CC.OO. renuncia a la derogación de la última reforma laboral

Unai Sordo, el actual Secretario General de Comisiones Obreras, ha declarado que para su sindicato no es una condición «sine qua non» la liquidación de las Reformas Laborales implementadas por el PSOE y el PP. Por otra parte, el PSOE ya ha manifestado explícitamente que no va a derogarla . Y, como corresponde, Unidas Podemos ha cerrado el tema con un clamoroso «no sabe, no contesta». ¿Empezará a quedar claro para los más ingenuos, a qué clases sociales obedece la mano que está firmando el «visto bueno» de las futuras Coaliciones gubernamentales?

POR ADAY QUESADA PARA CANARIAS SEMANAL

     Unai Sordo, el actual Secretario General de Comisiones Obreras, manifestó la pasada semana que la derogación de la reforma laboral implementada por el Partido Popular no es condición   sine qua non para que el sindicato que dirige se preste gustoso a apoyar la formación de un «gobierno progresista» constituido por una coalición entre las dos fracciones de la socialdemocracia española, el PSOE y Unidas Podemos.

   No obstante, el dirigente sindical trató de conservar una estampa de sindicalista aguerrido afirmando que, pese a esta clamorosa concesión, su sindicato «no renunciará por ello a sus postulados».

    «Sabemos cómo va esto de las negociaciones y sabemos que, si se aspira a tener una mayoría parlamentaria amplia (…) decir que no nos vamos a bajar de la posición de máximos y que es una condición ‘sine qua non’ nos parecería conducir al fracaso el escenario que se tiene que abrir»- declaró durante  una visita suya a Barcelona.

    Ni que decir tiene que todavía no ha llegado a escucharse ninguna voz discrepante desde la dirección de ese sindicato. Después de permanecer años agitando verbalmente sobre el daño que  estaban causando al empleo y a la clase trabajadora las reformas laborales puestas en marcha por el PSOE de Zapatero y el partido Partido Popular, Unai Sordo  manifiesta ahora que:


     «Nosotros sabemos que las posiciones de máximos no son buenas y menos si se plantean como condiciones ‘sine qua non’, pero eso no quiere decir que renunciamos a ninguno de nuestros postulados».

    Sordo, confirmando así la política entreguista que ha caracterizado a CCOO en el curso de las últimas décadas,  aseguróque:

   «lo primero ahora es que haya legislatura para entablar después un espacio de diálogo político y social dirigido a revertir los efectos de las reformas laborales».

[Img #60335]

     Con esta última frase, Unai Sordo le aligera  el camino al PSOE, que ya dejado claro que su propósito con las brutales reformas laborales no va más allá  deel retocar algunos aspectos no esenciales de las mismas, dejando intactos sus  aspectos  más lesivos, que fueron articulados precisamente con la  evidente finalidad de poder preservar los intereses empresariales.

    Como los sindicatos CCOO y UGT, por una parte, y el PSOE y Unidas Podemos, por otra, han venido denunciando en su propaganda sindical y electoral durante los últimos años,  las Reformas laborales han sido utilizadas como instrumentos idóneos para lograr la precarización masiva de millones de puestos de trabajo, conseguir el despido ultrabarato y  forzar la caída en picado de los salarios, sometiendo estos últimos a las tensiones a la baja en el marco del mercado laboral. Eso permitió – entre otros efectos – que la pasada crisis económica mantuviera intactos o multiplicara los beneficios de las grandes empresas. De lo que ahora se trata es de mantener la misma receta frente a la crisis que se avecina.

    El  giro copernicano que estas cuatro organizaciones han dado ahora  en relación con este trascendental tema no hace otra cosa más que poner en evidencia  a  qué clases sociales  obedece la mano que está firmando el «visto bueno»  a las futuras Coaliciones gubernamentales.

Fuente: www.canarias-semanal.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *