Catalunya: Por decisión del su Consejo Político, La CUP se presentará por primera vez a unas elecciones generales españolas el 10N

El consejo político extraordinario de la CUP celebrado en la mañana del pasado sábado 28 ha aprobado de presentarse a las elecciones españolas del 10-N con una candidatura propia. En una conferencia de prensa (foto adjunta), la miembro del secretariado nacional Mireia Vehí ha anunciado que ‘por primera vez en la historia, la izquierda independentista y la CUP decide de presentarse a las elecciones españolas, una decisión que no ha estado fácil’.

Optarán para defender la autodeterminación, exigir la amnistía de los represaliados y la conquista de derechos. ‘Hemos venido a decir en el estado que deje en paz nuestra gente’, ha asegurado Vehí. A banda la candidatura propia, los militantes han abierto la puerta a repetir las alianzas con el Llamamiento Constituyente, pero en la reunión de hoy no se ha determinado cómo serán las listas, el programa electoral y la acción política, cuestiones que se dejan para el consejo político del 5 de octubre.

Vehí ha asegurado que la situación es de excepcionalidad y ha lamentado: ‘Cada vez tenemos más presos políticos, cada vez tenemos más personas detenidas.’ De hecho, en un comunicado a los militantes se afirma que la decisión ‘es el resultado de un debate afrontado por el conjunto de la militancia para dar respuesta a un contexto cambiante, un contexto de represión y de criminalización del independentismo, como hemos podido comprobar esta semana, y a las puertas de la publicación de las sentencias’.

Candidatura en solitario

El consejo político tenía que pronunciarse sobre cuatro documentos. Dos de los textos preveían de presentarse a las elecciones y los otros dos eran contrarios. En una primera votación han apostado para presentarse y más adelante se ha considerado que la mejor opción era salir adelante una candidatura propia.

‘Esto no es una cuestión de listas unitarias, de sillas, ni de hacer política para garantizar un pacto extraño’, ha argumentado el ex-diputada, cuando le han pedido si se abrían a la posibilidad de aliarse con más fuerzas políticas independentistas. De hecho, la CUP destaca que la decisión se toma en un contexto en qué ‘algunas fuerzas independentistas se ven dispuestas a garantizar la gobernabilidad en el estado español. Un contexto donde hay que articular acciones políticas alrededor de la defensa de los derechos sociales, civiles, económico y políticos para poder fiero efectivo el ejercicio del derecho de autodeterminación’. De aquí que inste a todos los agentes, actores sociales, organizaciones políticas a participar de esta candidatura.

Con este cambio de posición respecto de unas elecciones españolas, la CUP no quiere hacer política institucional, sino impedir la gobernabilidad que no garantice el reconocimiento al derecho de autodeterminación, la amnistía para los represaliados y la conquista de derechos, los tres ejes del programa político que ha divulgado la formación anticapitalista. ‘No hemos venido a bloquear o desbloquear, hemos venido a hacer política desde todos los ámbitos que tenemos’, ha dicho.

Las cuatro propuestas en tono a decidir si va a las elecciones del 10N

Cuatro eran las alternativas en torno a las cuales debatir y dilucidar, transcritas en sendos documentos presentados por las bases y las organizaciones integradas. Dos de ellas a favor de participar y otras dos partidarias de la abstención.

Había dos documentos a favor de presentarse a los comicios españoles: ‘El combate es ahora, o no hay‘, presentado por las asambleas locales de Celrà, Girona, Viladamat y Vilajuïga, y ‘Llamamiento a un Frente Estatal el 10–N‘, de Lucha Internacionalista y asumido por la asamblea de nuevo Barrios. El primero pregona de presentarse porqué el momento en que se harán las elecciones españolas será un escenario ‘postsentència’ y hay que transmitir un mensaje de ruptura: ‘Esta candidatura trabajará dentro del marco institucional en clave de bloqueo (que implica tener la mínima actividad parlamentaria)’.

Decía que no participaría en la dinámica parlamentaria y que el objetivo es trabajar únicamente por la ‘inestabilidad del estado’, además del combate ideológico. Esto lo harán aprovechando espacios como por ejemplo los medios de comunicación, los plenos de presupuestos y los de debate de política general, en los cuales sí que participarían.

También decía que en la decisión de presentarse hay que considerar el posicionamiento de ERC después de las elecciones ‘apostando por un pacto de estado que garantizara la estabilidad’: ‘La apuesta de los republicanos es la del cierre del ciclo político por arriba, intentando de posar fin al ciclo mobilitzador que tuvo su punto más álgido durante el otoño del 2017’.

Este documento propuesto por asambleas locales nororientales voz tres opciones para presentarse: en solitario bajo la marca CUP; impulsando una plataforma electoral que teja alianzas con organizaciones estatales como Izquierda Castilla o Sortu; o bien, apoyando a una candidatura electoral sin participar directamente como CUP.

El otro documento que defendía la participación de la CUP a las elecciones españolas se basaba en el mismo argumento que utilizó la formación cuando se presentó a las elecciones del parlamento el 2012, una institución que consideraban ‘burguesa’ y lejana de su acción municipal: ‘ser el caballo de Troya’. ‘La situación lo requiere por la ruptura con el estado monárquico y para posar las necesidades de la clase trabajadora por encima de grandes empresas y bancos’.

También argumentaba que hay que llenar el vacío electoral que han dejado ERC y JxCat por sus ‘traiciones’, y que tampoco consiguió de llenar el Frente Republicano porque estaba ‘muy escorado hacia un frente patriótico’.

Esta propuesta dejaba la puerta abierta a presentarse con las organizaciones que son ‘a la izquierda de Podamos’ y que han apoyado al derecho de decidir de Cataluña. ‘Es urgente buscar puentes con las organizaciones con que podemos compartir un programa doble de ruptura: ruptura del régimen del 78, con la autodeterminación real y efectiva de los pueblos del estado y referéndum para abolir la monarquía y, de la otra, ruptura con el capitalismo y la Unión Europea’. Así, esta candidatura unitaria permitiría de incluir otros actores del ‘proyecto estratégico de Países Catalanes’. Aun así, si no se podía hacer un frente amplio, el documento también apoyaba a presentarse en solitario.

Continuar como hasta ahora

Endavant – OSAN encabezaba la opción de no ir a Madrid y hacer boicot a las elecciones españolas. En el documento político ‘Una candidatura instrumental para defender el boicot contra el estado español’ decían que repetir los comicios invalida la tesis de varios partidos independentistas que con el PSOE se podría pactar una tabla de negociación: ‘Como mucho, se podrá repetir el esquema jugado por CiU en noventa’.

Contrariamente, el boicot implicaría de organizar una candidatura, pero sería instrumental y se retiraría en el último momento para ‘ejercer una abstención o voto nulo masivo’, un gesto que se decidiría más adelante. Esto permitiría aprovechar la campaña y hacer ‘disputa ideológica’ a ‘el independentismo gubernamental’ y a ‘la izquierda institucional’ de los Países Catalanes. La lista estaría conformada por militantes y activistas represaliados, desde exiliados hasta presos.

El otro documento que defendía no presentarse lo llevaron las asambleas locales de Gelida y Sant Joan les Fonts. Consideran que este debate ya se tuvo y la militancia ya decidió ampliamente no presentarse a las elecciones del 28 de abril: ‘El contexto sociopolítico actual no ha cambiado en nada.’ Defienden que acontecer una fuerza que haga ingobernable el estado español no es una propuesta realista y que hay que centrar los esfuerzos en los municipios: ‘El resto nos es ajeno, no tenemos que dejar que nos conviertan en un partido político más del sistema.’

También hacía un apunte sobre la mala situación económica de la CUP, que después de las elecciones municipales del 16 de mayo perdió representación en ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones, hecho que supuso un descenso en los ingresos y un aumento de las cuotas de los militantes: ‘Unas elecciones son dinero, mucho dinero. Estos se pueden recuperar si entras a la institución donde te presentas, pero quien nos garantice la entrada en el congreso?’, se piden.

De acuerdo con lo debatido en las asambleas territoriales, los representantes que participaban en el consejo político extraordinario de sábado tenían que trasladar el posicionamiento de la base. En una primera votación, tendrán que decidir primero entre presentarse o no. En caso de decantarse por la primera opción, podrían emplazar el secretariado nacional que impulsase una candidatura de la CUP en solitario, o bien impulsar alianzas. Ahora bien, si se votaba por la opción de no concurrir a los comicios, habría tres opciones: que el secretariado decidiease a qué iniciativa electoral apoya la CUP; constituir una candidatura de boicot como pedía Endavant; o no hacer ningún tipo de acción.

Piratas Cataluña aprueba de coaligarse con la CUP y Somos Alternativa no presentarse

Piratas de Cataluña ha aprobado de concurrir a las elecciones españolas en coalición con la CUP y ha optado para articular, junto con más organizaciones, ‘una lista rupturista que defienda los derechos sociales y respete el mandato del 1-O’.

‘Ante la imposibilidad de reeditar el Frente Republicano (…) Piratas da el paso para formar una candidatura más fuerte y más amplia para llevar al Congreso las ideas del partido y las de la CUP-Llamamiento Constituyente, así como los pilares fundamentales del Frente Republicano’, han informado en un comunicado.

Somos Alternativa, por su parte, ha anunciado que renuncia a presentarse a las elecciones atendida la imposibilidad de hacer un frente unitario o un frente republicano.

(Fuente: Vilaweb)

Comunicado de la CUP: La CUP se presentará a las elecciones para impedir la gobernabilidad en el Estado

La CUP ha decidido impulsar una candidatura propia a las próximas elecciones españolas del 10 de noviembre, hoy en Consejo Político extraordinario. Esta decisión es el resultado de un debate afrontado por el conjunto de la militancia para dar respuesta a un contexto de excepcionalidad democrática marcado por la represión y la criminalización del independentismo y por la reiterada vulneración de derechos civiles y sociales por parte del estado español.

En ningún caso, la candidatura tiene el objetivo de normalizar la actividad política institucional en el estado español, sino que se presentará a las elecciones del 10N para impugnar desde la raíz la consolidación del régimen del 78 e impedir cualquier gobernabilidad al Estado, hasta que no se reconozca el derecho a la autodeterminación.

En un contexto donde algunas fuerzas independentistas se ven dispuestas a garantizar la gobernabilidad en el estado español, hacen falta respuestas políticas valientes por la defensa de los derechos fundamentales, por la amnistía de todas las personas represaliadas y en defensa del ejercicio del derecho a la autodeterminación.

La CUP se emplaza a seguir concretando el programa político, que parte de los tres ejes principales de autodeterminación, amnistía y conquista de derechos, y la lista electoral al próximo Consejo Político ordinario del 5 de octubre.

(Original en català)

La CUP es presentarà a les eleccions per impedir la governabilitat a l’Estat

La CUP ha decidit impulsar una candidatura pròpia a les properes eleccions espanyoles del 10 de novembre, avui en Consell Polític extraordinari. Aquesta decisió és el resultat d’un debat afrontat pel conjunt de la militància per donar resposta a un context d’excepcionalitat democràtica marcat per la repressió i la criminalització de l’independentisme i per la reiterada vulneració de drets civils i socials per part de l’estat espanyol.

En cap cas, la candidatura té l’objectiu de normalitzar l’activitat política institucional a l’estat espanyol, sinó que es presentarà a les eleccions del 10N per impugnar des de l’arrel la consolidació del règim del 78 i impedir qualsevol governabilitat a l’Estat, fins que no es reconegui el dret a l’autodeterminació.

En un context on algunes forces independentistes es veuen disposades a garantir la governabilitat a l’estat espanyol, calen respostes polítiques valentes per la defensa dels drets fonamentals, per l’amnistia de totes les persones represaliades i en defensa de l’exercici del dret a l’autodeterminació.

La CUP s’emplaça a seguir concretant el programa polític, que parteix dels tres eixos principals d’autodeterminació, amnistia i conquesta de drets, i la llista electoral al proper Consell Polític ordinari del 5 d’octubre.

(Fuente: Web de la CUP)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *