Sevilla: A clase con atuendos y abanicos amarillos para exigir climatización de las aulas por iniciativa de las AMPAs Escuelas de Calor

Las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) agrupadas en la plataforma “Escuelas de calor. Aulas sí, saunas no”, que reclama la instalación de climatización en los centros educativos, han «teñido» de amarillo el comienzo del curso escolar 2019/2020 en múltiples centros a través de alumnos y familiares ataviados con camisetas y abanicos de dicho color, en demanda de que el trámite parlamentario no «desvirtúe» la llamada Ley de Bioclimatización de los centros educativos públicos andaluces.

Según el colectivo, «cientos de familias» han llevado a sus hijos a los colegios Arrayanes, Carlos V, Cruz del Campo, Huerta de Santa Marina, Isbilya, Manuel Siurot, Prácticas, San Ignacio de Loyola, Valdés Leal o Ana Josefa Mateos de El Cuervo, entre otros, con camisetas amarillas y abanicos del mismo color para «seguir llamando la atención sobre la problemática de las temperaturas en las aulas».

«La entrada al colegio se ha teñido de amarillo para decir alto y claro que no estamos dispuestas a dejar que nuestros hijos e hijas y sus docentes sigan en condiciones insanas e incompatibles con el rendimiento académico», enfatiza el colectivo, rememorando además su revindicación respecto al proyecto de la denominada Ley andaluza de Bioclimatización.

En ese sentido, después de que el Parlamento andaluz admitiese a trámite la pasada primavera este texto legislativo promovido por el Grupo de Adelante Andalucía, fruto del documento inicial impulsado en la pasada legislatura por las asociaciones, cuya tramitación quedó interrumpida por el adelanto de las elecciones autonómicas, el colectivo avisa de que el actual Gobierno andaluz de PP y Cs, junto con Vox, promueve enmiendas para «desvirtuar» el texto original y alejarlo de su «espíritu» inicial.

Según indicaba a Europa Press Teresa, una de las portavoces de la plataforma Escuelas de Calor, fruto de estas enmiendas, la futura ley no estipularía una financiación propia para las actuaciones, sino que «todo se fiaría a fondos europeos o transferencias finalistas del Estado», toda vez que las obligaciones serían sustituidas por «recomendaciones», «desaparecen mecanismos de participación de la comunidad educativa» y se da «cobertura a los edificios de la educación privada concertada, vía subvenciones», cuando se trataba de centrar las medidas en la educación «cien por ciento» pública.

A juicio del colectivo, PP, Cs y Vox pretenden «manosear» con sus enmiendas el proyecto de ley inicial, «pensando no en el interés general, ni en la comunidad educativa, ni en la educación pública, ni en el planeta», sino en «la educación concertada y las empresas de energía».

(Fuente: El Correo de Andalucía)

Noticia relacionada:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *