Alcalá de Guadaíra (Sevilla): Desalojada la Corrala Liberación

Las 25 familias que ocupaban un edificio de la calle Duquesa de Talavera de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), han sido desalojadas ayer martes por la mañana, después de que el inmueble haya estado habitado por ellas durante tres años, cuando el juzgado de primera instancia e instrucción número cuatro de la ciudad ha dado la orden de proceder a su desalojo.

A inicios de 2013 se creaba la Corrala Liberación con unas 25 familias sin ingresos ni lugar donde vivir, que ocupaban el edificio, que consta de 25 viviendas, que no  llegó nunca a comercializarse tras su construcción y que llevaban varios años vacío sin habitar. Ya en marzo pasado hubo un primer intento de desalojo que, al contrario que el de ayer, si logró paralizarse.

De las 25 familias desalojadas, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira solo ha encontrado alternativa habitacional para seis de ellas y, de las 19 restantes, la mayoría ha podido acudir a familiares y amigos, si bien cuatro de ellas se encuentran en la calle y sin alternativa. Unas familias compuestas en su mayoría, además por menores, como el caso del matrimonio formado por Juan y Hortensia que tienen dos hijos de 5 años y 11 meses y que tenían sus pertenencias en la calle, sin saber dónde llevarlas.

Según la responsable municipal de Vivienda, Elena Álvarez (PSOE), “los esfuerzos del ayuntamiento se han centrado desde hace semanas  exclusivamente en aquellas situaciones familiares sobre las que los servicios sociales municipales  habían emitido informes del riesgo de exclusión social, pues como administración pública, rechazamos ofrecer soluciones a quienes, teniendo otras alternativas,  se escudan en la necesidad reales de otros para no cumplir con las normas legales” culpabilizando así a los vecinos de su situación.

Por su parte, los vecinos afortunados, los pocos que han sido realojados, denuncian que se les ha proporcionado viviendas pero que se trata de casas en otras localidades, algunas de ellas tan alejadas de Alcalá de Guadaira, adcenas de kilómetros de la misma, como  como Écija o Aznalcollar.

La propietaria del edificio era CajaSur, entidad bancaria en la que tiene gran influencia la Iglesia Católica y entre cuyos accionistas se encuentra el Arzobispado de Córdoba. Según han denunciado los desalojados dicha caja de ahorros nunca ha atendido las peticiones de diálogo con respecto a la ocupación de su edificio que les han realizado. En lugar de negociar a lo ha vendido a un fondo buitre americano que, que es el que ha solicitado  al juzgado la orden de ejecución.

Según los últimos datos oficiales proporcionados por el propio Consejo General del Poder Judicial, en la provincia de Sevilla, en 2015 se practicaron un total de 1.411 lanzamientos en la provincia de Sevilla, lo que da una media de casi 4 al día.

La Otra Andalucía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *