Unidos Podemos el gran beneficiado por la ley electroral el 26J

Es jornada de análisis y reflexiones. Opiniones de políticos y tertulianos en general. Pero hay una primera visión de lo que dejó la noche electoral que admite pocas especulaciones, porque resulta incontestable. Nos referimos a los números. A lo que dicen. Y que en general retratan la ley electoral que tenemos en España.

El costo por voto ganado o perdido

Vayamos primero a los grandes datos. La victoria del PP ha consistido en recuperar unos 700.000 votos (de 7.215.752 que obtuvo en 2015 a 7.906.185 este 26J) que le han producido, sin embargo, nada menos que 14 escaños más (ha pasado de 123 a 137 escaños). O lo que es lo mismo, el PP ha recuperado un escaño por cada 50.000 nuevos votos.

Por su parte, el PSOE se ha dejado en estos seis meses exactamente 100.000 votos (de 5.424.779 votos del 26J a los 5.530.709 del pasado mes de diciembre) que le han costado 5 escaños. Es decir, los socialistas han perdido un escaño por cada 20.000 votos. Una ratio que le coloca como el partido más perjudicado por la ley electoral este 26J.

En cambio, aunque este dato pueda sorprender, Podemos ha resultado el gran beneficiado en estas elecciones por el sistema electoral. El partido de Pablo Iglesias y sus aliados de Mareas, verdaderos derrotados el 26J, al sumarse a IU se han dejado nada menos que 1.030.000 votos este 26J respecto a su estreno electoral en diciembre (6.079.494 votos de Podemos más IU el 20D, 5.049.734 en esta segunda vuelta). Sin embargo, se quedan con el mismo número total de diputados, 71. Es decir, no han pagado por su gigantesco descenso en las urnas.

De no pagar por la derrota a estar penados por 20.000 votos

Mientras, la otra novedad que apareció el pasado 20 de diciembre, Ciudadanos, ha sido, junto al PSOE, el más perjudicado por la ley electoral en esta ocasión. Albert Rivera y su partido vieron disminuido su apoyo popular en 376.000 votos (3.500.541 por 3.123.769 en esta segunda vuelta), y han sido penalizados brutalmente, con una pérdida de ocho escaños.

En resumen, Podemos ha sufrido un durísimo castigo en las urnas en cuanto al número de votos que no se ha reflejado en su peso en el Congreso. Ciudadanos ha perdido un escaño por cada 47.000 votos que se ha dejado. El PSOE, aún más perjudicado, ha visto cómo se volaba uno de sus escaños cada 20.000 votos de descenso. Mientras el PP se beneficiaba a razón de un escaño cada 50.000 votos que percibía.

En resumen: el PP, con 700.000 votos, más logra 14 escaños. El  PSOE, con 100.000 votos menos, pierde 5 escaños. Ciudadanos, con 376.772 menos, pierde 8 escaños. Unidos Podemos, con 1.030.000 menos, no pierde ningún escaño y mantiene los 71 obtenidos en 20 de Diciembre. Sin la Ley D´Hondt Unidos Podemoshubiese perdido decenas de escaños.

(Fuente: El Plural)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *