partes del proyecto, el conocido como ‘marismas occidental, que comprende unas 4,5 hectáreas de terrenos de empresas agrícolas, particulares e incluso el Ayuntamiento almonteño.

Hay que recordar que el Ministerio de Industria en funciones declaró el proyecto de utilidad pública el pasado 10 de marzo, y ha derivado en que Hacienda haya comenzado a ejecutar la ocupación de los bienes y derechos afectados. La organización conservacionista WWF, que ya denunció que Gas Natural Almacenamientos Andalucía dividió el proyecto para obtener más fácilmente los permisos ambientales, ha exigido a las administraciones la paralización del proyecto.

Quien no quiso pronunciarse ayer sobre este asunto fue el presidente del Consejo de Participación de Doñana, Miguel Delibes, que presentó la memoria y el informe de gestión del parque en 2015, con más de 330.000 visitas y unos 11,5 millones de inversión.

No obstante, señaló que ya emitió un informe que aconsejaba la unificación de las declaraciones de impacto de todos los proyectos ,son cuatro en total–,que no llegó nunca a realizar. Cuestión que, según advirtió, todavía “sigue vigente”.

No genera beneficios para le municipio

El Ayuntamiento de Almonte, que ha denunciado el comienzo de la “expropiación forzosa” de los bienes afectados por este plan, al entender que “ni genera ningún beneficio para el municipio ni coincide con el modelo de desarrollo que este gobierno municipal defiende, como fundamental, para Almonte y Doñana”.

Todo ello después de que este jueves la Delegación del Gobierno en Andalucía convocara en el citado Ayuntamiento a los titulares de los bienes y derechos afectados por este subproyecto para su expropiación.

Según ha informado el Consistorio en una nota, el citado proyecto “se viene desarrollando desde hace varios años, solo con el aval del Gobierno del PP y con informe en contra de la Junta de Andalucía y del Consejo de Participación de Doñana”.

No obstante, el Gobierno central en funciones, “y haciendo caso omiso, otorgó el pasado mes de marzo la Declaración de Utilidad Pública y la correspondiente Autorización Administrativa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo”.

El concejal de Medio Ambiente, Isidro Medina, ha incidido en que “el anterior equipo de gobierno del PP guardó silencio sobre este proyecto, haciendo con ello que el Ayuntamiento perdiera la oportunidad de realizar alegaciones y de posicionarse oficialmente en las fechas oportunas”.

Como consecuencia, ha añadido, el nuevo equipo de gobierno socialista se encuentra a su llegada “un proyecto con una tramitación en su fase de finalización y sin la posibilidad de realizar alegaciones de ningún tipo.”

Por último, Medina ha lamentado que el PP “imponga un proyecto que no aporta nada al municipio, y que no sea tan diligente con otros tan necesarios como la depuradora de Matalascañas, el paseo marítimo o el trasvase de agua al Condado, entre otros”, que, a su juicio, “sí darían múltiples beneficios tanto sociales como económicos y ambientales a todo el territorio”.

Por su parte, desde IU, su responsable de Política Institucional en Huelva, Francisco Javier Camacho, ha anunciado que acudirá el miércoles 13 de julio a Bruselas para defender ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo “una Doñana libre de actividades industriales y para que se paralicen de inmediato los nuevos proyectos para almacenar y ampliar el transporte de gas en este entorno natural protegido, que pretende realizar la empresa Gas Natural”.

El dirigente provincial de Izquierda Unida añade que “exigimos a todas las administraciones, en base a sus competencias (Gobierno central y Junta de Andalucía) que no concedan ningún permiso, ni autorización, así como que impidan a Gas Natural seguir adelante con su peligroso proyecto para almacenar y ampliar el transporte de gas en el subsuelo de Doñana”.

(Fuente: Diario de Huelva)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *