Marruecos anuncia la construcción de un nuevo puerto para facilitar la explotación del Sáhara. El F.Polisario muestra su rechazo a la ONU

Según un artículo en CR Digital Magazine, un portal en línea para la construcción africana, el gobierno marroquí ha anunciado planes para construir un puerto de mil millones de dólares en la zona de Dajla (la antigua Villa Cisneros de la época colonial española), una ciudad con una población de aproximadamente 100,000 habitantes en los territorios ocupados del Sáhara Occidental (foto adjunta).

Este puerto y los proyectos de más de 7.000 millones de dólares que Marruecos ha planeado para los territorios ocupados muestran el compromiso y la intención de Marruecos de continuar explotando los recursos naturales del Sáhara Occidental y mantener la ocupación. No hay intención de honrar la resolución de la ONU o iniciar un diálogo o negociación creíble con el representante legítimo del pueblo saharaui, el Frente Polisario.

Un comité, organizado por el Ministerio de Equipamiento y Transporte; cuyo mandato será supervisar la construcción ya se ha implementado y se espera que presente una oferta para el megaproyecto antes de fin de año. El puerto debe construirse dentro de siete años, según las autoridades marroquíes. El gobierno marroquí anuncia que se construirán seis nuevos puertos para 2030 en lo que llaman la “Estrategia Portuaria Nacional” en el sur de Marruecos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

La “Estrategia Portuaria Nacional” fue anunciada por el propio rey marroquí Mohamed VI en noviembre de 2015. En su discurso, Mohamed VI dijo que el objetivo era “integrar las provincias en una patria unificada”. El rey y los marroquíes usan la terminología marroquí oficial y la línea roja cuando hablan del Sahara Occidental ocupado, al que llaman “provincias del sur” o “Sahara marroquí”.

El llamado “modelo de desarrollo” anunciado, que en realidad es un “modelo de ocupación” incluye aeropuertos y un ferrocarril entre Tánger y La Güera, el punto más al sur del Sáhara Occidental. La Güera, sin embargo, no está bajo ocupación, se encuentra en los territorios liberados del Sáhara Occidental y Marruecos al construir y establecerse allí estaría cometiendo una acto de guerra no solo contra la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) sino también contra la vecina Mauritania.

Esta ciudad abandonada es también el único acceso actual al Océano Atlántico por la RASD y el Frente Polisario. Marruecos tiene el control de parte del territorio del Sáhara Occidental, incluidas las principales ciudades y recursos naturales, que explota en violación del derecho internacional.

El Frente Polisario muestra su rechazo ante la ONU

El representante del Frente Polisario en la ONU, Dr. Sidi Omar, ha enviado una carta al Sr. Jean-Pierre La Croix, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas a cargo de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, y al Sr. Colin Stewart, Representante Especial del Secretario General en el Sáhara Occidental, acerca de la intención marroquí de la construcción de un puerto en costas sahauis.

En su carta en nombre del Frente Polisario, el diplomático saharaui expresó su energética condena a la intención del estado de ocupación marroquí de construir un «nuevo puerto en las costas del atlántico» con una extensa infraestructura a unos 70 kilómetros al norte de Dajla en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

La carta, a la que este medio ha tenido acceso, señalaba que el proyecto marroquí que se implementará en la ciudad ocupada de Dajla es otro ejemplo de las políticas de anexión del estado de ocupación marroquí, que tiene como objetivo consolidar y normalizar su ocupación militar y la anexión ilegal de partes del Sáhara Occidental en violación flagrante de la situación legal del territorio, un territorio no autónomo pendiente de descolonización.

Omar señaló en su carta que el nuevo puerto se utilizará como una nueva herramienta a través de la cual el estado de ocupación marroquí intensificará el saqueo y el agotamiento masivo de los recursos naturales del Sáhara Occidental.

El diplomático saharaui enfatizó también que el nuevo mega proyecto marroquí es un acto provocativo y peligroso que va en contra del espíritu del plan de paz y viola las resoluciones del Consejo de Seguridad, incluida la última resolución 2468 (2019), que instó a las partes a «abstenerse de cualquier acción que pueda socavar o dificultar las negociaciones auspiciadas por las Naciones Unidas.

El representante saharaui en las Naciones Unidas recordó la reciente carta enviada por el Secretario General del Frente POLISARIO, el Presidente Brahim Gali, al Consejo de Seguridad, que llamó la atención del Consejo sobre las acciones desestabilizadoras de Marruecos que amenazan con socavar el proceso de paz de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental y amenazan el pan de paz.

A este respecto, el diplomático saharaui destacó en particular la afirmación del presidente saharaui de que, si bien el Frente POLISARIO sigue cumpliendo plenamente con sus obligaciones en virtud del alto el fuego y los acuerdos militares relacionados, el pueblo saharaui conserva su derecho legítimo de responder a todos los actos de agresión cometidos por el régimen de ocupación marroquí para consolidar su ocupación ilegal en grandes partes del territorio.

En conclusión, el representante del Frente Polisario ante las Naciones Unidas instó a la organización internacional a asumir su responsabilidad y tomar todas las medidas necesarias para garantizar que Marruecos se abstenga de acciones tan provocativas que solo agravarán la situación sobre el terreno y socavarán cualquier posibilidad de avanzar en el ya frágil proceso de paz de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental.

(Fuentes: El Confidencial Saharaui / Por un Sahara Libre)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *