Interior crea una unidad “antiseparatista” catalana. Tendría informantes en ANC

Información desde dentro. El Ministerio del Interior consiguió convertir en confidentes a miembros del principal movimiento independentista catalán, la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), con el objetivo de conocer con antelación los pasos que iba a dar éste grupo, el más activo e importante del soberanismo.

Así lo han confirmado a Vozpópuli fuentes policiales, que detallan que la unidad policial que se encargó de captar dichos informantes no fue otro que el formado por agentes adscritos a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional que dirige el comisario Eugenio Pino, una de las personas de máxima confianza de Jorge Fernández Díaz.

Dichos agentes se han encargado desde 2012 de elaborar informes de ‘inteligencia’ sobre lo que ocurría en Cataluña. Además, uno de sus inspectores jefes jugó un papel clave para que el ministro mantuviera en octubre de 2014, poco antes de la consulta del 9-N, dos encuentros en su despacho con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso. Las grabaciones de dichas reuniones, desveladas en los últimos días por el diario Público, han sacudido el tramo final de la campaña electoral de 26J.

Según las fuentes policiales consultadas, la ANC ha sido, de hecho, uno de los objetivos prioritarios de esta unidad ‘antiseparatista’ creada por Interior esta Legislatura. Gracias a dichos confidentes, este grupo policial no sólo se hizo con información verbal, sino también con documentos internos de este movimiento independentista. Según ha podido comprobar este diario, entre ellos se encontraban algunos de los borradores que manejaban los principales dirigentes de la Asamblea en sus debates secretos, como los calendarios en los que se fijaban plazos de actuación para alcanzar la independencia.

Estas mismas fuentes apuntan que para conseguirlos presuntamente se realizaron pagos con los polémicos ‘fondos reservados’ a dichos informantes. No obstante, también recalcan que los esfuerzos de estos policías también se dirigieron a partidos políticos y, más en concreto, a la CUP, de la que se llegó a elaborar un informe confidencial sobre su “hoja de ruta” destinado también a anticiparse a los pasos que pudiera dar el grupo anticapistalista catalán.

Unidad creada en 2012

Toda esa información pasaba por las  manos de estos policías, adscritos en su mayoría a la denominada Unidad de Planificación Estratégica y Coordinación creada en mayo de 2012, como adelantó Vozpópuli. Las funciones concretas de la misma nunca se han conocido más allá de genéricas definiciones del tipo “captación, recepción, tratamiento y análisis de la información”, gestión de “la estadística como base de conocimiento de la realidad delincuencial” y elaboración de “evaluaciones de amenazas y riesgos”.

Además, el trabajo de ‘campo’ de dicho grupo era realizado supuestamente por agentes adscritos a otra unidad, la de Asuntos Internos, cuyo papel oficialmente se limita a perseguir a los agentes que cometen delitos. La mayoría de los integrantes de este grupo ‘antiseparatista’ se encuentran físicamente en el edificio que la Dirección General de la Policía tiene en la céntrica calle Miguél Ángel, de Madrid, donde están los despachos del comisario Pino y el de su superior, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó; así como en un edificio anexo al que se accede por una calle perpendicular.

Algunas fuentes policiales también adjudican a integrantes de este grupo la elaboración de diversos informes de ‘inteligencia’ que, bautizados como “notas informativas”, han llegado a las redacciones de los periódicos en los últimos años en fechas claves del movimiento soberanista con datos sin confirmar sobre diferentes políticos catalanes.

De hecho, las mismas aseguran que miembros de este grupo están detrás del polémico informe sobre supuestas cuentas en el extranjero de la familia Pujol y de Artur Mas que sacudió la campaña electoral de las elecciones catalanas de finales de 2012 y cuya autoría nunca fue reconocida ni por el grupo al que se le adjudicaba, la UDEF, ni por el Ministerio del Interior. También pertenecía a esta unidad el encargado de convencer a Vicky Fernández, la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola, para que colaborase con la Justicia.

La ANC también es la protagonista principal de algunos de estos informes apócrifos. En concreto, de unos fechados en 2013 y que han sido revelados este jueves por la Cadena Ser. Dichos documentos reflejan el interés de sus autores -Fernández Díaz negaba este jueves que sean de su Ministerio- por lo que califican de “un verdadero entramado perfectamente diseñado para llegar a todos los rincones de Cataluña con sólo un objetivo: crear un enorme tejido social que abogue por la independencia”.

En dichos escritos, se califica a la Asamblea de auténtico “brazo ejecutor” de los soberanistas y se destaca la existencia de supuestos vínculos o simpatías de algunos de sus “dirigentes en la sombra” con organizaciones terroristas como Terra Lliure y ETA. Al menos uno de estos informes se centraba en la que entonces era su líder y hoy es la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de la que escrudiñó sus propiedades y cuentas corrientes, y las de sus familiares más cercanos.

(Fuente: Vozpópuli / Autor: Óscar López Fonseca)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *