Controversia en Jordania por un acuerdo gasífero de la Compañía Nacional de Energía con la de Israel y obviando al Parlamento

Una controversia que amenaza con ir a más se registra en Jordania respecto a un acuerdo entre la Compañía Nacional de Energía Eléctrica (NEPCO), del reino hachemita, y Energía Noble, compañía de Israel.

El Tribunal Constitucional de Jordania dictaminó que importar gas natural del Estado vecino no requiere aprobación del Parlamento, aunque gran parte de los disputados sugiere la clausura de esa anuencia. En un fallo publicado en el Boletín Oficial, la instancia jurídica refirió que no hay obligación de remitir ese convenio a debate en el hemiciclo, pues lo firmaron dos compañías y no dos Estados.

Esa decisión responde a una solicitud ministerial adoptada en marzo último contra el artículo 33 de la Constitución. Dicho artículo dice, ‘los tratados y acuerdos que impliquen compromisos financieros con el Tesoro o afecten los derechos públicos o privados jordanos no serán válidos a menos que sean aprobados por la Asamblea Nacional’.

Según el tribunal, una empresa propiedad exclusiva del Gobierno no debe considerarse una institución pública oficial y, por lo tanto, sus decisiones están fuera de la jurisdicción estatal. Los diputados declararon su rechazo total del acuerdo de gas entre NEPCO y las autoridades de ocupación israelíes.

El presidente de la Cámara de Representantes, Atef Tarawneh, aseguró que la sociedad en pleno y los parlamentarios no aceptan acuerdo alguno con la ‘entidad sionista’, y solicitó su disolución a cualquier costo.

Al respecto y en aquel momento, el viceprimer ministro y ministro de Estado, Rajai Muasher, anunció que el Gobierno remitiría el acuerdo como una ley al Parlamento si el Tribunal Constitucional lo exigía. Y agregó, pero si el tribunal dictamina que el acuerdo es entre compañías y los diputados carecen de derecho a intervenir, el Gobierno lo volverá a revisar y tomará una decisión, apostilló.

Los parlamentarios demandaron del Consejo de Ministros alternativas para conseguir recursos energéticos de países árabes al estimar que cualquier pacto con Israel amenaza la seguridad de Jordania y sustenta la economía de los usurpadores de Palestina.

En septiembre de 2016, NEPCO firmó un acuerdo de 15 años con Energía Noble, con sede en Estados Unidos, poseedora de los mayores activos en el campo de gas israelí Leviathan, para comprar 10 mil millones en gas natural.

(Fuente: Prensa Latina)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *