Los diputados de Podemos son sólo 46 de los 71 obtenidos

Desde la noche electoral del pasado domingo han sido varios los portavoces de Podemos que han recalcado la consecución de 71 escaños con Unidos Podemos  (dos más que la suma de Podemos, las ‘mareas’ e IU el 20-D) como si fueran todos ellos propios. Han tratado de contrarrestar así el hecho de que la coalición se haya dejado por el camino algo más de un millón de votos en apenas seis meses.

Pero el partido de Pablo Iglesias ni concurrió en solitario en diciembre ni lo ha hecho ahora en junio. Fue a los comicios del 26J dentro de la candidatura de Unidos Podemos junto a otros 16 partidos de izquierdas, algunos agrupados en confluencias como las lideradas por En Comú en Cataluña, Compromís en la Comunidad Valenciana y Anova en Galicia. Además, buena parte de los puestos de salida fueron ocupados por dos formaciones de ámbito nacional: Izquierda Unida y Equo.

De toda esta amalgama de fuerzas, la pregunta es: ¿cuántos diputados tiene realmente Podemos? ¿Cuántos de esos 71 de los que presume la formación morada pertenecen a su organización? La respuesta rebaja dicha cifra a 46 parlamentarios, de modo que 25 escaños son ajenos, según el estudio de la procedencia de los candidatos realizado por Vozpópuli. Esos 46 electos que militan en las filas de Podemos son cuatro menos que los 50 obtenidos por el partido morado en las generales del pasado 20 de diciembre.

¿Qué ha ocurrido en las principales confluencias? De las 26 actas que sumaron En Comú Podem (12), Compromís-Podemos-EUPV o “A la Valenciana” (9) y En Marea (5), sólo ocho han recaído en miembros de Podemos. Las 18 restantes provienen de otros partidos o plataformas como Barcelona En Comú, ICV-EUiA, Procés Constituent, Compromís o Anova.

Por ejemplo, entre los nueve electos de En Comú Podem por la circunscripción de Barcelona, hay únicamente dos parlamentarios, Raimundo Viejo Viñas y Mar García Puig, pertenecientes a la formación morada. Entre los siete restantes, hay mayoría de Barcelona En Comú, la marca surgida de Guanyem, el movimiento municipalista que tiene a la alcaldesa Ada Colau como principal referente.

De ICV (Iniciativa per Catalunya) son Josep Vendrell, Aina Vidal y Jaume Moya.  Éste último, que ha revalidad osu escaño como cabeza de cartel por Lleida es miembro de Compromís per la Independència, el ala secesionista de ICV. Moya intentó ser diputado en el Parlamento catalán el pasado septiembre, concurriendo como quinto por Lleida, pero no salió elegido. En los últimos años, ha sido coordinador comarcal en la Segarra de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y socio de Òmnium Cultural.

En la confluencia “A la Valenciana” como se ha llamado esta vez la alianza entre Podemos, Compromís y otras fuerzas nacionalistas, el partido morado sólo ha contado con cuatro representates: Rita Bosaho y José María Guijarro, por Alicante, y Ángela Ballester y Rosana Pastor, por Valencia. Guijarro ha sido representante legal de la fundación Ceps, la que habría recibido antes del nacimiento de Podemos (enero de 2014) subvenciones millonarias del Gobierno de Venezuela para “crear en España fuerzas políticas bolivarianas”. Respecto a la candidatura gallega de En Marea, Podemos apenas ha recibido dos escaños: el de Ángela Rodríguez Martínez, número dos por Pontevedra, y el de Antonio Gómez-Reino, primero por A Coruña.

A diferencia de lo ocurrido el 20-D, esta vez Podemos acudió a las urnas de la mano de IU, que ha conseguido un representante por Madrid, Málaga, Guipúzcoa y Sevilla respectivamente (Alberto Garzón, Eva García Sempere, María Salud Areste y Miguel Ángel Bustamante), más los otros cuatro de sus marcas autonómicas en las confluencias antes citadas (Yolanda Díaz, Ricardo Sixto, Joan Miquel Mena y Félix Alonso). Ocho escaños en total, después de que en diciembre obtuviera cinco representantes, los cuales terminaron divididos.

Mientras el propio Garzón y la que fuera número dos por Madrid, Sol Sánchez (ahora se ha quedado fuera al ir de nueve), se integraron en el Grupo Mixto, por el contrario, su compañera Yolanda Díaz, coordinadora de IU en Galicia, y los catalanes Joan Mena y Félix Alonso (EUiA), optaron por permanecer en el grupo parlamentario de Podemos-En Comú Podem-En Marea (los diputados de Compromís fueron al Grupo Mixto).

Por parte de los ecologistas de Equo lograron su acta el 26J el cabeza de lista por Álava Juan López de Uralde, la número dos por Vizcaya, María Rosa Martínez Rodríguez, y el primero por Huesca, Jorge Luis Bail.

Por otro lado, En Comú Podem y En Marea, las confluencias catalana y gallega con la que Unidos Podemos concurrió a las elecciones del 26J, aspirarán en la próxima legislatura a tener grupo parlamentario propio en el Congreso al margen del partido morado. Si bien ya lo intentaron después del 20-D, la composición de la Mesa de la Cámara y su aplicación del Reglamento se lo impidieron.

Ambas confluencias terminaron por compartir grupo con los diputados de Pablo Iglesias, pero con un estatus especial de “subgrupo” que les permitió cierta visibilidad. De hecho, los electos de Podemos en el País Vasco han avanzado que quieren ser otro “subgrupo”.

Por su parte, la coalición “A la Valenciana” tratará igualmente de formar grupo propio, pero ha adelantado que, en el supuesto de que la Mesa del Congreso no se lo permita, los cuatro diputados que tiene Compromís se integrarán de nuevo en el Mixto.

(Fuente: Voz Pópuli / Autor: Segundo Sanz)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *