Bofetada económica a los EEUU: Irán, Turquía y Rusia deciden abandonar el dólar como divisa en sus transacciones comerciales

El gobernador del Banco Central de Irán, Abdolnaser Hemmati (foto adjunta), anunció este miércoles el abandono del dólar estadounidense en sus transacciones con Rusia y Turquía. El anuncio se produce sólo días después de que la Administración estadounidense anunciara nuevas sanciones contra el Banco Central iraní, tras acusar al país persa de un ataque perpetrado el 14 de septiembre a la refinería saudí de Aramco por Yemen, del que Washington y Riad acusan a Teherán, sin prueba alguna, para justificar su implantación y la militarización del Golfo Pérsico.

El gobernador del Banco Central iraní, Abdol Nasser Hemmati, afirmó que Rusia, Turquía e Irán habían acordado llevar a cabo todas las operaciones comerciales conjuntas en sus respectivas monedas nacionales. Hemmati ha destacado que el país persa está eliminando gradualmente el dólar del ciclo comercial con muchos países del mundo con el fin de reducir el dominio de Estados Unidos en su economía. “Aunque tenemos serios problemas en las transacciones bancarias hemos encontrado otras formas de hacer nuestro trabajo. Si EE.UU. sanciona a Irán cuatro veces más, no tendrá ningún efecto nuevo”, ha sostenido.

«No comerciamos con estos países en dólares», confirmó Abdol Nasser Hemmati. Hemmati explicó que los intercambios financieros entre los tres países se realizan con monedas nacionales o con euros. “Estamos haciendo nuestra actividad comercial con Rusia y Turquía en rublos y liras, una tendencia que apartará al dólar de los intercambios financieros del país”, apostilló.

Las operaciones comerciales de Irán, agregó, comenzaron a valerse de otras monedas para evitar que Estados Unidos intervenga e imponga medidas coercitivas. El directivo iraní consideró que la reimposición de sanciones estadounidenses contra el Banco Central de Irán causó problemas, pero adoptamos medidas para minimizarlas, subrayó. “Ahora todas nuestras transacciones financieras con Rusia son a través de la moneda nacional de los dos países. Alrededor del 30 % al 50 % del comercio con Turquía también se realiza con la moneda nacional y el resto con el euro”, declaró.

Hoy en día, muchos países prefieren realizar transacciones comerciales en sus propias divisas nacionales para evitar la vigilancia de EEUU. Estos procesos, según el gobernador del Banco Central iraní, «sacan al dólar del ciclo de intercambio». Rusia, Irán y Turquía celebraron en septiembre una serie de reuniones donde se abordaron las relaciones comerciales entre las partes. La medida tiene como propósito eliminar gradualmente el dólar del ciclo comercial con países aliados y demás territorios del mundo, asimismo, coadyuva a soportar el ilegal bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por los Estados Unidos (EE.UU.).

El presidente del Banco Central calificó el ilegal bloqueo como intentos para generar caos económico en el país y aseguró que las medidas no han logrado impactar en las relaciones financieras de Irán con los países aliados. “Aunque tenemos serios problemas en las transacciones bancarias hemos encontrado otras formas de hacer nuestro trabajo. Si EE.UU. sanciona a Irán cuatro veces más, no tendrá ningún efecto nuevo”, concluyó Hemati.

Con la lucha antiterrorista a nivel mundial como telón de fondo, el Departamento del Tesoro de EEUU introdujo el 20 de septiembre sanciones contra el Banco Nacional de Irán, el Fondo Nacional de Desarrollo iraní y la compañía Etemad Tejarat Pars Co. Los analistas dudan de la eficiencia de las medidas implementadas, dado que los bancos iraníes ya están fuera del sistema financiero estadounidense.

Además de con Turquía y Rusia, las autoridades iraníes negocian hace mases con otros países, como China, Azerbaiyán y la India, la posibilidad de firmar acuerdos financieros dirigidos a limitar el uso del dólar en las operaciones comerciales, comunicó el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

La prensa, los diplomáticos y los políticos estadounidenses han pasado a decir abiertamente que el dólar es un arma financiera que Washington utiliza para oprimir a sus rivales geopolíticos. Con su exclusión, la capacidad de Washington de utilizar el dólar como centro de mando de sus sanciones es ahora menor que antes. Esta es la razón por la que EEUU se manifiesta en contra del mecanismo de pago ISTEX, que fue creado por Irán con Alemania, Francia y el Reino Unido.

El peso económico conjunto de los países que fueron enumerados supera el tamaño de la economía estadounidense y estos Estados no están obligados a realizar el comercio, según las condiciones de Washington. En particular, los límites financieros trazados por Washington empezaron a transformarse después de que China entrara en la Organización Mundial del Comercio e incrementara su peso en el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, opina el periodista.

(Fuentes: Hispan TV / Prensa Latina / Sputnik / teleSUR)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *