Sevilla: La Hermandad de la Macarena sigue negándose a exhumar los restos de Queipo. Arguye que la Ley de Memoria no le obliga

El hermano mayor de la sevillana Hermandad de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, ha afirmado que, con la Ley Andaluza de Memoria Histórica y Democrática tal como está “dictada”, sin un “reglamento que la perfeccione”, no se tiene “ninguna obligación de sacar” los restos del general golpista Gonzalo Queipo de Llano de la basílica de la Macarena.

“Nadie nunca nos ha exigido nada. Han dictado una ley y estábamos pendientes de que se realizara el reglamento que perfeccionara la ley y aún no lo han hecho”, ha dicho Fernández Cabrero en una entrevista con la Cadena Ser.

En este sentido, incide en que, “con la ley dictada, no se tiene ninguna obligación, por las características y connotaciones de la basílica, de sacar eso”. «Nadie nunca nos ha exigido nada, tras conocerse que el Supremo ha aprobado por unanimidad retirar los restos del dictador Franco del Valle de los Caídos.

Sin embargo, sí señala que ha escuchado declaraciones y leído informaciones sobre que el reglamento de la citada normativa “arbitraría la forma de sacar los restos, pero hasta la fecha no hemos tenido ninguna comunicación ni conocimiento alguno de que se haya perfeccionado la ley con el reglamento”.

En cuanto al desarrollo del columbario, una de las opciones barajadas como posible solución al traslado de los restos del general franquista, ha previsto que la actuación sea aprobada por un cabildo en noviembre. “El proyecto está hecho, aprobado, cuantificado y determinado donde se ubicará, pero esperábamos poder ejecutar el columbario con una dispensa y, según la norma vigente, es necesario que la instalaciones se aprueben en un cabildo”, explica al respecto.

En Sevilla, ciudad de poderes fácticos, hay hermandades que mandan más e inspiran más respeto que el alcalde o que el presidente del Gobierno. Esto es un hecho. Tanto como que no hay presión social ni una demanda mayoritaria entre sus cofrades para que los restos de Queipo de Llano, uno de los militares golpistas más sangrientos del Golpe de estado del 36.

Tras su muerte, el 9 de marzo de 1951, fue enterrado con todos los honores en la Basílica de La Macarena, en el suelo frente al Altar. En la tumba se leía: “Aquí reposa en la paz del Señor el excelentísimo señor teniente general D. Gonzalo Queipo de Llano y Sierra”, y tres fechas: 18 de julio de 1936, día del golpe de Estado, y las de su nacimiento y muerte (5 de febrero de 1871 y 9 de marzo de 1951). Al lado yacen los restos de su esposa.

Ambas lápidas han sido desprovistas de todo tipo de símbolos franquistas por parte de la hermandad cuando comenzó a elevarse la presión por este asunto, en octubre de 2009, de acuerdo con sus familiares, siendo sustituídos por el escudo de la hermandad. Se eliminaron igualmente la fecha del alzamiento y sus cargos militares. El texto de la tumba también fue cambiado. Ahora sólo lo menciona como “hermano mayor honorifico” de la cofradía, junto a las fecasa de su nacimiento y de su muerte.

(Fuentes: El Correo de Andalucía / Sevilla 24h / Andalucía Información / El Confidencial)

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Carmen dice:

    Ummmmm,con lo interesante que está el diario .Y no se puede twittear,o es que no lo veo?Es una pena si fuera así.

    • Carlos Ríos dice:

      Carmen, en twitter nos puede seguir a través de la cuenta @laotraandalucia. Encontrarás diariamente las noticias y análisis que publicamos en esta web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *